La degradación de la golosina toma 5 años

Retirar un chicle de la calle es 4 veces más caro que pagarlo

- 06 de octubre de 2017 - 00:00

El Municipio de Quito hace un llamado a los ciudadanos para que no arrojen chicles en la vía pública.

La remoción de la goma de mascar que se pega en las calles y veredas implica movilizar personal y maquinaria, al menos, en un metro cuadrado del sitio.

Esto hace, según los cálculos del Cabildo, que mientras comprar un chicle cuesta $ 0,15 en promedio, su remoción signifique invertir $ 0,60, es decir, 4 veces más.

La degradación natural de la golosina toma alrededor de 5 años.

Agua a presión es el método que usan los obreros municipales para separar la goma de mascar.

Paradas de buses y los alrededores de bancas son los sitios donde más se las encuentra.

Hace poco, el Municipio limpió de chicles un área de 7 kilómetros de las calles Benalcázar, García Moreno, Guayaquil y Venezuela. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: