Lunes, 17 Julio 2017 00:00 Política

Políticos de la izquierda de Latinoamérica, Asia y Europa analizarán un documento elaborado por 40 delegados

Nicaragua acoge al Foro de Sao Paulo

En 2016 el Foro de Sao Paulo se realizó en El Salvador. En la lista de organizaciones políticas inscritas constan seis grupos en representación de Ecuador.
En 2016 el Foro de Sao Paulo se realizó en El Salvador. En la lista de organizaciones políticas inscritas constan seis grupos en representación de Ecuador. Cortesía: Foro de Sao Paulo

El ‘Consenso de Nuestra América’ incluye temas políticos, económicos y sociales. También se examinará el panorama de los líderes de la región, como Lula da Silva, Humala, Kirchner y Glas.

Redacción Política

Quito.-

Líderes de partidos, movimientos y grupos de izquierda de América Latina, Europa y Asia participan hoy en el Foro de Sao Paulo, donde debaten sobre escenarios políticos internacionales, neoliberalismo y unión de los partidos progresistas.

Este año se celebra en Nicaragua y también se prevé un homenaje a Fidel Castro. En julio de 1990 Luis Ignacio Lula da Silva realizó el primer foro, que fue fundado por el Partido de los Trabajadores. La temática principal fue el escenario internacional tras la caída del Muro de Berlín y las consecuencias del neoliberalismo en la región.

En enero pasado, 40 delegados de 10 países redactaron el ‘Consenso de Nuestra América’. Rechazan “que exista un fin del ciclo progresista”. Además, piden dejar los lamentos y ser autocríticos y constructivos; así como aprender de los aciertos y errores. El texto será debatido en el encuentro. Se basa en propósitos, valores y principios, realidad a transformar, lineamientos estratégicos y el instrumento político para el cambio, según el comunicado.

Tres ámbitos analizados

El escrito consta de 24 páginas en donde analiza la realidad de las organizaciones de izquierda. Están divididas en tres ámbitos: económico, político y social.

En lo económico, destaca los obstáculos del sistema capitalista como reproductor del atraso secular y la dependencia de los centros de poder extrarregionales; cómo los países latinoamericanos se insertaron en la globalización; especulación financiera; escasa disposición a invertir en el desarrollo científico; dominio de las grandes transnacionales, que afectan el medio ambiente; la deuda externa; la imposición de los tratados de libre comercio, entre otros.

La propuesta es un proyecto de desarrollo nacional, popular y democrático en el que se circunscriba la inversión extranjera directa con un marco jurídico estatal que busque el impacto en áreas clave.

En lo social, enfatiza en la desigualdad y la necesidad de una reforma del Estado. Es decir, un rediseño del marco económico; la incorporación de la salud como derecho;  educación y empleo dignos y la seguridad social. Así como el acceso a recursos y tecnologías para la mitigación de los efectos nocivos del cambio climático.

En cuanto a política, afirma que en América Latina y el Caribe prevalece la dominación colonial por parte de potencias europeas y de Estados Unidos, frente a lo cual la región se encuentra en una crisis de la política.

Resalta a la cultura como campo de batalla. Al femicidio lo cataloga como un problema preocupante, sobre todo por su vinculación con las redes de tráfico y los mercados de consumo de droga y trata ilegal de personas con fines de explotación laboral o sexual, al comercio de armas, contrabando, delitos financieros y prácticas terroristas, entre otros.

Se contempla abordar el panorama político de América Latina. No solo a la condena del expresidente brasileño, sino por las denuncias de corrupción en las que mencionan a Ollanta Humala, en Perú; a Cristina Fernández de Kirchner, en Argentina; y al vicepresidente Jorge Glas, en Ecuador. (I)

ENLACE CORTO

Google Adsense

 

Twitter ET