Las agenda de celebración contempla actividades que se realizarán hasta finales de noviembre

La tierra del cedazo celebra sus 64 años como parroquia de Quito

- 11 de noviembre de 2017 - 00:00
La fabricación de cedazos conserva en Guangopolo las técnicas desarrolladas hace años en la parroquia.
Foto: Miguel Jiménez / EL TELÉGRAFO

La tarde de ayer se inauguró en Guangopolo la Feria Artesanal El Cedacero, que busca relanzar la memoria sobre la fabricación de cernidores artesanales.

Para las 09:00 de hoy está programado el inicio del Desfile de la Confraternidad en la parroquia Guangopolo, al suroriente de la capital.

El evento forma parte de los festejos por los 64 años de parroquialización de ese sector rural quiteño.

Representantes barriales, de instituciones educativas, de organismos municipales y de otras parroquias participarán en el desfile, que recorrerá el centro de la población.

El Primer Festival del Humor tendrá lugar también este sábado en el parque central de Guangopolo a partir de las 14:00. Sin embargo, uno de los números más representativos de la identidad guangopolense arrancó la tarde de ayer. Se trata de la Feria Artesanal El Cedacero.

La parroquia es considerada la ‘capital ecuatoriana del cedazo’ por la especialización en la producción de ese utensilio de cocina que lograron sus habitantes hace años. Actualmente, la industria del cedazo está venida a menos por diversas razones.

Juan Manuel Oyacato, uno de los aproximadamente 18 artesanos que mantienen la tradición de elaborar el artefacto, señala que una de la causas es el desinterés de las nuevas generaciones en el oficio.

Su familia es un ejemplo, pues, aunque él y su esposa (María de Lourdes Tibanta) trabajan en ello todavía, ninguno de sus hijos muestra interés en la tradición.

A Oyacato no le extraña esta situación, ya que considera que la laboriosidad que implica el armado de la estructura de madera y el tejido de la cola de caballo que forma la malla del cernidor ahuyenta a los jóvenes.

A don Juan, fabricar cuatro o cinco cedazos le significa laborar entre las 07:00 y las 22:00 casi, prácticamente, sin descanso.

A ello se suma lo que ha significado para los cedaceros de Guangopolo la competencia proveniente de utensilios similares fabricados de manera industrial y con el uso de materiales tales como el plástico.

Además, las costumbres alimenticias han cambiado en el país y la irrupción de la comida rápida y de los productos listos para hornear han vuelto a los cernidores elementos casi innecesarios.

Por ello, considera el productor e historiador local Guido Paucar, si bien se mantiene un nivel de venta, muchas personas compran los artefactos como elementos de decoración y los cedazos artesanales de Guangopolo adornan, en muchos casos, las paredes de cocinas y otros espacios de los hogares.

Por ello, la feria inaugurada el viernes es un intento para recuperar la memoria colectiva y generar posibilidades de negocio.

Uno de los números más esperados de las festividades de la parroquia es el baile popular que se realizará desde las 20:00 de hoy en el parque central. Mientras que la actividad más solemne para celebrar los 64 años como parroquia tendrá lugar pasado mañana en el salón del gobierno local, donde se realizará una sesión conmemorativa.

Los festejos continuarán el resto del mes, empezando con el concierto de la Orquesta Sinfónica Unificada que se escenificará a partir de las 18:00 del viernes nuevamente en el parque.

En tanto que el sábado 25 de noviembre se realizará un ciclopaseo por distintos puntos de Guangopolo desde las 08:00 y a las 14:00 habrá un concurso de danza. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: