Lunes, 20 Marzo 2017 00:00 Sociedad

Hay que consultar con un endocrinólogo cuando se presenta alguno de los síntomas

Los trastornos de tiroides afectan el peso corporal y el estado de ánimo

Los trastornos de tiroides afectan el peso corporal y el estado de ánimo
Foto: Tomada de donde-esta.org

Las mujeres tienen mayor predisposición a sufrir alteraciones en el funcionamiento de la glándula debido al hipotiroidismo o el hipertiroidismo.

Redacción Sociedad

Cuando tenía 36 años, Iliana se cuidaba de no comer en exceso y, aunque le encantaban las pastas y los postres, se limitaba en el consumo por su sobrepeso; además, no le favorecía su estatura de 1,54 m.

Transcurría el tiempo y esta ama de casa, madre de una niña, no lograba su propósito, pero empezaba a sentir frecuentemente sueño, cansancio y dificultad para realizar cálculos mentales.

Un día, tras exámenes de rutina, el médico le diagnosticó hipotiroidismo, un trastorno que se caracteriza por la escasa producción de la hormona que produce la glándula tiroides y que está ubicada alrededor del cuello.

“En condiciones normales, la tiroides es la responsable del ‘velocímetro’ del metabolismo de nuestro cuerpo, y de que sinteticemos proteínas y carbohidratos para que tengamos energía y funcionemos”, explica Carlos Solís, jefe del Servicio de Endocrinología del Hospital Universitario de Guayaquil.

Además del hipotiroidismo, que es el trastorno más común y lo padece 1 de cada 10 mujeres sobre los 40 años, existe el hipertiroidismo que es lo contrario y menos común.

El especialista indica que desde la cuarta década de su vida las mujeres empiezan a tener una predisposición mucho mayor que los varones a sufrir trastornos en el funcionamiento de esta glándula.

“Existe una condición que se llama autoinmunidad. Por algún motivo, ciertas células del cuerpo responden en contra y generan la destrucción de la tiroides y producen hipotiroidismo; o al contrario, activan células de la tiroides, aumentando la producción. Por eso estos trastornos son más comunes en mujeres que hombres”.

Precisamente, el hipertiroidismo se caracteriza por la sobreproducción de la hormona tiroidea, que genera síntomas asociados. “Las personas están en estado de aceleración metabólica”.

Es lo que le sucede a Eugenia, una ejecutiva de 52 años y madre de 2 jóvenes. Siempre activa y con una gran agilidad contable en su cargo como gerente de una institución financiera, llegaba a niveles de ansiedad, desesperación y algunas veces principios de taquicardia.

De aspecto frágil, debido a su extrema delgadez -aunque se alimentaba muy bien-, Eugenia debió buscar ayuda con un médico especialista para sobrellevar su trastorno. Tanto Iliana como Eugenia deben seguir un tratamiento médico durante toda su vida, lo que les permite efectuar sus actividades con normalidad.

Los síntomas son una señal para acudir a los especialistas

Una vez que se detecten algunos de los síntomas del trastorno de la tiroides hay que consultar con un especialista en Endocrinología. El objetivo es que el galeno realice una investigación clínica y, a su vez, solicite un perfil de exámenes hormonales de funcionamiento de la glándula para confirmar o descartar el diagnóstico.

En una imagen se detecta el crecimiento de la tiroides y posiblemente la presencia de nódulos. Con toda esa información, el médico decide el tratamiento.

“Con la confirmación, en caso del hipotiroidismo, el tratamiento es un reemplazo hormonal específico con la medicación. Si la persona no produce la hormona, debe tomar una receta que la reemplace en el cuerpo”.

En caso de hipertiroidismo, expresa, se debe individualizar el caso, pues existen diferentes posibilidades terapéuticas. “Hay tabletas que bloquean la acción de la hormona, también hay la terapia de yodo o yodoterapia que trata de detener la hiperactividad de la tiroides”.

Si los dos tratamientos anteriores no funcionan o no se los puede utilizar, existe la opción quirúrgica con la extracción de la tiroides.

El especialista aconseja seguir los controles médicos que deben adoptar los pacientes para evitar problemas. “Hay enfermedades muy floridas en sus síntomas, pero la clave es entender que una vez diagnosticadas requieren el seguimiento, de por vida”.

Solís afirma que la mayoría de nódulos que tiene el ser humano en el cuerpo son benignos. Sin embargo, existe una posibilidad de malignidad en algunos casos que motiva a los especialistas a investigar para descartar un cáncer de tiroides.

“El médico se da cuenta de eso en la imagen. De haber la sospecha, el siguiente paso es la punción en el nódulo para hacer un estudio más avanzado que confirme o descarte la sospecha de un cáncer”.

El cáncer de tiroides afecta con mayor frecuencia a la mujer que al hombre y se presenta entre las personas cuyo rango de edad está entre los 25 y 65 años. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Google Adsense