Estrella arranca la defensa del título con un triunfo

- 09 de febrero de 2017 - 00:00
El tenista dominicano Víctor Estrella cumplirá 37 años en agosto y planea continuar en el profesionalismo.
Fotos: John Guevara / El Telégrafo

El campeón reinante del ATP 250 Ecuador Open, Víctor Estrella, empezó con pie derecho la defensa de su título. Ayer venció en tres sets (3-6, 6-2 y 6-4) al eslovaco Andrej Martin y avanzó a la segunda ronda del torneo.

El dominicano logró una victoria trabajada contra el europeo, al que ya había vencido en la edición anterior. Esta vez tuvo que remontar para poder ganar el partido y en octavos de final se verá la cara con el sembrado número uno del torneo, el croata Ivo Karlovic.

Para Estrella, el ATP 250 Ecuador Open se convirtió en su torneo favorito del circuito. Lo esperó con ansias durante toda la temporada; en la arcilla de Quito dijo sentirse favorito como en ningún otro lugar del mundo.

Las sensaciones que despierta en Estrella el torneo quiteño no las ha sentido en ningún otro. No puede ser para menos, pues en la capital levantó sus dos primeros trofeos a nivel profesional: fue campeón de la edición 2015 y repitió el año anterior en el club Jacarandá.

Tras ganar la primera vez en Quito consiguió su mejor tenis y su mejor rendimiento. No es tan común que un tenista logre sus mejores resultados después de los 30 años, pero para el dominicano fue así. En 2015 logró su mejor ubicación en el ranking de la ATP y fue 43 en el mundo, lejos del puesto 96 en el que hoy permanece.

“Quito es simplemente muy especial para mí”. Así resume su afición por el campeonato que se disputa en Ecuador por tercera ocasión y que al menos se jugará durante dos años más.

Los triunfos para él llegaron tarde, tal vez de la misma forma como Estrella empezó en el tenis. Recién a los 26 años se lanzó al profesionalismo, luego de una larga etapa como amateur en su país. El aspecto económico y la falta de respaldo condicionaron para que pudiera ascender más rápidamente.

Estrella fue autodidacta en el deporte cuando empezó a jugarlo. Él era pasabolas en un club de su ciudad natal, Santiago de los Caballeros, y cuando tenía tiempo tomaba la raqueta y empezaba a golpear las pelotas de tenis.

El bicampeón en el ATP de Quito escribe con su mano izquierda y hace todo lo habitual con ella; sin embargo, como veía que todos tomaban la raqueta con la derecha también lo hizo y se acostumbró a jugar así. Nadie le mostró cómo se debía jugar, así que se habituó a repetir lo que veía.

No tardó en destacar a pesar de los recursos limitados que tenía, tanto económica como técnicamente, pero después de ganar un torneo juvenil en el mismo club donde trabajaba empezó a recibir respaldo para mejorar su juego.

Se convirtió en el mejor juvenil de su país; participó en Juegos Panamericanos y también en Copa Davis, en una serie contra el equipo uruguayo. Se dedicó a ahorrar el dinero que ganaba como profesor en el club de tenis y mantenía la ilusión de ser profesional, de tener recursos para estar presente en el circuito de la ATP.

A los 26 años recién tuvo esa oportunidad y recibió los comentarios de que era demasiado tarde para intentarlo. No escuchó esas críticas y se metió de lleno para ascender en el escalafón de la ATP, lo que consiguió en los últimos 10 años.

Su intención es trabajar con las autoridades de su ciudad para fomentar el tenis con la creación de canchas públicas. Cuando era niño existían nueve pistas con esa característica y en la actualidad no hay ninguna; se debe pertenecer a uno de los tres clubes privados para poder practicar el deporte.

El dominicano pretende que los niños de su ciudad no pasen por lo mismo que él y el tenis pueda surgir como una opción deportiva. Muchos, al no encontrar las facilidades para jugar tenis, se inclinaron por otras actividades, como el baloncesto o el béisbol. (I)

Los hermanos Lapentti cayeron en dobles

Los hermanos Giovanni y Nicolás Lapentti quedaron eliminados del cuadro de dobles, tras caer en la primera ronda del ATP 250 Ecuador Open que se juega en el club Jacarandá de Cumbayá.

Los tenistas ecuatorianos cayeron contra la pareja conformada por el chileno Hans Podlipnik-Castillo y el estadounidense Max Schnur por parciales de 7-5, 6-7 y 8-10 en un ‘súper tie-break’.

El torneo representa la despedida oficial de Giovanni del profesionalismo y quiso hacerlo junto a su hermano. “A pesar de la derrota, creo que jugamos a gran nivel. Nos costó un poco más en dobles; nuestros rivales lo vienen haciendo todos los días. Jugar con mi hermano fue una experiencia inolvidable”, dijo el menor de los Lapentti.

Mientras que Nicolás se mostró satisfecho por su presentación y por el tenis que exhibió al salir momentáneamente de su retiro. “Con mi hermano tuvimos varios partidos importantes en nuestra carrera. Recuerdo mucho la victoria en Australia”.

Estaba previsto que Giovanni Lapentti jugara ayer, pasadas las 17:30 contra el español Roberto Carballes Baena, por la segunda ronda del torneo en la pista central del club Jacarandá. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: