El Telégrafo - Noticias del Ecuador y del mundo - Redacción El Telégrafo

Redacción El Telégrafo

6 muertos en los primeros 2 días de 2016
El 21 de diciembre es un día dedicado a la producción y la continuidad de las destrezas agrícolas en las comunidades indígenas de Tungurahua. En la parroquia Salasaca (Pelileo) se tomó la decisión de mostrar estos rituales a los turistas y a las nuevas generaciones como se lo hacía antes de la conquista.
Cada 25 de diciembre se cumple peregrinación hacia el santuario donde está la imagen en el cantón cotopaxense. Los yuras encabezan los grupos de feligreses que arriban con bandas de pueblo, donaciones y ofrendas. Los creyentes le atribuyen acciones milagrosas que están reflejadas en 10.000 placas.
Es considerada una de las procesiones más importantes de navidad en el ecuador. El pase fue declarado patrimonio cultural inmaterial. su organización comienza a mediados de año, con visitas de los organizadores a las parroquias y cantones de la provincia del Azuay.
Aunque en la década del 80 este tipo de tradiciones se extendió por toda la urbe, en la actualidad pocos son los sectores que conservan la costumbre de armarlos. El barrio Cuba, Garay, La Chala y el Suburbio Oeste son las únicas zonas porteñas en donde los moradores trabajan en los pesebres comunitarios.
Los versos navideños, cantados en forma de amorfinos en Manabí, reemplazan a los villancicos. Esta práctica, con el paso de los años, se realiza en menos sectores de la provincia. Los pescadores que están en tierra agradecen a Dios porque pueden disfrutar la Navidad en sus hogares con sus familias.
Los días previos al 24 y 25 de diciembre abundan los agasajos para niños, enfermos y adultos mayores. ¿ocurre igual cuando una fundación pide ayuda en marzo? DOS ONG reconocen que entre enero a noviembre la participación disminuye y apelan a un cambio de perspectiva de los ecuatorianos.
El 21 de diciembre es un día dedicado a la producción y la continuidad de las destrezas agrícolas en las comunidades indígenas de Tungurahua. En la parroquia Salasaca (Pelileo) se tomó la decisión de mostrar estos rituales a los turistas y a las nuevas generaciones como se lo hacía antes de la conquista.
Cada 25 de diciembre se cumple peregrinación hacia el santuario donde está la imagen en el cantón cotopaxense. Los yuras encabezan los grupos de feligreses que arriban con bandas de pueblo, donaciones y ofrendas. Los creyentes le atribuyen acciones milagrosas que están reflejadas en 10.000 placas.
Es considerada una de las procesiones más importantes de navidad en el ecuador. El pase fue declarado patrimonio cultural inmaterial. su organización comienza a mediados de año, con visitas de los organizadores a las parroquias y cantones de la provincia del Azuay.
Aunque en la década del 80 este tipo de tradiciones se extendió por toda la urbe, en la actualidad pocos son los sectores que conservan la costumbre de armarlos. El barrio Cuba, Garay, La Chala y el Suburbio Oeste son las únicas zonas porteñas en donde los moradores trabajan en los pesebres comunitarios.
Los versos navideños, cantados en forma de amorfinos en Manabí, reemplazan a los villancicos. Esta práctica, con el paso de los años, se realiza en menos sectores de la provincia. Los pescadores que están en tierra agradecen a Dios porque pueden disfrutar la Navidad en sus hogares con sus familias.
Los trabajos de construcción de pantalla de tablestacado en la ribera del río Catarama están avanzados en el 60%
El 21 de diciembre es un día dedicado a la producción y la continuidad de las destrezas agrícolas en las comunidades indígenas de Tungurahua. En la parroquia Salasaca (Pelileo) se tomó la decisión de mostrar estos rituales a los turistas y a las nuevas generaciones como se lo hacía antes de la conquista.
Cada 25 de diciembre se cumple peregrinación hacia el santuario donde está la imagen en el cantón cotopaxense. Los yuras encabezan los grupos de feligreses que arriban con bandas de pueblo, donaciones y ofrendas. Los creyentes le atribuyen acciones milagrosas que están reflejadas en 10.000 placas.
Es considerada una de las procesiones más importantes de navidad en el ecuador. El pase fue declarado patrimonio cultural inmaterial. su organización comienza a mediados de año, con visitas de los organizadores a las parroquias y cantones de la provincia del Azuay.
Aunque en la década del 80 este tipo de tradiciones se extendió por toda la urbe, en la actualidad pocos son los sectores que conservan la costumbre de armarlos. El barrio Cuba, Garay, La Chala y el Suburbio Oeste son las únicas zonas porteñas en donde los moradores trabajan en los pesebres comunitarios.
Los versos navideños, cantados en forma de amorfinos en Manabí, reemplazan a los villancicos. Esta práctica, con el paso de los años, se realiza en menos sectores de la provincia. Los pescadores que están en tierra agradecen a Dios porque pueden disfrutar la Navidad en sus hogares con sus familias.
ESPECIAL FIN DE AÑO
El 21 de diciembre es un día dedicado a la producción y la continuidad de las destrezas agrícolas en las comunidades indígenas de Tungurahua. En la parroquia Salasaca (Pelileo) se tomó la decisión de mostrar estos rituales a los turistas y a las nuevas generaciones como se lo hacía antes de la conquista.
Cada 25 de diciembre se cumple peregrinación hacia el santuario donde está la imagen en el cantón cotopaxense. Los yuras encabezan los grupos de feligreses que arriban con bandas de pueblo, donaciones y ofrendas. Los creyentes le atribuyen acciones milagrosas que están reflejadas en 10.000 placas.
