Sábado, 12 Agosto 2017 00:00 Salud

Sudáfrica debate el uso terapéutico del cannabis

Sudáfrica debate el uso terapéutico del cannabis
AFP

Hace varios meses, Susanne (nombre ficticio) le da un nuevo tratamiento a su hijo, de siete años, afectado por el síndrome de Costello, una enfermedad rara que provoca malformaciones físicas y retraso intelectual.  “Después de operarse los pies, los analgésicos no le hacían ningún efecto. No dejaba de gritar. En el momento que dejé caer una gota de aceite de cannabis en su lengua, se calmó”.

Para la madre de familia, que reside en Johannesburgo, el uso  “terapéutico” cambió su vida.

El debate sobre la legislación del cannabis se hace en Sudáfrica, donde un tribunal de la provincia de Cabo Occidental (sur) consideró, a finales de marzo, que su criminalización era inconstitucional.

El Parlamento sudafricano tiene dos años para decidir si adapta o no la legislación.

Para Gerd Baer, de 49 años, la gente que sufre y muere en este momento no puede esperar dos años a que el Parlamento se decida, eventualmente, a legalizar el cannabis. “Lo necesitan ahora”.

Él cultiva cannabis y lo transforma en aceite para una veintena de personas en un lugar que mantiene en secreto por temor a la policía. La posesión, el cultivo y el consumo de marihuana están prohibidos en Sudáfrica.

Desde su silla de ruedas Gerd Baer, quien sufre esclerosis múltiple, usa el aceite para aliviar sus dolores. Precisamente, él aconsejó a Susanne que hiciera lo mismo con su hijo.  Inicialmente, cuando Susanne escuchó hablar del cannabis “terapéutico” por primera vez, manifestó un profundo escepticismo. “Pensaba que la gente fumaba únicamente para colocarse”.

Pero sus prejuicios quedaron en nada cuando conoció a Gerd Baer, un ferviente defensor de los beneficios de la “dagga”, apodo que le dan a esta planta en Sudáfrica. (I)

ONU instó a los Estados a revisar las prácticas

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) instó en 2016 en una cumbre sobre drogas en Nueva York a los Estados a “reexaminar sus políticas y sus prácticas” en materia de cannabis.

Varios países modificaron sus leyes antidrogas. Uruguay  fue el primero en hacerlo al permitir su producción, distribución y consumo.

Por su parte, el consejo de investigaciones médicas sudafricano inició varios ensayos clínicos, según medios locales. (I)

ENLACE CORTO

Google Adsense

 

Twitter ET