Domingo, 25 Agosto 2013 00:00 Sociedad

“Jesús no rechazaría el matrimonio igualitario”

Nuevas perspectivas desde la Teología de la Liberación y las posturas del Antiguo Testamento cristiano, respecto al derecho a profesar una religión que no discrimine las diversidades, fueron parte del debate sobre matrimonio igualitario realizado en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso).

Este diálogo estuvo moderado por la antropóloga María Amelia Viteri y contó con la participación de la investigadora Mónica Maher, así como de Michael Floyd, pastor de la Iglesia Adviento San Nicolás (ubicada en el norte de Quito), el sacerdote José Ignacio López Vigil y Ramiro García, profesor de Derecho Penal.

Durante una hora y media las disertaciones de los conferenciantes giraron en torno a la Biblia y a la problemática del matrimonio y relaciones de parejas inscritas en las sagradas escrituras.

Maher  indicó que “la ética sexual católica se basa en  la perspectiva de  Tomás de Aquino”

Tras diez minutos en que Maher sostuvo la posición de aceptar la otredad de los individuos, el pastor Floyd intervino y describió que “la sociedad civil define el matrimonio, la Biblia no expresa un impedimento para el matrimonio igualitario. El libro sagrado contiene 32.000 versículos y requieren un análisis contextual para evitar malentendidos”, afirmó.

El religioso López Vigil, autor de la radionovela “Un tal Jesús”, concordó con Floyd al referirse que es necesario leer las escrituras de forma integral.

“En esas páginas aparecen ocho formas de matrimonio y parejas poco convencionales. La Biblia se refiere a la familia nuclear compuesta por varón y mujer; varón, esposas y concubinas; varón, mujer y propiedades de la mujer; varón y varias mujeres (poligamia); varón y viuda de su hermano (conocido como matrimonio levirato); violador y víctima (descrito en Deutoronomio 22:28-29); soldado varón y prisionera de guerra; esclavo varón y mujer esclava (incluido en Éxodo 21:4)”, indicó.

Por ejemplo, agregó: “Abraham tuvo dos amantes y Salomón poseía 700 mujeres; en otro caso las vírgenes que habían sido violadas debían casarse con el abusador”.

Sobre las parejas atípicas Vigil mencionó al rey David y Jonatán, ellos tenían una amistad muy estrecha; dentro del texto Samuel (31:1-6) David exclama dolido por la muerte de Jonatán: “¡Angustiado estoy por ti, hermano mío! ¡Con cuánta dulzura me trataste! Para mí tu cariño superó al amor de las mujeres”.

Para criterio de Vigil, los primeros cristianos eran más tolerantes con la homosexualidad.
“Levítico es uno de los libros del Antiguo Testamento que mayores tergiversaciones ha fomentado respecto a la homosexualidad”, intervino el abogado García. El jurista es el asesor legal de Pamela Troya y Gabriela Correa, la pareja que busca impulsar el matrimonio igualitario en el país.

El cura Floyd dijo “la sociedad civil define el matrimonio, la Biblia no expresa impedimentos”

“... cualquiera que tuviere ayuntamiento con varón como con mujer, abominación hicieron: ambos han de ser muertos; sobre ellos será su sangre”, dice un fragmento de este libro del Antiguo Testamento al que se refirió García. Según dijo, el camino hacia el matrimonio igualitario ayuda a que la sociedad se despoje de prejuicios o tabúes. 

Cuando las intervenciones concluyeron, la moderadora Viteri invitó al público a participar. Las preguntas expuestas para los panelistas abordaron, por un lado, el amor y, en segunda instancia, las nociones que de sociedad y familia presentan las sagradas escrituras.

Por su oficio de eclesiástico, el estadounidense Lloyd invitó a los asistentes a reflexionar sobre la igualdad de matrimonio. “Dios bendice las uniones en que se cumplen los ideales de amor, fidelidad y exclusividad de la pareja que tiene relaciones sexuales”, explicó.

Maher, de su parte, discurrió con una perspectiva crítica hacia el modo en que se minimiza el amor de parejas del mismo sexo.

“La ética sexual aún se erige sobre visiones rígidas de la Edad Media, planteamientos de Tomás de Aquino, pero la ética social de esta religión sí va acorde con la contemporaneidad”.
En esta línea de reflexión, García indicó que los matrimonios entre personas del mismo sexo no amenazan la estructura de las familias.

“Someter a la mayoría lo que quiere la minoría no hace falta porque las luchas son necesarias y aún hay espacios de discriminación en el ordenamiento jurídico por abolir”, dijo.
La conversación de los panelistas producía planteamientos complementarios hasta que Vigil aseveró que “etimológicamente familia quiere decir esclavo y Jesús no creía en la familia”.

Para ilustrar este punto, se refirió a un pasaje bíblico: “Alguna vez en Cafarnaúm, el Mesías explicó a la multitud donde hay dos o tres personas reunidas, ahí estoy yo, por lo tanto, él creía en la comunidad. El hijo de Dios era un open-mind, no rechazó a nadie: comía con publicanos y prostitutas, los rechazados eran su gente; si le interrogáramos sobre el matrimonio igualitario, el Alfa y Omega contestaría ¿Por qué no podría ser posible?”.

Antes del final, García y Maher coincidieron en que el amor ayuda a convivir en armonía pues se acepta que cada sujeto tiene sus propias particularidades. López Vigil complementó indicando que “en el juicio final lo que se juzga, de acuerdo a San Juan de la Cruz, es el amor, o sea qué tan buenos y comedidos fuimos con los demás”. López informó sobre la liturgia por la diversidad que planea: el 29 de septiembre, al mediodía, se efectuará una misa por el amor, bendición y perdón “a los que profieren discursos de odio contra las diversidades”. El encuentro tendrá lugar en la Cruz del Papa del parque La Carolina, habrá juegos tradicionales, presentaciones musicales y grupos de danza.

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense