Plástico amenaza la vida de especies en Galápagos

- 09 de febrero de 2018 - 00:00

El 95% de los residuos recogidos en el ‘Plan de Limpieza Costera’ es material sintético. La basura llega por medio de las corrientes desde América y Asia.

Los plásticos (sobre todo botellas) constituyen el 95% de los residuos sólidos que se recolectaron en el primer viaje marítimo -de los cuatro planificados- del ‘Plan de limpieza costera’ de las Islas Galápagos.

Los expertos ambientales consideran que ese material hallado en el sector este de la isla Fernandina genera alta afectación y hasta la muerte de especies como las tortugas marinas y aves. El plástico se adhiere internamente al sistema digestivo de los animales, que no logran expulsarlo.

Paola Elizalde, coordinadora de la carrera de Biología de la Escuela Superior Politécnica del Litoral  (Espol), explica que los microplásticos son el problema mayor, llegan rápidamente a la cadena alimenticia y afectan la biodiversidad marina y a la salud humana de quienes consuman alimentos del mar.

“Las fundas son fáciles de digerir y las tapas de envases, que son duras, producen la muerte (de la especie)”.

La académica asegura que la presencia de microplásticos químicos tiene también un impacto en la salud humana. “Hay estudios que vinculan este tipo de material con el desarrollo de cáncer”.

El material
Jorge Carrión, director de Gestión Ambiental del Parque Nacional Galápagos (PNG), aclara que gran parte de las 2,5 toneladas recolectadas en el primer viaje llegan a través de las corrientes marinas y no son producto únicamente de las actividades propias del Archipiélago.

“La mayoría de desechos llegan acarreados por las corrientes provenientes de la costas de Sudamérica, de Perú, de Ecuador, Centroamérica y hasta del lejano continente asiático”.

El plan de recolección -añade- se mantendrá de forma anual, con el fin de minimizar los impactos que estos residuos generan en la biodiversidad de las islas.

Desde 1996, el PNG desarrolla limpiezas, pero no de forma integral -como plantea este proyecto- para disminuir el daño de los residuos a la biodiversidad y a la salud humana.

Los investigadores analizarán detalladamente las posibles larvas que puedan estar impregnadas en las botellas y envases recolectados y determinarán qué clase de especies invasoras llegan por ese medio.

Verónica Condo, integrante de Estudios Ambientales del Instituto Oceanográfico de la Armada (Inocar), agrega que a partir del hábitat marino se genera toda la vida.

“La afectación llega al plancton, a los invertebrados y a grandes mamíferos, porque se produce liberación de sustancias tóxicas que reduce la eficiencia de los procesos fisiológicos”.

Para Renato Salguero, gestor ambiental, lo de Galápagos no es algo ajeno a lo que ocurre en el mundo, por lo que sugiere establecer políticas que motiven a la población a un mejor manejo de los desechos que esta genera.

“La problemática solo se la puede contrarrestar con educación y conciencia en la población para que implemente la política de las 3 R: reducir, reciclar y reutilizar”.

Recuerda que en 2012, cuando se implementó el impuesto a las botellas plásticas en el país, se recuperaron 2.000 millones de envases de los 14.000 millones que cada año se producen.

Según Reclycleecuador, cada ciudadano genera 410 kg de desechos sólidos anualmente y solo el 38% de hogares recicla. (I)

Ambientales

Ingresos para pescadores

Para la limpieza se contrata a los botes pesqueros artesanales y la mano de obra de ellos. Los jornaleros obtienen un ingreso económico alternativo en estos meses de poca actividad y así logran que el sector se empodere de este tema. (I).

50 mil dólares es el costo de este Plan de limpieza ambiental, el cual se desarrollará anualmente.

Fundas ecológicas

→En Galápagos está prohibido el uso de fundas plásticas de aladeras. La gente utiliza bolsas de tela u otro material amigable con el ecosistema para realizar compras o llevar los productos. (I).

En Ecuador continental se reciclan las botellas
Los envases plásticos que se recuperan en la limpieza del proyecto son empacados por el Gobierno Municipal y enviados al continente como reciclables.

Los quemados o con gran cantidad de sal se llevan a los rellenos sanitarios que existen en Santa Cruz, Isabela y San Cristóbal, donde hay una celda emergente para residuos sólidos.

También se realiza una limpieza submarina porque hay una gran cantidad de desperdicios plásticos densos y de metal. En su desintegración pueden desprender óxidos al mar, alterar el Ph del océano, el fitoplacton e ingresar a las cadenas alimenticias. 

Al momento, el PNG trabaja en la socialización de una resolución para que las embarcaciones de carga lleven de forma gratuita los residuos aprovechables de las islas hasta el Ecuador continental.

Además se reactivó el Comité interinstitucional para el consumo responsable de plásticos, lo que establece un control de entrada de bebidas y artículos en envases desechables para disminuir la cantidad de residuos. (I). 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: