Agencia EFE








El escultor miniaturista fabrica hace más de cinco lustros las pequeñas piezas, que representan la arquitectura tradicional y ancestral ecuatoriana.


Este sistema de inteligencia artificial detecta si hay personas ajenas a la cocina, así como roedores. La finalidad es cuidar la seguridad alimentaria.