Todd Chapman, embajador de Estados Unidos en Ecuador

“Tenemos el interés de combatir la corrupción”

- 20 de noviembre de 2017 - 00:00
John Guevara / et

El diplomático destacó el accionar del presidente Lenín Moreno en esta lucha y reiteró la cooperación de EE.UU. con la Fiscalía manteniendo su colaboración.

En los últimos 10 años la relación entre Ecuador y Estados Unidos tuvo altibajos y reveses. Pero el nuevo Gobierno abrió las puertas para crear nuevas oportunidades comerciales y de negocios entre ambas naciones.

Todd Chapman, embajador de Estados Unidos en Ecuador, habló con los Medios Públicos sobre ese tema, las inversiones, la corrupción, la relación con América Latina y la migración. “Un nuevo gobierno es una oportunidad  para lograr acuerdos y avanzar en relación bilateral”, dijo el diplomático.

La relación bilateral entre Ecuador y EE.UU. es de $ 10 mil millones. ¿Cuáles son las oportunidades para mejorarla, con un TBI (Tratado Bilateral de Inversiones) que fue denunciado en mayo? ¿Hay inversiones que esperan arbitrajes como el de Merck y de Chevron?

Nuestra relación comercial tiene una larga historia y es muy compleja. Muchas empresas y empleados dependen de esta relación. Siempre hay muchas oportunidades en una relación económica. Hay que resolver los conflictos y las barreras. Por ejemplo, los laudos arbitrales son importantes para EE.UU., los problemas de inversión tienen que resolverse para dar paso a otros inversionistas que quieren entrar. Hay oportunidades en las áreas de agricultura, turismo, petróleo o minería.

El expresidente Obama patrocinaba los tratados de libre comercio. Hoy Trump prefiere los acuerdos bilaterales y el presidente Moreno aspira a un acuerdo comercial con EE.UU.

Mi Gobierno no tiene tanto interés en los TLC como antes. El presidente Trump está inclinado a tener más acuerdos bilaterales y esa es una posibilidad para Ecuador. Pero, primero, tenemos que resolver los problemas que existen para avanzar hacia esa relación económica: los casos que están en arbitraje, los temas pendientes; y es necesario entender las nuevas medidas económicas. Hay muchas cosas que tienen que ser esclarecidas para avanzar.

La propuesta económica se topa con el rechazo del sector privado que pidió su eliminación. Por ejemplo, la tasa de servicio de 10 centavos, que es una competencia desleal. ¿Cómo mira esta situación Estados Unidos?

Estamos comprometidos a trabajar en la promoción de la economía ecuatoriana. Si este país es más fuerte, rico y sólido, es bueno para nuestra relación. Pero hay bastante confusión y dudas con las nuevas medidas económicas. ¿Qué significan 10 centavos, es por peso, por gramo? Esa medida es problemática porque no es simple ni entendida por el sector privado. Eso genera incertidumbre y esta es enemiga de una economía fuerte. El Gobierno está revisando esa propuesta. Las medidas de hoy no son las del pasado, sino las que llevarán a Ecuador a tener un futuro más próspero. Creo que un paquete más simple de entender y que esté apoyado por el sector privado es la manera de avanzar. La economía depende del sector privado y si este no está a favor, entonces hay un problema.

¿Qué escudos pone Estados Unidos para las negociaciones económicas con Ecuador?

No existen tantas negociaciones entre los dos países. Normalmente hay un tratado para  guiar el trabajo. El sector privado estadounidense trabaja y decide si va a invertir o no en un país. La inversión crea empleos y eso es lo importante para cada ecuatoriano. Por ejemplo, la General Motors tiene fábrica en Quito y genera cientos de empleos. La inversión crea trabajo y oportunidades para el país.

En la actual coyuntura tenemos una crisis política en el movimiento gobernante dividido en dos bloques por dos temas muy importantes: la consulta y el juicio político y penal al Vicepresidente. ¿Esta situación interna puede ahuyentar a los inversionistas?

Creo que lo que pasa en Ecuador es un tema bastante importante, no solo para este país, sino para el mundo. Esperamos que los involucrados reaccionen a favor del interés de Ecuador. Deseo que todo vaya bien, que el proceso sea idóneo, muy democrático y que las instituciones reaccionen por el bien del país.  

El nuevo Gobierno ha destapado casos de corrupción. Su país coopera con la Fiscalía ecuatoriana en el tema Odebrecht. ¿Cómo afecta esto a la imagen de Ecuador?

Lo que veo es un compromiso del Gobierno y del presidente Lenín Moreno para combatir la corrupción. Quiero felicitarle porque es una situación difícil. Hemos cooperado con la Fiscalía y seguiremos en esa línea. Tenemos el mismo interés de combatir la corrupción en Estados Unidos, Ecuador y en otras partes.

Muchos ecuatorianos han sido deportados de EE.UU. y han denunciado malos tratos. ¿Qué pasa en ese tema?

El Gobierno estadounidense está a favor de la migración legal. El problema no es con los ecuatorianos que están legalmente en Estados Unidos, sino con aquellos que van a mi país y se quedan ilegalmente. Todos han sido tratados con  respeto a sus derechos humanos. Pero, en eso casos, deben salir voluntariamente. Las nuevas políticas han disminuido la migración ilegal hacia Estados Unidos. En Ecuador hemos recibido más de 200.000 aplicantes para visas a EE.UU.

En política internacional el expresidente de Estados Unidos Barack Obama tuvo apertura hacia Latinoamérica, especialmente a Cuba, ¿pero qué pasa en la administración de Donald Trump?

Tenemos un compromiso con toda Latinoamérica. Cuba y Venezuela son dos casos particulares. Retiramos a nuestros diplomáticos de La Habana, por su seguridad. Cuba debe incluir el tema de los presos políticos y los derechos humanos. En Venezuela la democracia está afectada, hay prisioneros políticos y miles de venezolanos huyen de allí. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: