Viernes, 13 Octubre 2017 00:00 Sociedad

El calendario andino será incorporado en los planteles

Niños y niñas de distintas nacionalidades entregaron un manifiesto a la ministra de Justicia, Rosana Alvarado (c), para impulsar más respeto a los colectivos.
Niños y niñas de distintas nacionalidades entregaron un manifiesto a la ministra de Justicia, Rosana Alvarado (c), para impulsar más respeto a los colectivos. Foto: Carina Acosta / El Telegrafo

Los pueblos y nacionalidades celebraron Día de la Interculturalidad.

Redaccion Sociedad

Una variedad de ritmos musicales -de las bandas estudiantiles- y un colorido desfile multiétnico matizaron ayer la marcha de los pueblos y nacionalidades en el Día de la Interculturalidad.

Rodrigo Collahuazo, presidente del Consejo Nacional para la Igualdad de Pueblos y Nacionalidades, expuso en su discurso que el aporte de esos grupos  ha sido fundamental para lograr el sumak kawsay o buen vivir.

“Fuimos y somos civilizaciones con grandes iniciativas. En los Andes aplicábamos lo que hoy se conoce como biotecnología para lograr combinaciones de ese tubérculo de papa de mal sabor. Lo convertimos en el principal alimento de la serranía ecuatoriana”.

El dirigente recordó que una herencia de los tiempos de los incas es la comunidad, cuya unidad es la base de la organización de las conquistas indígenas (el levantamiento y el seguro campesino).

“Nuestro mejor tesoro es el significado de comunidad, que se debe fortalecer y a la vez enlazarlo con la institución estatal, con el fin de construir el pueblo plurinacional e intercultural, en el que prime la equidad, solidaridad y reprocidad entre todos los habitantes”.

Collahuazo instó a pasar de la tolerancia al respeto. Por ello, pidió reconocer la vivencia en armonía de una sociedad intercultural y plurinacional y dejar de lado las carabelas de la colonialidad que provocaron genocidio, racismo y explotación hace 525 años.

“Y convertirnos hoy en una sociedad que se enriquece culturalmente y fomenta la inclusión con apoyo a temas como el decenio del pueblo afroecuatoriano”.

Jóvenes, niños y adultos se entrelazaron con alegría; ellos exhibieron sus danzas y tocaron sus instrumentos para evocar así la importancia de que cada una de las diferentes nacionalidades tuvo y tiene en la historia del país.

El evento

Desde las 08:00 de ayer, colegiales de Quito (indígenas, afroecuatorianas, montuvias y mestizos) se reunieron en el legendario parque El Arbolito, del centro de Quito, para iniciar el recorrido que concluyó con una fiesta cultural y ancestral en el parque Itchimbía.

La ministra de Justicia, Rosana Alvarado, recordó que en la Constitución de 2008 se instituyó el reconocimiento a la diversidad étnica y cultural.

“La Carta Magna nos exige que respetemos y valoremos las diferencias entre pueblos, porque la grandeza de la patria está en el reconocimiento de esa diversidad”.

Además, recordó que hay una deuda pendiente del Estado con los pueblos y nacionalidades del país para reconocer la sabiduría y conocimientos ancestrales.

“En el tema de salud es necesaria una revisión de este aspecto para seguir avanzando como se lo hizo al reconocer la existencia y aplicación de la justicia indígena”.

 El viceministro de Educación, Álvaro Sáenz, indicó que esta Cartera de Estado promoverá la incorporación formal del calendario andino en todas las aulas como reconocimiento a la sabiduría de los antepasados.

“La próxima semana se lanzará el programa de fortalecimiento de la educación intercultural bilingüe en la comunidad de Saraguro, porque es un compromiso del Estado para reafirmar la existencia de una diversidad cultural que se enriquece con el aporte de cada una de ellas”.

Los ciudadanos que salieron a las calles  entonaron cantos alegres. En el parque Itchimbía las expresiones culturales y artísticas de las distintas provincias reflejaron la variedad cultural de la nación. (I)

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Google Adsense

 

Twitter ET