Sábado, 07 Octubre 2017 00:00 Regional Sur

El personaje

La Atenas del Ecuador tiene un boticario que se hizo escritor

La Atenas del Ecuador tiene un boticario que se hizo escritor
Foto: Fernando Machado / EL TELÉGRAFO

Jorge Dávila Vázquez. Catedrático y escritor

Redacción País Adentro

La vida de Jorge Dávila Vázquez, escritor ecuatoriano, ha girado en torno a los libros, a la enseñanza; pero, también, a las medicinas, pues desde muy niño trabajó en dos farmacias de la ciudad.

Él mismo califica como gratas estas experiencias. “A los 13 años ya estaba laborando en la botica del doctor Sojos, donde se hacen las únicas sodas que se beben en Cuenca”, recuerda con una sonrisa.

El escritor de la capital azuaya tiene a su haber cien libros publicados en el país, 45 de ellos con títulos independientes. Recuerda mucho a su madre, Ana María Vázquez, pues -según él- fue la “influencia” para haber alcanzado los galardones que le ha dado la literatura ecuatoriana.

“Era una madre de la casa, mujer culta. Me leía poemas, me enseñó a leer. Cuando entré a la escuela ya sabía muchas cosas de la educación”, dice.

Dávila piensa que cada uno de sus libros es como sus hijos adoptivos, que tiene que cuidarles con el mismo cariño que a los demás.

La obra “María Joaquina en la Vida y en la Muerte” le recuerda mucho, pues la escribió hace más de 40 años. El borrador de esta novela fue escrito en el Hospital del IESS de esta ciudad. Un mes le tomó ese trabajo a Dávila, el mismo tiempo que pasó internado.

Este libro, para Dávila Vázquez, lo situó entre los poetas más conocidos del país cuando él apenas tenía 29 años. Con esta obra le entregaron el premio “Aurelio Espinosa Pólit”.

“Sigo trabajando en las noches, así lo hice siempre”, indica el literato. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense