Un ataque azul que no hizo daño

- 07 de Julio de 2017 - 10:06

Emelec complicó sus aspiraciones de avanzar a los cuartos de final de la Copa. A pesar de que mostró estar a la altura de su rival, fue inofensivo en ataque en la mayor parte del compromiso. Angulo tuvo poco tiempo para exponer sus capacidades al irse lesionado; a Mondaini, Preciado, Vides, Caicedo y Burbano no les alcanzó con su velocidad para poner en peligro a la zaga de San Lorenzo, que tuvo pocos apremios en los 90 minutos. Tal vez, Luna, debutante con la azul, intentó hacer algo distinto; sin embargo, tampoco fue el genio que frota la lámpara y cambia la cara de su equipo con un toque en callejón o un remate salvador, como sí pudo hacer Fernando Belluschi con un tiro libre que superó la barrera azul y a Dreer. San Lorenzo le sacó provecho al gol, que no era el reflejo del trámite de un partido trabado y muy disputado en el mediocampo.

“Demoró en lanzarse”, señaló el autor del tanto sobre el desempeño del portero azul ante su ejecución. Y agregó al final que su cuadro no jugó del todo bien porque él y sus compañeros no encontraron los circuitos de juego. Las expresiones del ex-Newells Old Boys y River Plate constataron que Emelec fue poco ambicioso en la práctica, pues en teoría los dirigidos por Arias intentaron siempre ir para adelante pero con escasa profundidad y claridad.

Los jugadores del dueño de casa no generaron sorpresa y carecieron de un toque de talento y habilidad para abrir los caminos al gol que presentaría un marcador acorde con las incidencias del cotejo. El accionar del cuadro de Almagro confirmó que la llave era asequible para el ‘Bombillo’, que partirá con desventaja a Buenos Aires, aunque la misión no parece imposible para un Emelec que llegó a estas instancias tras empatar con River Plate y vencer al DIM en condición de visitante. Eso sí, para remontar deberá ser más punzante, más prolijo, más vertical y jugársela al todo o nada. El rival no es un monstruo. (O)