Los cánceres de testículos, páncreas y lengua hacen metástasis con rapidez

- 07 de febrero de 2018 - 00:00

Su diagnóstico tardío reduce la tasa de supervivencia. Los médicos aconsejan efectuarse autoexámenes, estar alerta a cambios fisiológicos, averiguar los antecedentes familiares y llevar una vida saludable, sin alcohol ni tabaco.

El 8 de septiembre de 1991 durante un juego entre el Valladolid y el Real Madrid el jugador español Michel González apretó los testículos del

volante colombiano Carlos ‘El Pibe’ Valderrama. El europeo lo tocó para desconcentrarlo del juego.

La escena revivió 26 años después con la campaña  ‘Tócatelas con fútbol’ impulsada por la revista Líbero. La imagen, que se difundió mundialmente, ahora es usada para prevenir el cáncer.  

En un videoclip ahora Valderrama invita a los hombres a tocarse y hacer un autoexamen: “Palpándome el testículo izquierdo, desde la zona inferior hacia arriba con la yema de los dedos; luego el derecho con el mismo movimiento y finalmente ver si los testículos tienen la misma forma y encontrar si hay algún bulto”, aconseja.

Justamente, el urólogo Óscar Álava explica que la enfermedad no es frecuente comparada con otros tumores, pero si no se detecta de forma temprana aumenta su riesgo de metástasis (diseminarse en otros órganos).

Una de las manifestaciones que lo causa es la formación nodular que no cede a medicación alguna y que aumenta de tamaño sin parar. “Por eso es importante que los varones al bañarse se toquen sus testículos. Si sienten algo duro deben acudir al médico”.  La detección del tumor se hace mediante una ecografía.

En el Hospital Abel Gilbert Pontón, de Guayaquil, son atendidos 35 pacientes, mientras que 50 están en control.

Gabriela Loor, líder del área de oncología, señala que su tratamiento es quirúrgico.

Los principales factores que provocan su desarrollo son traumatismo en la zona genital, testículo no descendidos en la niñez, usar  prendas ajustadas y fumar.

Asimismo, el cáncer de lengua tiene baja incidencia. Representa el 5% de todos los tumores, según Loor, empero “es complicado de tratar por su localización y las cirugías son complejas”. En el nosocomio hay seis casos.

El Hospital Los Ceibos (en Guayaquil) trató en 2017 a una mujer de 40 años. Ella se sometió a una operación para la extracción de la masa tumoral.

El otorrinolaringólogo Pedro Toledo indica que luego se envían quimioterapias.  “Cuando se lo detecta a tiempo, puede vivir por años, de lo contrario generará metástasis. Se disemina rápido porque la lengua es un músculo muy vascularizado”.

Entre los factores que lo causan están la genética, exposición a sustancias tóxicas (pintura, pesticidas, mecánica), cigarrillo y alcohol,  el uso de pipa y masticar tabaco. Además hay  una estrecha vinculación con el virus del papiloma humano (VPH).

Otro de los tumores menos frecuentes, pero con más letalidad, es el de páncreas.

El hepatólogo Javier Mora del Hospital Luis Vernaza dice que es difícil detectarlo, pues al ser una glándula que está muy adentro, las ecografías no permiten observarlo. “Después de su diagnóstico el promedio de vida es de solo seis meses”.

Uno de los factores para su predisposición es la pancreatitis crónica provocada por la ingesta de alcohol, tabaquismo y otras infecciones. “Cuando se desarrolla  el paciente se pone amarillo y pierde peso. Por ser agresivo hace metástasis con rapidez”.

El Hospital Guayaquil atiende a 30 casos con esta patología (la desarrollan el 10% de personas con diabetes). “No da síntomas al inicio, sino cuando está avanzado. Además se presenta más en hombres”, aclara Loor.

Las mujeres, en cambio,  concentran el mayor número de casos por el cáncer de tiroides. Representa el 1% de todos los tumores existentes y su curación es alta.

El endocrinólogo Carlos Solís del Hospital Los Ceibos asegura que la enfermedad se presenta en féminas con más de 40 años. “Ahora existe mejor tecnología para detectarlo que hace 20 años”. En la actualidad, su diagnóstico se realiza a través de características clínicas e imagenológicas (ecografía de tiroides).

Solís afirma que hay señales para su sospecha, entre ellas la edad de la paciente, el tamaño del nódulo tiroideo (mide más de un centímetro, es duro y crece rápido), su causa está en los antecedentes familiares y estar expuesta a radiaciones. (I)

Tres tipos de afecciones concentran más muertes
América reporta 1,3 millones de muertes por cáncer cada año. La mayoría son por tumores que son prevenibles: el de pulmón, el cervicouterino y el de mama.

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), esta enfermedad es la segunda causa de muerte en el continente. Asimismo hay 2,8 millones de casos nuevos anuales. El 40 % se puede evitar al reducir factores de riesgo como el tabaquismo.

“Hay que resaltar que estos son cánceres prevenibles y si son diagnosticados de forma temprana, el 30 % se puede curar”, dijo Gina Watson, representante de la OPS/OMS en Colombia.

La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) estima que del total de muertes anuales, 600.000 se registran en Centro y Suramérica, donde los tipos más comunes de tumor son los de próstata, pulmón, colorrectal y estómago en hombres; y el de mama, cérvix, colorrectal y pulmón en mujeres.

Watson subrayó que este último -con 260.000 fallecimientos por año- es la primera causa de muerte relacionada con cáncer en América, afectando  a la población femenina de Norteamérica; “mientras que el cervicouterino es uno de los de mayor mortalidad en mujeres de Centroamérica”.  Ella resaltó que en el caso del cervical -responsable de 35.000 decesos al año- hay una vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH), “que puede salvar vidas”. Los expertos concordaron que, pese al desarrollo de exitosos tratamientos, el acceso a ellos es una de las dificultades. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: