Ecuador pierde a su mayor gloria del tenis, 'Pancho' Segura Cano

- 19 de noviembre de 2017 - 10:03
Segura Cano ingresó al Salón de la Fama del Tenis en 1984.
Archivo / EL TELÉGRAFO

El extenista ecuatoriano -radicado en California, Estados Unidos- Francisco Segura Cano falleció la noche del sábado 18 de noviembre a los 96 años, según informaron sus familiares a la prensa nacional.

'Pancho' Segura fue la mayor gloria ecuatoriana en el tenis al ser el único deportista del país que está en el Salón de la Fama de este deporte.

Fue campeón bolivariano y sudamericano, ganador de una veintena de títulos en Estados Unidos, el mejor tenista amateur en Estados Unidos entre 1942 y 1947, dos veces campeón mundial profesional en dobles y logró tres coronas mundiales como profesional en singles venciendo en varias ocasiones a estrellas como Arthur Ashe, Bill Talbert y Don McNeill, como recordó el articulista Ricardo Vasconcellos, en una publicación en diario El Universo en 2016.

Segura Cano ingresó al Salón de la Fama del Tenis en 1984.

"La Leyenda"

El tenis ecuatoriano está claramente marcado por un antes y un después de 'Pancho'. Es el pionero del tenis nacional, la inspiración, el ejemplo que siguieron todas las generaciones posteriores: los Miguel Olvera, Francisco Guzmán, Eduardo Zuleta, Ricardo Ycaza, Andrés Gómez, Nicolás Lapentti y muchos más.

Francisco Olegario Segura Cano nació en Guayaquil el 20 de junio de 1921. El mayor de los siete hijos -3 varones y 4 mujeres- de Domingo Segura y Francisca Cano, un hogar muy humilde.

'Pancho' tuvo una vida difícil desde su nacimiento prematuro; debido a la mala alimentación se vio afectado por raquitismo, una enfermedad que debilita los huesos y que le causó una pronunciada curvatura en sus piernas.

El pequeño 'Pancho' era un niño débil y enfermizo. Su madre lo alentaba a practicar algún deporte, pero 'Pancho' no estaba interesado en ninguno. Su padre, que trabajaba arreglando las canchas, retirando las redes y repartiendo las toallas a los socios del Guayaquil Tenis Club, lo llevaba desde muy pequeño al club.

El chico comenzó a pasar bolas para los socios y ellos le daban propinas a cambio. Entonces se enamoró instantáneamente de este deporte que se convirtió en su pasión. 'Pancho' no dejaba pasar la oportunidad de jugar cuando los socios desocupaban las canchas. Su primera raqueta se la regaló un socio. Era vieja, de madera, demasiado grande y pesada para él; aquello lo obligó a utilizar las dos manos en sus golpes para compensar su falta de fuerza, fue algo que los socios no habían visto nunca y no era considerada una técnica de juego correcta para aquella época.

En 1935, cuando 'Pancho' todavía no cumplía los 14 años, Francisco Rodríguez Garzón, periodista de diario El Telégrafo, lo ve jugar e impresionado decide hacerle un reportaje, en el cual escribió que había visto jugar a un chico que brindaría muchas alegrías al deporte blanco ecuatoriano.

'Pancho' vivía para jugar tenis. Dedicaba el mayor tiempo posible a entrenar. Ya se había ganado la admiración de los socios del club, quienes lo buscaban para jugar contra él, especialmente Carlos 'Gordo' Ycaza, Martín y Juan Aguirre. Si no conseguía con quien hacerlo, pasaba largas horas pegándole a la pelota contra la pared, algo que él considera le fue de mucha ayuda.

En 1938 viaja como seleccionado ecuatoriano a los Juegos Bolivarianos en Bogotá. Hubo reclamos de países como Perú y Venezuela que consideraban a Segura como un profesional por las monedas que le daban por su trabajo como pasabolas o por pelotear con socios. Sin embargo, Galo Plaza Lasso -en esos tiempos dirigente olímpico- defendió la participación de 'Pancho' amenazando inclusive con retirar al equipo nacional... y Segura pudo competir. Y no solo que participó, sino que para sorpresa de todos fue derrotando a sus apergaminados rivales hasta llegar a la final contra el campeón colombiano Jorge Combariza, a quien lo venció contra todo pronóstico y así se obtuvo la medalla de oro.

En 1939 gana los torneos de la Copa Sudamericana en Brasil, Chile, Argentina y Uruguay. En Argentina vence al número uno de Sudamérica, Lucilo del Castillo, en semifinales, y al uruguayo Esteban Harreguy en la final. Ya nadie tiene dudas, es el mejor. El americano Elwood Cooke, finalista en singles en Wimbledon ese año, lo ve jugar y lo lleva a Estados Unidos.

'Pancho' viaja en barco a Nueva York junto a Juan Aguirre y ayudado económicamente por el Guayaquil Tenis Club, que le enviaba una mensualidad. Otros socios como Juan F. Rojas y Juan Chérrez Gómez también lo ayudaron porque creían en él.

Ya en Nueva York entrenaba en el exclusivo Meadows Club, donde jugó por primera vez en canchas de césped y dormía en los vestuarios del club. Pero estaba feliz, se encontraba en Estados Unidos, cuna de los mejores jugadores y con una posibilidad enorme de seguir progresando y cumplir su sueño de convertirse en un gran campeón.

Su talento llama la atención a los reclutadores y le ofrecen una beca para estudiar y jugar tenis representando a la Universidad de Miami. 'Pancho' la acepta y se convierte en el mejor jugador universitario de USA, ganando  el campeonato nacional por tres años consecutivos entre 1943 y 1945.

Salta al profesionalismo en 1947. Recordemos que en esos tiempos los profesionales no podían competir en los torneos de Grand Slam (Wimbledon, Roland Garros, de Estados Unidos y Australia) ni en la Copa Davis. Pese a que 'Pancho' soñaba con ganar uno de los grandes, la necesidad económica lo impulsa a tomar esa decisión.

Se convierte en el primer jugador en ganar el torneo profesional de los Estados Unidos en tres superficies diferentes (1950-1952), imponiéndose dos veces al gran campeón Francisco González, el mejor sacador de la época. Luego jugaría otras cuatro finales, perdiendo tres con González y una con Butch Buchholz en 1962, cuando tenía 41 años.

Con su carisma, su sonrisa contagiosa, su velocidad en las piernas, su tenis poco ortodoxo, pero muy efectivo, y su inteligencia táctica, 'Pancho' se convirtió en el favorito del público. Al comienzo le pagaban un sueldo de 300 dólares semanales por jugar el partido preliminar. Ya en 1950 disputó el partido estelar contra el legendario Jack Kramer y sus ingresos subieron notablemente, llegando a ganar alrededor de $ 50.000 al año durante seis o siete años, salario que muy pocos futbolistas, beisbolistas o basquetbolistas percibían.

En 1950, 1951 y 1953 fue considerado el jugador número 1 del mundo a nivel profesional. Kramer llegó a decir que el mejor golpe que existía en el tenis era el forehand a dos manos de Pancho Segura, pues sabía pegarle a la pelota cuando subía, en plano, con mucha potencia y profundidad o buscaba ángulos imposibles; así como también delicados “drop shots” o “globos milimétricos”.

Como amateur 'Pancho' llegó a cuatro semifinales del Abierto de los Estados Unidos  (1942-45), fue finalista en dobles en Roland Garros en 1946, también disputó la final de dobles en 1944 y dobles mixtos en 1943 y 1947 en el US Open.

Llegó a jugar el US Open en 1970 a los 49 años y su último partido oficial en dobles en el mismo torneo en 1975, a los 54 años de edad, aunque ya desde 1962 daba clases en el Beverly Hills Tennis Club. Entre sus alumnos estaban grandes estrellas de cine como Doris Day, Julie Andews, Charlton Heston, Barbara Streissand, Gene Hackman, Ava Gardner y muchos más.

En 1971 se traslada a La Costa Resort, donde ejerció las funciones de director de tenis durante muchos años. Como entrenador fue parte muy importante en el desarrollo de la carrera de uno de los más grandes tenistas de la historia, el estadounidense Jimmy Connors, a quien su madre Gloria llevó con apenas 16 años de edad para que reciba lecciones de técnica y sobre todo de estrategia, de quien se considera hasta el día de hoy una de las mentes más brillantes en cuanto a análisis y tácticas de juego.

En 1984, con sobra de merecimientos, Francisco Segura ingresa al Salón de la Fama del Tenis Internacional en Newport (Rhode Island). (I)

Texto: Columna de EL TELÉGRAFO publicada el 25 de Agosto de 2012 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: