Los tanqueros no son suficientes para abastecer al sur de la capital

07 de Diciembre de 2017 - 11:07
Los ciudadanos formaron largas filas a la espera de abastecerse del líquido.
Foto: John Guevara / El Telégrafo

Desde las 03:00 de la mañana un contingente de 100 miembros de la Empresa Metropolitana de Agua Potable, con el apoyo de maquinaria pesada, trabaja en la reparación en la escombrera de El Troje, donde se produjo el deslizamiento de 100.000 metros cúbicos de material y que provocó el daño del caudal del río Pita- Puengasí.

Esta situación dejó sin abastecimiento de líquido vital a 600.000 personas de la capital. La Empresa Metropolitana de agua indicó que ya fue removido todo el material del canal en donde pasa el agua.

Dicho canal tiene una profundidad de 3 metros. Para esto se realizó la limpieza y el levantamiento de su pared con cemento armado agregando material aditivo acelerante. Eso quiere decir que al momento de fraguar (secarse) se realizará de forma inmediata. Simultáneamente, un equipo de obreros se encuentra removiendo la tierra que se en el sector de la zona afectada.

El alcalde de Quito, Mauricio Rodas, advirtió en rueda de prensa que se conformó una comisión técnica quien elaborará el informe de lo ocurrido para establecer las causas posibles del deslave. También se informó que se prevé el restablecimiento del servicio a partir de la tarde del viernes. 

Localización de un obrero desaparecido

Un equipo de la Policía Nacional, Policía Metropolitana y Bomberos de Quito buscan a un trabajador declarado como desaparecido tras el derrumbe.

Agentes de la Policía Metropolitana indicaron que se realizarán acciones de triangulacción, (seccionar la zona) para seguir en los labores de búsqueda con perros policías amaestrados.

Los tanqueros no son suficientes

Los moradores afectados por el corte del servicio se quejaron de que no existen los tanqueros para abastecer toda la demanda.  Durante un recorrido realizado por Diario El Telégrafo, se pudo constatar que las personas no tienen acceso al líquido. Eso se observó por ejemplo en el sector del Mercado Mayorista, que las personas acudieron con baldes y botellas hasta la pileta para coger el líquido.

Ese fue el caso de Florencia Rivas, quien llegó con sus dos hijos para que le ayuden. "El agua de la pileta es sucia, pero al menos sirve para limpiar los baños". (I)