Gobierno, transportistas y sociedad civil firman pacto por la seguridad vial

| 16 de Agosto de 2017 - 13:50
El acto se realizó en el Palacio de Carondelet.
FOTO: Foto: Presidencia de la República

El presidente de la República, Lenín Moreno, recibió este miércoles en el Palacio de Carondelet a representantes de la transportación, sociedad civil, del sector justicia y ministerios, para escuchar sus propuestas en el marco del pacto nacional por la seguridad vial.

El ministro de Transporte y Obras Públicas, Paúl Granda, dijo que el pacto debe ser permanente y obliga a todos a una participación activa. "El objetivo es reducir los siniestros de tránsito en el Ecuador. La responsabilidad es de todos y todas". 

El funcionario apuntó que si bien en el primer semestre de 2017 hubo una reducción del 7% en la siniestralidad con relación a 2016, el número de fallecidos y heridos incrementó. 

Granda dijo también que en el primer semestre de este año se registraron 7.865 automóviles involucrados en siniestros, que causaron 122 fallecidos; así también 3.596 motocicletas (287 fallecidos), 1.254 buses (82 fallecidos), entre otros.

De las principales causas de los siniestros, señaló, constan el conducir desatento (15,56%) y el exceso de velocidad (13,70%). 

Añadió que en 2017, la tasa de mortalidad es del 17,67% y entre los objetivos del plan de acción consta que esta se reduzca al 11% para el 2020.

En su intervención, el presidente Moreno recalcó que "estamos perdiendo una vida cada cuatro horas por accidentes de tránsito". 

Napoleón Cabrera, presidente de la Federación Nacional de Transporte liviano, mixto y mediano del Ecuador (Fenacotrali), cuestionó que se haya eliminado la obligatoriedad del curso de conducción para acceder a la licencia tipo B.  En ese sentido, recalcó sobre la necesidad de una reforma legal "que obligue a capacitar a todo aquel que sale en un vehículo a la calle". 

El Primer Mandatario indicó que no se debe generalizar, "pero si hay choferes que tienen instintos perversos, hay que detectarlos". 

Guillermo Abad, presidente del movimiento Justicia Vial, en representación de sociedad civil, respaldó el pacto y puntualizó que "solo con la implicación de toda la sociedad podemos tener resultados efectivos". 

Indicó que con el liderazgo del presidente Moreno se podrán articular los roles de más de 200 instituciones involucradas, entre públicas y privadas. 

Abad también explicó que el siniestro es el último eslabón de una cadena de inobservancias. "Apoyamos este pacto, que es un primer paso en una gran maratón de seguridad vial". 

María del Carmen de la Torre, representante de las víctimas de siniestros de tránsito, solicitó mayor celeridad en los casos tratados en la Función Judicial. "Las sanciones deben ser llevadas con altitud para que se juzgue como determina la ley", añadió. 

Dijo que las verdaderas víctimas son las familias que quedan sumidas en el dolor y que tienen además que lidiar con los procesos judiciales. "En muchos de los casos ni siquiera se inicia la causa", apuntó. 

También planteó que para erradicar este flagelo es necesario la educación y concientización a cada ciudadano del país.  En este punto, el presidente Moreno recalcó sobre la capacitación a niños y jóvenes. 

El presidente del Consejo de la Judicatura, Gustavo Jalkh, también apoyó que se retome la obligatoriedad de los cursos de conducción. Sin embargo, planteó que sea el Ministerio de Transporte el que califique a las escuelas y regule los precios. 

Además, planteó que se creen veedurías con la sociedad civil para que vigilen el avance de los casos en las instancias judiciales, sin atentar contra la independencia de los jueces. 

Jalkh expuso que en el 65% de casos se determina culpabilidades, pero indicó que en Ecuador no hay juzgamiento en ausencia por estos delitos. "Todavía persiste esta mala costumbre de que quien comete el delito de tránsito se da a la fuga", manifestó.

De allí que el titular de la Judicatura planteó que esto sea reformado, de tal manera que los causantes de accidentes de tránsito puedan ser juzgados en ausencia, tal como ocurre para quienes cometen delitos como el peculado. 

En esta cita, el presidente Lenín Moreno anunció que ha dispuesto que en el Ministerio de Transporte se cree una oficina especializada de atención a las víctimas de siniestros de tránsito, en las distintas áreas que se requiera, como las psicológica y legal. 

El martes, la Asamblea Nacional aprobó un proyecto de ley para prevenir, controlar y sancionar los siniestros en las vías. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: