No hay que confundir apertura con debilidad

- 05 de junio de 2017 - 00:00

Sr. Director

El solo pensar en la posibilidad de que el Sr. banquero Lasso llegara a la Presidencia me provocó un largo período de insomnio. Fui muy feliz -después de todo el show que armaron- cuando se reconoció, legal y legítimamente, el triunfo del presidente Lenín Moreno.

Por experiencia, sé que, con mucha facilidad, se confunde apertura con debilidad y como consecuencia, se crea un ambiente de aprovechamiento para sectores específicos. La carta que remito tiene la intencionalidad de alertar sobre ello.

Por su atención, quedo agradecido.

Kléver Medina Alvarado