“La adopción de un niño no puede durar años”

- 15 de febrero de 2017 - 00:00
Foto: William Orellana / EL TELÉGRAFO

Wendy Vera, candidata a asambleísta (AP), plantea apoyar a emprendedores y eliminar la exigencia de garantía bancaria.

Un rostro familiar para los ecuatorianos es el de Wendy Vera, pero no se lo asocia con política, sino más bien con el espectáculo. La candidata a la Asamblea en el Distrito 2 por Alianza PAIS entiende que para muchas personas su postulación haya sido una sorpresa.

¿Por qué cree que causó sorpresa su postulación para asambleísta?

Porque mucha gente tiende a prejuzgar a las personas que actúan en televisión. Pero en mi caso, ya tenía cinco años trabajando en marketing político, no solo en el país sino también en el exterior.

¿Por qué se decidió por la política?

Lo pensé mucho, lo consulté con la familia porque tenía una vida tranquila, muy cómoda trabajando en televisión con un buen sueldo y recién era para una precampaña.

¿Por qué la Asamblea Nacional y no otros cargos?

Antes ya había la posibilidad de candidatizarme para una concejalía, pero dije que no porque con ese cargo solo puedo trabajar en Guayaquil. Lo que yo haga en la Asamblea tendrá repercusión en todo el país.

¿Cuáles son las leyes que quiere impulsar desde el legislativo?

La primera está enfocada en los emprendedores, se trata de una reforma a la Ley Orgánica del Sistema de Contratación Pública.

¿En qué consiste la propuesta?

Son dos planteamientos que yo quiero fomentar. Uno es para beneficiar a los emprendedores. Si un emprendedor, que puede ser un joven recién graduado, una madre o cualquier persona que quiera iniciar su propio negocio o microempresa y desea contratar con el principal proveedor del país que es el Estado, encuentra una serie de trabas.

Ecuador tiene 33 centros para desarrollo de emprendedores en apoyo con el Gobierno. La gente se gradúa, pero quieren luego trabajar con el Gobierno. Pueden hacer un servicio de catering o si soy un arquitecto puedo remodelar una escuela, hoy en día no lo pueden hacer. Lo primero que les piden son cinco años mínimos de experiencia.

Mi propuesta es que estas personas puedan trabajar con el Estado. Puede haber un hijo de 18 años que sea un genio, pero pese a que tenga un programa maravilloso, no podríamos comprárselo porque no tiene los años de experiencia que se solicitan. Eso es lo injusto.

¿Cómo remediarlo?

Lo primero que propongo es abolir los 5 años de experiencia, en contratos de menos de $ 50.000, es decir a lo que puedan proveer los emprendedores. Y lo segundo es eliminar la garantía bancaria. Es muy difícil que una madre con tres hijos tenga una garantía, pero pienso que igual se podría trabajar con un pagaré. De esta forma se incluye a este grupo humano.

El segundo tiene que ver con la parte social. Me atañe mucho en lo personal, me siento identificada con este tema. Me refiero a la adopción de niños. Como consecuencia de padecer cáncer, como es de conocimiento general, no puedo tener bebés. Me puse un día a averiguar en un hospital y me encontré con un niño de siete meses, sin padres, que fue abandonado cuando tenía 60 días de nacido. Pregunté sobre los trámites y el tiempo; ¡eran años!

La adopción de un niño no puede demorar años, mientras más grande es más complicado.

¿Qué propone?

Es que una vez que inicien los trámites de adopción, se norme el tiempo, no máximo de nueve meses, para que los padres puedan tener una respuesta sobre si pueden o no acceder a la adopción y que el menor pueda tener una familia. Hay que recordar que es más difícil que un niño de seis o siete años pueda ser adoptado, por esa complicación las familias prefieren adoptar fuera del país.

¿Lo socializó con PAIS?

Por supuesto, socializamos para trabajar en conjunto. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: