Lunes, 19 Junio 2017 00:00 Sociedad

Españoles se movilizaron contra el aborto

La marcha denominada ‘Un latido, una vida’, recorrió diferentes calles de Madrid para hacer escuchar su protesta contra el aborto.
La marcha denominada ‘Un latido, una vida’, recorrió diferentes calles de Madrid para hacer escuchar su protesta contra el aborto. Foto: tomada de Derecho a Vivir

Grupos piden que las abortistas vean la ecografía del feto y oigan sus latidos.

Gorka Castillo. Correponsal en España

Pese a que el aborto se practica en España, hace 32 años de forma legal y gratuita, organizaciones contrarias a la interrupción del embarazo  aún consideran que el gobierno no hace nada para garantizar el derecho a la vida desde el estado embrionario y, por el contrario, financia programas que encubren la práctica o la inducen. 

Por este motivo convocaron ayer  manifestaciones simultáneas en 19 ciudades españolas bajo el lema ‘Un latido, una vida’. Su objetivo es exigir al ejecutivo de Mariano Rajoy que introduzca en el protocolo de actuación médica la obligatoriedad de que la madre que pretenda abortar vea la ecografía del feto.

Las organizaciones convocadas están convencidas de que se trata de una medida que puede revertir la decisión de la mujer y reducir “los más de 100.000 abortos que anualmente se practican en el país ante la indiferencia social”.

Según la portavoz de la organización antiabortista Derecho a Vivir, la médico-pediatra Gádor Joya, “la ecografía puede salvar muchas vidas porque cuando una madre escucha el latido de vida que lleva dentro, siente que algo cambia para siempre. Si su corazón late, es que vive. Y si vive, ¿por qué no dejarlo vivir?”, señala.

Para Joya, que considera que las abortistas “borreguizan a la mujer”, la ley en vigor en España no protege la vida del no nato, por lo tanto, incumple una recomendación del Tribunal Constitucional (TC) de 1985. La activista también se queja de que la mayoría de mujeres recibe información incompleta sobre el aborto y los riesgos físicos y psicológicos que acarrea.

La plataforma Derecho a Vivir forma parte de un grupo de asociaciones ultraconservadoras que cuenta con el apoyo directo de una parte destacada de la Conferencia Episcopal Española.

 Entre sus actuaciones más destacadas están la denuncia contra la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, por recitar un “padrenuestro feminista” durante la entrega de los premios de cultura Ciutat de Barcelona. El poema fue tildado por la organización de “blasfemo”.

En las concentraciones habituales que  la organización suele convocar en Madrid, llega a reunir entre 1.000 y 2.000 personas.

Para el Ministerio de Sanidad, las movilizaciones desarrolladas ayer  son un error de interpretación de sus convocantes que entienden cualquier programa existente sobre “los derechos reproductivos” y “los derechos sexuales” como un automático apoyo al aborto por parte del gobierno, “cuando, en realidad, son servicios sanitarios relacionados con la reproducción”.

Según estimaciones de Derecho a  Vivir, en Madrid, 3.500 personas conocieron el “impactante” testimonio de Isabel y Miriam, dos madres que decidieron seguir adelante con su embarazo y que pidieron al gobierno que la mujer reciba un informe detallado de su ecografía antes de tomar la decisión de abortar.

La marcha tuvo la adhesión de 49 asociaciones españolas y extranjeras unidas en torno al lema ‘Un latido, una vida’. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Google Adsense