Es considerada una de las procesiones más importantes de navidad en el ecuador. El pase fue declarado patrimonio cultural inmaterial. su organización comienza a mediados de año, con visitas de los organizadores a las parroquias y cantones de la provincia del Azuay.
Aunque en la década del 80 este tipo de tradiciones se extendió por toda la urbe, en la actualidad pocos son los sectores que conservan la costumbre de armarlos. El barrio Cuba, Garay, La Chala y el Suburbio Oeste son las únicas zonas porteñas en donde los moradores trabajan en los pesebres comunitarios.
Los versos navideños, cantados en forma de amorfinos en Manabí, reemplazan a los villancicos. Esta práctica, con el paso de los años, se realiza en menos sectores de la provincia. Los pescadores que están en tierra agradecen a Dios porque pueden disfrutar la Navidad en sus hogares con sus familias.
Un papel o un cartón pequeño sellados son los únicos documentos que entregan los administradores a los usuarios. en caso de pérdida, el conductor pagará hasta $ 10 al encargado del lugar
El 21 de diciembre es un día dedicado a la producción y la continuidad de las destrezas agrícolas en las comunidades indígenas de Tungurahua. En la parroquia Salasaca (Pelileo) se tomó la decisión de mostrar estos rituales a los turistas y a las nuevas generaciones como se lo hacía antes de la conquista.
Cada 25 de diciembre se cumple peregrinación hacia el santuario donde está la imagen en el cantón cotopaxense. Los yuras encabezan los grupos de feligreses que arriban con bandas de pueblo, donaciones y ofrendas. Los creyentes le atribuyen acciones milagrosas que están reflejadas en 10.000 placas.
Es considerada una de las procesiones más importantes de navidad en el ecuador. El pase fue declarado patrimonio cultural inmaterial. su organización comienza a mediados de año, con visitas de los organizadores a las parroquias y cantones de la provincia del Azuay.
Aunque en la década del 80 este tipo de tradiciones se extendió por toda la urbe, en la actualidad pocos son los sectores que conservan la costumbre de armarlos. El barrio Cuba, Garay, La Chala y el Suburbio Oeste son las únicas zonas porteñas en donde los moradores trabajan en los pesebres comunitarios.
Los versos navideños, cantados en forma de amorfinos en Manabí, reemplazan a los villancicos. Esta práctica, con el paso de los años, se realiza en menos sectores de la provincia. Los pescadores que están en tierra agradecen a Dios porque pueden disfrutar la Navidad en sus hogares con sus familias.
tan solo 9 equipos están al día con sus plantillas, según el gremio de futbolistas
El 21 de diciembre es un día dedicado a la producción y la continuidad de las destrezas agrícolas en las comunidades indígenas de Tungurahua. En la parroquia Salasaca (Pelileo) se tomó la decisión de mostrar estos rituales a los turistas y a las nuevas generaciones como se lo hacía antes de la conquista.
Cada 25 de diciembre se cumple peregrinación hacia el santuario donde está la imagen en el cantón cotopaxense. Los yuras encabezan los grupos de feligreses que arriban con bandas de pueblo, donaciones y ofrendas. Los creyentes le atribuyen acciones milagrosas que están reflejadas en 10.000 placas.
Es considerada una de las procesiones más importantes de navidad en el ecuador. El pase fue declarado patrimonio cultural inmaterial. su organización comienza a mediados de año, con visitas de los organizadores a las parroquias y cantones de la provincia del Azuay.
Aunque en la década del 80 este tipo de tradiciones se extendió por toda la urbe, en la actualidad pocos son los sectores que conservan la costumbre de armarlos. El barrio Cuba, Garay, La Chala y el Suburbio Oeste son las únicas zonas porteñas en donde los moradores trabajan en los pesebres comunitarios.
Los versos navideños, cantados en forma de amorfinos en Manabí, reemplazan a los villancicos. Esta práctica, con el paso de los años, se realiza en menos sectores de la provincia. Los pescadores que están en tierra agradecen a Dios porque pueden disfrutar la Navidad en sus hogares con sus familias.
el ganador de esta llave enfrentará al vencedor del partido entre Brasil y Colombia
El 21 de diciembre es un día dedicado a la producción y la continuidad de las destrezas agrícolas en las comunidades indígenas de Tungurahua. En la parroquia Salasaca (Pelileo) se tomó la decisión de mostrar estos rituales a los turistas y a las nuevas generaciones como se lo hacía antes de la conquista.
Cada 25 de diciembre se cumple peregrinación hacia el santuario donde está la imagen en el cantón cotopaxense. Los yuras encabezan los grupos de feligreses que arriban con bandas de pueblo, donaciones y ofrendas. Los creyentes le atribuyen acciones milagrosas que están reflejadas en 10.000 placas.
Es considerada una de las procesiones más importantes de navidad en el ecuador. El pase fue declarado patrimonio cultural inmaterial. su organización comienza a mediados de año, con visitas de los organizadores a las parroquias y cantones de la provincia del Azuay.
Aunque en la década del 80 este tipo de tradiciones se extendió por toda la urbe, en la actualidad pocos son los sectores que conservan la costumbre de armarlos. El barrio Cuba, Garay, La Chala y el Suburbio Oeste son las únicas zonas porteñas en donde los moradores trabajan en los pesebres comunitarios.
Los versos navideños, cantados en forma de amorfinos en Manabí, reemplazan a los villancicos. Esta práctica, con el paso de los años, se realiza en menos sectores de la provincia. Los pescadores que están en tierra agradecen a Dios porque pueden disfrutar la Navidad en sus hogares con sus familias.
Medios Públicos EP