Miércoles, 06 Agosto 2014 00:00 Sociedad

El INSTITUTO DE ESTADÍSTICA Y CENSOS PRESENTÓ datos actualizados

En 9 años los divorcios aumentaron el 87,7% (Infografía)

El INSTITUTO DE ESTADÍSTICA Y CENSOS PRESENTÓ datos actualizados

Redacción Sociedad

Hace 6 días que Julio Boada firmó el divorcio tras un matrimonio de 6 años y medio. Cuando se casó tenía 20 años, al igual que su pareja. Cuenta que se llevaban muy bien, pero algunos factores como los horarios extenuantes de trabajo, la falta de tiempo para convivir y la poca comunicación provocaron que su relación termine.

Si bien cada uno ha tomado un rumbo distinto en la vida, Julio asegura que no volverá a cometer los mismos errores. “Quisiera dar más tiempo a una pareja y hacer cosas distintas. Mientras estuve separado, tuve una novia y viajé a muchos lados con ella, conocí sitios distintos, eso me ayudó mucho”, comenta.

Eso sí, reconoce que una separación siempre es dolorosa. “El día que nos divorciamos y estuvimos frente a la jueza, se me venía a la mente mientras estaba firmando el divorcio que hace años también estaba ahí, sentado, firmando el matrimonio”, asegura Julio.

Pero este quiteño no es el único que se ha divorciado. Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), los divorcios se incrementaron desde 2004 hasta 2013 en el país. Subieron 87,73%, mientras que en este mismo período el matrimonio disminuyó 14,71%, de acuerdo al Anuario de Estadísticas de Matrimonios y Divorcios 2013 INEC (ver gráfico).

Solo en 2013, en Ecuador, la tasa de divorcios superó a la de los matrimonios. Cañar es la provincia con mayor tasa de divorcios, 19,66%; Pichincha tiene 18,46%; y Azuay el 17,96%. Mientras que las provincias con una tasa menor de matrimonios son Esmeraldas, 1,20% y Los Ríos, con 1,93%.

El matrimonio sigue en desventaja con respecto al divorcio, presenta una tasa de 3,42 frente a 13,39. Además, el promedio de duración de un matrimonio está entre los 11 y 17 años.

En relación al número de hijos de padres divorciados, los hombres tienen el menor porcentaje respecto de las mujeres, se registra el 7% y el 49%, respectivamente.

Un joven que prefirió no identificarse, y que firmó su divorció hace 4 años, asegura que las “discusiones, peleas verbales e incompatibilidad de caracteres” generan un ambiente de conflicto que afecta principalmente a los hijos y son difíciles de superar. “Lo más importante es mejorar la comunicación, porque es lo que trae complicaciones”, reconoce.

¿Qué causa un divorcio?

Del sinnúmero de motivos, los divorciados destacan 3: abandono involuntario o injustificado del cónyuge, mutuo acuerdo e injurias graves o actitud hostil. “Con este tipo de acciones empiezan los problemas en la relación. Por ejemplo: no escuchar las necesidades que tiene la pareja, como afecto, fidelidad, respeto y comunicación”, explica la máster en terapia familiar, Bertha Restrepo de Farah.

Dice que estos casos pueden atenderse en terapias, y su efectividad depende de la pareja y del tipo de problema que se trate, que puede ser algo pasajero. Pero también de fondo como una infidelidad o maltrato.  Si hay separación recomienda terapias individuales, “el aprendizaje desde la experiencia se incorpora en sus vidas para que no se repitan situaciones análogas”.

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense