La conexión vial Monjas-El Arbolito se encuentra en fase de prefactibilidad

- 06 de febrero de 2018 - 00:00
Foto: El Telégrafo

El proyecto -estimado en $ 165 millones- pretende descongestionar la autopista general Rumiñahui, que une al valle de Los Chillos con Quito. El Gobierno de Pichincha prevé una alianza público-privada para su construcción.

Quienes conducen de Quito al valle de Los Chillos y viceversa deben lidiar con la congestión que se produce en la avenida general Rumiñahui.

Ello es más evidente en las horas pico (de 06:00 a 08:30 y de 17:30 a 20:00).

Por la arteria circulan alrededor de 92.000 carros diarios, los cuales transportan a unas 300.000 personas, según el Municipio de Rumiñahui.

En la zona del Trébol, punto de inicio y terminación de la avenida, según a dónde se dirija uno, es común observar vehículos que circulan a no más de 20 kilómetros por hora (km/h).

En las mañanas, la congestión se inicia cerca del peaje y se extiende hasta el coliseo general Rumiñahui.

Aunque es un tramo relativamente pequeño, cruzarlo demora hasta una hora, asegura Esteban Merlo, quien vive al ingreso del valle.

Irina Estévez, moradora de San Rafael, contó que trabaja  en el sector El Guambra (centro norte) y llegar le toma más de una hora.
“Los contraflujos que aplica la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) en la entrada a Quito no bastan”.

Ante ese panorama, la Prefectura de Pichincha contempla la ejecución de un antiguo proyecto que generará una conexión sin pasar por la zona de El Trébol.

Se trata del Proyecto Vial avenida General Rumiñahui-El Arbolito, una obra que se prevé iniciará en el barrio Las Orquídeas, en el sector de Monjas.

Desde allí partirá un paso inferior que se convertirá en un puente que cruzará el río Machángara. A la altura del barrio Tola Baja se abrirá un túnel que pasará debajo de la avenida Velasco Ibarra hasta llegar al sector del parque El Arbolito (ver gráfico).

*Haga click en la imagen para ampliarla

De manera adicional, se contempla una rampa que sale desde el puente, gira e ingresa a la avenida Velasco Ibarra para salir al redondel de la Rumiñahui.

César Ruiz, director de Gestión de Vialidad del Gobierno de Pichincha, explica que si bien se conoce al proyecto como Conexión Vial Valle de Los Chillos-Autopista General Rumiñahui-Parque El Arbolito, se definió que la obra salga desde el sector de Paluco al Arbolito.

Estudios previos
El proyecto requeriría una inversión de $ 165 millones y su tiempo de ejecución sería de 36 meses.

Según análisis previos, hay factibilidad de realizar la estructura. “Se analizó en todas las áreas, en la Coordinación de Estudios Viales, en la Dirección de Vialidad, con ingenieros estructurales, hidráulicos para garantizar un proyecto viable”, dice Ruiz.

No obstante, todavía hay procesos por cumplir. “Tenemos un estudio de prefactibilidad avanzada, faltan solo los análisis definitivos”.   

El financiamiento
El director de Gestión de Vialidad señala que hay varias alternativas de contratación que están analizándose para obtener recursos para los trabajos.

El método que se considera más viable es el establecimiento de una alianza público-privada (app), lo que permitiría que un inversor aporte los recursos que se requieren.  

En tanto que la firma o consorcio que construya y administre la conexión vial recuperaría su inversión a través de un modelo de peaje electrónico.

Podría usarse un sistema con emisores y lectores tipo tag como ya se utilizan en algunos carriles de la propia av. Rumiñahui. “Es imposible hacer un peaje manual porque es un puente y un túnel”, detalló el funcionario de la Prefectura.

Ruiz añadió que el uso de este sistema vial no será obligatorio, sino alternativo. Y que si la gente lo prefiere podrá usar la antigua conexión que cruza El Trébol, evitando, así, el pago del peaje.

No obstante, su construcción evitará la existencia de un cuello de botella, por el que dejarán de pasar obligadamente todos los automotores que circulen por el área.

Los moradores
El proyecto está contemplado atravesar por los barrios Paluco y Las Orquídeas (centro-oriente), en donde habitan alrededor de 3.000 personas, a decir de Ruiz.

El funcionario asegura que ya se realizaron socializaciones con los moradores y se les explicó que no se requieren ejecutar expropiaciones.

Juan José Caillagua, presidente del barrio Bolívar Rodríguez en donde vive desde hace 37 años, confirma que se realizaron diálogos con la Prefectura.

No obstante sostiene que -en lo personal- no le convence la versión de que la obra no  vaya a afectar a su vivienda. El hombre tiene una casa que, de acuerdo con los planos iniciales, se ubicaría al lado de la boca del puente.

“Cuando empiecen a excavar seguro habrá vibraciones. A eso se suma el futuro paso de los vehículos, que seguro se sentirá en mi casa”.

Luz América Cueva, vicepresidenta del barrio, dijo que calculan que con la obra 25 familias se afectarían.

“Apenas supimos del proyecto enviamos un oficio a la Prefectura en el que pedimos conversar con los ingenieros para que nos digan de dónde saldrá el puente”.

Los moradores de Las Orquídeas también tienen dudas. Marco Cambel, expresidente del barrio, tiene su casa al filo de la quebrada.

Dice que les garantizaron que no habrá afectación, pero están pendientes. “Nos preocupa que la obra genere vibración en las casas”, indicó.

Entre tanto, Ruiz señala que están a la espera de que en los próximos meses se concrete el proceso de contratación del proyecto.

Apunta que con base a otros procesos “se adjudicará a un consultor de experiencia para que asuma los estudios definitivos”. (I)

Los moradores esperan expectantes información del proyecto. Temen que los trabajos generen vibración y causen daños en las viviendas aledañas. Foto: Álvaro Pérez / El Telégrafo

Datos
Encuestas previas
La Prefectura realizó varias encuestas origen-destino para llegar a una medición del tráfico que se tiene en la vía y para conocer las necesidades de movilización y así disponer de una información respecto de la infraestructura.

92 mil vehículos, en promedio, son los que circulan entre la avenida Simón Bolívar y El Trébol cada día.

Otros trabajos viables
El Gobierno de Pichincha ejecuta otros proyectos en la zona de Los Chillos como La Armenia 1 y 2, que son propuestas que en un principio, por su carácter técnico, no se consideraban factibles.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: