En Crucita, el Gobierno levanta un puerto que estará listo en 2018

Pescadores se benefician con un nuevo espigón

- 17 de Julio de 2017 - 00:00
Además del espigón, los trabajos incluyeron reforzar la estructura del puerto de San Mateo.
Foto: Leiberg Santos / EL TELÉGRAFO

La obra, que tuvo un costo de $ 3,2 millones, fue hecha en San Mateo, donde el 90% de su población vive del mar.

Manta.-

Con una inversión de $ 3,2 millones el Gobierno Nacional, a través del Comité de Reconstrucción y Reactivación Productiva, asignó recursos provenientes de la Ley de Solidaridad para la ejecución del proyecto ‘Espigón de sacrificio del puerto pesquero artesanal de San Mateo’.

La finalidad de la estructura, ubicada a la salida de Manta, es ser parte de la reactivación económica del sector tras las afectaciones sufridas por el terremoto del 16 abril de 2016.

El nuevo espigón beneficia directamente a más de 2.000 pescadores artesanales e indirectamente a más de 5.000 personas que residen en San Mateo. Se estima que cerca del 90% de la población está involucrada en este sector.

Édison Pachay es uno de los pescadores de San Mateo. Indica que los mayores beneficios del espigón se dan cuando la marea está alta. “Nosotros esperábamos que la obra sea de otra forma, pero esperamos utilizar este espigón de la mejor forma”, destacó el hombre de mar.

El puerto de San Mateo apunta a fortalecer al sector de la pesca artesanal, dotándolo de instalaciones donde los pescadores pueden descargar sus capturas, además de infraestructuras adecuadas para conservar lo faenado hasta el momento de su comercialización. Además, cuenta con un área que sirve como punto de encuentro para compradores y vendedores de la pesca.

El proyecto del espigón estuvo a cargo del Servicio de Contratación de Obras (Secob), su construcción duró 225 días. Otro de los puntos de Manabí que contará con un nuevo puerto, como parte de las obras ejecutadas a través del Comité de Reconstrucción, es Crucita, en Portoviejo.

La facilidad pesquera estará ubicada en el sector de Los Arenales, tendrá un costo de $ 35 millones y beneficiará a más de 1.750 pescadores de la localidad. El proyecto tiene un avance del 9% y un tiempo de ejecución de 420 días (estaría lista el 21 de febrero del próximo año).

El nuevo puerto contará con garitas de acceso, edificios administrativos, edificio de control y comercialización, talleres y edificios auxiliares, entre otros.

Las instalaciones marítimas contarán con los parámetros necesarios para el cuidado de las embarcaciones. Se contemplan también edificaciones e instalaciones para la descarga, traslado, tratamiento y comercialización de la pesca obtenida por las embarcaciones.

Para Jesús Delgado, pescador de la zona, uno de los mayores beneficios con el muelle será que ya no deberá arrastrar su fibra por la arena. “Para guardar nuestras lanchas debíamos meterlas a tierra y así se dañaban por abajo. Ahora las vamos a dejar en el mar y podremos estar tranquilos, ya que quedarán en un lugar seguro”.

En la actualidad, las fibras son arrastradas con un tractor. “Años atrás, el trabajo era con polines (troncos) y se necesitaban varias personas. Era muy duro llevar una lancha al mar o sacarla”, explicó Eloy Bravo, quien se dedica a sacar lanchas del mar.

Otro de los pescadores que destaca los beneficios del puerto es Filamil Ostaiza. Para este faenador, con más de 30 años de experiencia en el mar, la estructura ayudará a que el gremio esté más ordenado.

Ostaiza tomó como ejemplo el muelle de Jaramijó, donde el Gobierno construyó un puerto en 2015. “Al principio nos va a costar el cambio, pero luego veremos los resultados positivos de contar con un nuevo puerto”. (I)

----------------------

Ley de Solidaridad recaudó más de $ 1.555 millones

Con cierre de junio, el Servicio de Rentas Internas (SRI) reportó que los fondos recaudados por la Ley de Solidaridad y Corresponsabilidad Ciudadana superaron los $ 1.555 millones por contribuciones solidarias.

Con los fondos, el Gobierno Nacional, mediante el Comité de Reconstrucción y Reactivación Productiva, ha priorizado obras en los sectores más vulnerables y a los habitantes de las zonas afectadas por el terremoto de 16 de abril de 2016.

El dinero permite ejecutar proyectos para la construcción de viviendas, reconstrucción de infraestructura educativa, hospitalaria, eléctrica, agua potable y saneamiento ambiental, vialidad, regeneración urbana de las ciudades devastadas, obras y créditos para la reactivación productiva, entre otros.

Además, como consecuencia de los incentivos tributarios aplicados desde el 16 de abril de 2016, Manabí tuvo una tasa de crecimiento del 17,8% reflejado en la apertura de 25.177 nuevos negocios, mientras que Esmeraldas obtuvo un crecimiento del 20,6%, con 8.961 nuevos negocios. Estas cifras superan el crecimiento obtenido a nivel nacional, que es de 10%, según datos del SRI.

La Ley de Solidaridad tuvo como objetivo apuntalar la reconstrucción de las zonas afectadas por el terremoto.

La norma fue aprobada por la mayoría de asambleístas el 12 de mayo de 2016 y contempló el aumento por un año (finalizó el 1 de junio pasado) del Impuesto al Valor Agregado (IVA) del 12% al 14%, la aportación por parte de los trabajadores de un día de sueldo durante uno o varios meses en función del nivel de ingresos y un gravamen del 3% a los beneficios empresariales. (I)

Últimas noticias