20.000 establecimientos públicos enseñan la disciplina

China ve en las escuelas su cantera de fútbol

- 17 de Julio de 2017 - 00:00
El plan de promoción del fútbol del gobierno chino contempla la mejora en la infraestructura.
Foto: Lizette Abril / EL TELÉGRAFO

La Escuela N° 1 de Sanlitun fue la primera en adoptar la cátedra del soccer como materia especial hace 10 años.

El fútbol es una asignatura especial en las escuelas primarias y secundarias de China. A las 10:00 de un día cualquiera, decenas de niños practican ese deporte, sin importar que el calor supere los 34 grados. El objetivo: dominar la disciplina en los próximos 30 años.

Los dos últimos años los equipos chinos han invertido millonarias sumas de dinero en fichar a jugadores extranjeros, en gran parte sudamericanos, como el ecuatoriano

Walter Ayoví, los argentinos Ezequiel Lavezzi y Carlos Tévez, el brasileño Alex Teixeira, el colombiano Jackson Martínez, entre otros. Sin embargo, su gran reto es crear sus propios cracks y han empezado la tarea por fomentar la cultura del fútbol en los menores de edad.

Las autoridades han visto en las escuelas su principal cantera para conseguir nuevos talentos. La Escuela N° 1 de Sanlitun, en el centro de Pekín, fue la primera en adoptar la cátedra de fútbol como materia especial hace 10 años, cuando ese deporte era conocido, pero poco practicado. A diario, 500 de los 750 estudiantes que asisten a esa institución entrenan las diferentes formas de dominar el balón.

Según Jin Zhiang, jefe del Comité de Especialistas para la Promoción del Fútbol de Campo del Ministerio de Educación de China, hasta la fecha, 20.000 escuelas públicas enseñan esa disciplina en el país al menos una vez por semana y la meta es llegar a 50.000 en 2025.

A sus 74 años, este exasistente de la selección de China entre 2001 y 2002, cuando el país quedó entre los 32 equipos para la Copa del Mundo, asegura que para lograr una base sólida lo primero es elevar las condiciones de salud de los niños, como lo establece un documento sobre la Reforma Integral del Fútbol en China, publicado en 2015 por el Consejo de Gobierno.

“El desarrollo de la educación de fútbol en los campus es una tarea para la que se necesitan muchos años y no podemos apresurarnos, sino que deberíamos dedicarnos a estudiar lo que han hecho los otros países que tienen, amplia experiencia en este aspecto”, expresó Jin en una entrevista con periodistas latinoamericanos.

Como parte del nuevo proyecto nacional para potenciar la práctica de fútbol y aumentar su desarrollo, una de las tareas de las escuelas es descubrir nuevos talentos y formarlos no solo en el deporte, sino también en el ámbito académico, para asegurar su desarrollo futuro.

“En la primaria nos interesamos por descubrir los futuros talentos y en la etapa de bachillerato los ligamos con las universidades para transportar a los futbolistas futuros y para buscar una ruta de desarrollo sostenible para nuestros jugadores”, indicó  Wang Lirú, directora de la escuela.

El fútbol, una política de Estado

Según Jin, la idea de popularizar el fútbol en China se remonta a tiempos del propio Mao Tse Tung (o Mao Zedong, en la grafía china), quien ya había elogiado el deporte en la antigüedad y ahora se ha convertido en una política de Estado, en gran parte, por la afición del presidente Xi Jinping al balompié.

El plan de promoción del fútbol del Gobierno chino contempla otras aristas, por ejemplo, la mejora en infraestructura y la contratación de entrenadores del extranjero, especialmente de países donde el fútbol es reconocido, para capacitar a los pequeños y desarrollar en ellos “un amor al deporte” y que no se convierta en una obligación.

Según Wang Lirú, el Gobierno destina un presupuesto anual de aproximadamente 500.000 yuanes ($ 250.000) para las mejoras en infraestructura en las escuelas, la compra de indumentaria y arreglo de canchas para que los futuros futbolistas se preparen. Los alumnos más talentosos llegan a entrenarse de una hora y media a dos al día.

El distrito de Chaoyang, uno de los más grandes de Pekín, trabajan 6 entrenadores de Inglaterra y esperan contratar más personal en los próximos días.  

En China hay oportunidades para el desarrollo del fútbol, tanto para los especialistas como para estudiantes con aptitudes.

Wang agrega que los planes a futuro incluyen aumentar el número de alumnos en la carrera profesional del fútbol y crear un equipo femenino. Reconoce que ya existe una política que estimula la práctica y la enseñanza del balompié, pero todavía no hay un gran entusiasmo alrededor del balón, como sí pasa en América del Sur o Europa.

Los latinoamericanos quieren mostrar su estilo de juego

La comunidad hispanohablante tiene su propio espacio para el fútbol. Se trata de la Academia Sudamericana de Fútbol (ASUF) de Pekín, una escuela creada por el ecuatoriano Jamil Quintuña y el venezolano Armando Hernández, dos latinos que han visto en el ‘deporte rey’ una opción para unir a sus coterráneos en China.

Este lojano de 33 años explica que la ASUF surgió como una necesidad de incentivar el estilo “muy particular y técnico” del fútbol latino, que generalmente se juega con pelota al piso y se diferencia mucho de la técnica china, que es más similar al juego europeo.

Aunque la academia nació en 2015, recién este año empezó a dar clases y entrenamientos a niños latinos y chinos. En total entrena 40 por semana.

Quintuña, que se radicó en China desde hace tres años y la visitó por primera vez en 2012 para hacer una maestría en educación física y entrenamiento deportivo, reconoce que en el país asiático “aún no se ha desarrollado la cultura del juego en las calles o en los parques”, como sí ocurre en los países de Latinoamérica. Ellos deben pagar para utilizar una cancha.

“Se ha ampliado el consumo de fútbol, sin embargo, no se lo ha ampliado como cultura”. Quintuña agrega que si un equipo quiere acceder a una cancha de fútbol, debe cancelar entre 600 y 700 yuanes ($ 85) por hora. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: