Estudio halla vínculo entre el ejercicio y la salud mental

- 27 de Abril de 2017 - 00:00
Las autoridades británicas recomiendan a las personas mayores de 50 años efectuar al menos 150 minutos semanales de actividad física.
Foto: cortesía

Científicos australianos encontraron que las personas mayores de 50 años que realizan actividad física aumentaron las conexiones neuronales.

Hacer ejercicio moderado varias veces por semana es la mejor manera de mantener la mente joven después de los 50 años. Así lo asegura un estudio científico divulgado esta semana en la capital británica.

Según la investigación, elaborada por expertos de la Universidad de Camberra (Australia), la memoria y el razonamiento mejoraron en personas que ejercitaban el corazón y los músculos de forma regular y constante.

Los expertos tuvieron en cuenta 39 estudios separados. Luego de la revisión  concluyeron que las personas sedentarias tienden a sufrir un deterioro de salud más pronunciado a partir de los 50 años.

Además indicaron que ejercitarse de forma periódica, incluyendo clases de tai chi, natación o montar en bicicleta, es la mejor manera para mantener la mente y el cuerpo sano en la edad adulta.

El estudio, que fue publicado en la Revista británica de Medicina Deportiva (BJSM, por sus siglas en inglés), destacó que ya eran conocidos los beneficios de la actividad física a la hora de reducir riesgos de enfermedades, desde la diabetes tipo 2, hasta algunos tipos de cánceres, apoplejías e infartos. La diabetes y las enfermedades cardiovasculares son las más comunes en Ecuador.

Pero ahora, los expertos australianos destacaron que el ejercicio físico después de los 50 años también previene el decline natural del cerebro.

Ello se debe a que gracias a la actividad semanal, el cerebro recibe mayor cantidad de sangre, oxígeno y nutrientes que mejoran su condición, como también una hormona de crecimiento que ayuda a la formación de nuevas neuronas y conexiones neuronales, lo que mantiene la mente lúcida.

Los investigadores analizaron los efectos de al menos cuatro semanas de ejercicios físicos en la función cerebral de los adultos.

A partir de una serie de encefalogramas, los científicos hallaron evidencia acerca de que ejercicios aeróbicos mejoran las habilidades cognitivas, desde pensar y leer, hasta aprender y razonar. Mientras que el entrenamiento muscular -incluyendo el levantamiento de pesas- tiene un efecto significativo en la memoria y en la habilidad del cerebro de planear y organizar: las llamadas funciones ejecutivas.

Joe Northey, autor principal del estudio, dijo que los hallazgos son evidencia convincente para incentivar a aquellas personas mayores de 50 años a hacer ambos tipos de ejercicios, con el fin de mejorar su función cerebral.

“Incluso si la persona hace ejercicio moderado solo una o dos veces a la semana, registrará mejorías en sus funciones cognitivas, pero las mejoras serán mucho mayores cuanto más ejercicio físico haga”, destacó.  

Northey dijo además que es importante hablar o mantener conversaciones mientras se hace ejercicio moderado.

Recomendaciones en Reino Unido

En Reino Unido, el Servicio Nacional de Salud (NHS) recomienda a los adultos mayores de 50 años hacer al menos 150 minutos de ejercicios aeróbicos moderados por semana, y ejercitar los músculos al menos dos veces por semana.

Al respecto, Justin Varney, jefe del área de bienestar para los adultos de Salud Pública de Inglaterra, dijo que cualquier tipo de actividad física “es buena para el cerebro y el cuerpo”.

“Aunque hacer 10 minutos de ejercicio físico tiene algunos beneficios, hacer 150 minutos de ejercicio por semana reduce las opciones de sufrir depresión y demencia en un tercio, y mejora la salud mental en cualquier edad”, señaló el especialista.

“Hacer tantos ejercicios aeróbicos como de endurecimiento de músculos lleva a un gran número de beneficios para la salud”, continuó la doctora.

Relación entre el ejercicio y el cerebro

Por su parte, el galeno Dean Burnett, profesor de neurociencias y psiquiatría de la Universidad de Cardiff, en Gales, afirmó que el estudio australiano da cuenta claramente cómo el ejercicio físico afecta la actividad cerebral.

“Esta investigación aumentará la presión para que aquellas personas de más de 50 años se ejerciten más para mantener su cerebro sano, jovial y activo. Esto es algo positivo, pero no tiene en cuenta que muchas personas de esa edad tienen dificultad para comenzar a hacer ejercicio, debido a que sus cuerpos no están acostumbrados”, señaló Burnett.

“El ejercicio físico es uno de varios elementos para mejorar el funcionamiento cerebral, pero también hay otros factores”, continuó.

En ese sentido, David Reynolds, portavoz del grupo Alzheimer’s Research UK, dijo que además de hacer ejercicio físico de forma regular, “es igualmente importante que las personas mayores de 50 años se mantengan activas mentalmente, coman una dieta balanceada, beban en moderación y no fumen”. (I)

Datos

El cáncer colorrectal aumentó significativamente en Estados Unidos en los jóvenes, según un estudio que sugiere comenzar los exámenes de detección antes de lo que se recomienda en la actualidad.

En comparación con las personas nacidas en la década de 1950, en las que el riesgo de desarrollar este tipo de cáncer es menor, las nacidas en la década de 1990 tienen dos veces más riesgo de contraer un cáncer de colon.

Para el cáncer rectal, el riesgo es cuatro veces mayor en esta franja etaria, determinó también el estudio publicado en el Journal of the National Cancer Institute.

Estudios anteriores habían ya mostrado un incremento de la frecuencia de cáncer colorrectal en los menores de 50 años, para los que no están recomendadas las pruebas regulares de detección.