Moreno lleva a la UE la iniciativa de la libre circulación

- 18 de diciembre de 2017 - 00:00
El Jefe de Estado recibió la gratitud de los compatriotas que viven en España. En ese país hay un registro de que residen 141.582 ecuatorianos.
Foto: cortesía de la Presidencia de la República

Mañana culmina en España la gira del presidente ecuatoriano por Italia y España. El Jefe de Estado se reencontró con sus compatriotas en esas naciones, en sus intervenciones les pidió sumarse al proceso de unidad que impulsa su Gobierno e hizo un llamado a no pelearse por temas políticos porque “no vale la pena”.

El presidente de Ecuador, Lenin Moreno, demostró en su primer encuentro oficial con la comunidad migrante, celebrado en España, que es un líder conciliador.

“Tolerancia” fue la palabra que más a menudo estuvo en sus labios durante la hora que duró su discurso pronunciado ante una sala abarrotada por centenares de compatriotas, habilitada en el interior del consulado en Madrid. “Nadie es dueño de la verdad absoluta y por eso estamos obligados a hablar con todos, incluso con aquellos que no piensan como nosotros”, señaló.

Moreno prefirió ganarse lentamente la confianza de una audiencia que comenzó tímida, enarbolando la bandera de la unidad de la patria y los objetivos políticos que le han traído a Europa de gira. La primera que realiza desde que accedió al poder hace 7 meses: “Mañana tengo una cita con Mariano Rajoy y le pediré que interceda ante la Unión Europea para que eliminen el visado Schengen para que nuestros compatriotas puedan ir y venir de Ecuador para reencontrarse sin problemas”.

El presidente se preguntó “si los capitales y los bienes de producción pueden desplazarse con facilidad entre fronteras, ¿por qué no pueden hacerlo los seres humanos -la parte más importante-, quién lo determinó así?”.

El sustento de Moreno para esta solicitud es: “Creemos que todos los seres humanos pueden estar en cualquier parte del mundo que lo deseen, ese es un derecho”, insistió.

La canciller María Fernanda Espinosa aportó su grano de arena para fortalecer la postura presidencial. Presentó el esperado Plan Nacional de Movilidad y anunció que el esfuerzo titánico del actual Ejecutivo es el de mejorar la vida de los ciudadanos ecuatorianos que viven en cualquier parte del planeta. “No hay tiempo que perder con los migrantes”, añadió Moreno, quien recordó que su visita a España no es casual sino circunstancial al celebrarse el Día Internacional del Migrante.

“Tenemos una forma de pensar socialista y el ciudadano es el centro de nuestra política. Para otros es el dinero y el capital”, resaltó Moreno. Y enseguida lanzó su desafío: “Estoy aquí para decir que estamos trabajando para mejorar la vida de la ciudadanía, que vamos a poner en marcha el programa ‘Toda una Vida’ porque queremos desarrollar Ecuador, porque también somos humanistas”, afirmó en medio de una sonora ovación.

El discurso de Lenín Moreno no dejó indiferente a los asistentes. El presidente aprovechó el encuentro para alentar a no dejarse confundir “por aquellos que ven enemigos en sus propios compatriotas” y anunció una nueva forma de hacer política “basada en la unidad del amor fraterno, sin adjetivaciones ni rótulos”.

Habló de la lucha contra la desnutrición infantil, de cambios en el sistema social para las personas mayores, de los cupos para la tecnificación profesional de los universitarios, de la construcción de nuevas viviendas “de mayor calidad que las que se construían en el período anterior” y, sobre todo, de la necesidad de inversión. “Porque todo lo que produce Ecuador se vende. Hemos incrementado las ventas un 6%”, afirmó.

Moreno exhortó al millar de asistentes a respaldar la consulta popular. “Hay que cambiar los sueños. Hace 10 años reinstitucionalizamos el país y lo logramos. Hoy hay que revisar algunos aspectos que no estuvieron bien y que fracturaron y confrontaron a los ecuatorianos”, añadió.

En el encuentro informó a sus compatriotas que las cosas están cambiando “sustancialmente” en Ecuador en aspectos relacionados con la tolerancia, el respeto y el diálogo, pues “nadie es dueño de la verdad absoluta”.

En ese sentido, reiteró un llamamiento a la unidad de los ecuatorianos allí y en todo el mundo y a dejar atrás enfrentamientos y de pelearse por temas políticos, pues “no vale la pena”.

Volvió a insistir en la importancia del diálogo para el nuevo Ecuador. “Este Presidente tiene una aceptación del 80%, porque nos hemos vuelto a unir. Es por eso que es importante compañeros que volvamos a fraternizar. No encontremos motivos para separarnos”.

Añadió que aquellos que quieran volver son recibidos con los brazos “abiertos”, pues las circunstancias “mejoran” en el país (las ventas interiores están subiendo) y el empleo “aumentando”.

Antes de abandonar el consulado de Madrid, Moreno hizo un canto a la dignidad del pueblo ecuatoriano con una visita a la exposición que con motivo del Día Internacional del Migrante se organizó en el recinto.

Una fiesta donde se homenajeó a la gastronomía del país y se exaltó una de las joyas más admiradas de la cultura artesanal: el sombrero de paja toquilla manabita. Repartió sonrisas y estrechó manos.

Fue la antesala de una visita a España cargada de reuniones políticas al más alto nivel. El Rey, el presidente Mariano Rajoy y la Confederación Empresarial Española le esperan durante los dos próximos días.  (I)

España quiere dar el apoyo internacional al mandatario
El ministro español de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, expresó su confianza en que la visita oficial del presidente ecuatoriano sirva para fortalecer y profundizar las relaciones entre España y Ecuador.

Dastis explicó que el presidente además de reunirse con sus compatriotas, “viene también a profundizar en unas relaciones que quizá no han alcanzado el nivel que podían haber alcanzado”.

Además, Dastis ha subrayado que, bajo la presidencia de Moreno, Ecuador está desarrollando una política exterior “que contribuye a apaciguar tensiones en la zona” y que España quiere apoyar.

Enfatizó que, aunque Ecuador pertenece a la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA), el Gobierno ecuatoriano “está tratando de fomentar acercamientos entre distintos grupos de países latinoamericanos, y esa es una actitud que debemos respaldar”.

Por ello ratificó: “Le queremos dar ese apoyo internacional”.

El jefe de la diplomacia española ha explicado que en el séquito que viajará el lunes con Moreno también se encuentra su ministro de Turismo, Enrique Ponce de León, porque la intención con la que acude Ecuador a la cita es que España les ayude a explotar ese sector. (I) et

El Presidente destaca la “sensación de libertad”
“Es el pueblo ecuatoriano el que nos da las pautas para lo que debemos hacer y los cambios que debemos implementar”, recalcó el Jefe de Estado, Lenín Moreno, en una entrevista con diario El País de España.

Aseguró que los opositores que tiene su Gobierno son la falta de reactivación económica, la inmensa deuda y los actos de corrupción del Gobierno anterior. Sin embargo, reflexionó que los más grandes opositores son la pobreza y el desempleo.

Explicó que las cifras económicas son bastante buenas en relación a lo que se venía acarreando. “Hay un ambiente de optimismo y esto se genera fundamentalmente por esta nueva sensación de libertad y democracia que se respira en Ecuador”. 

El Mandatario recalcó que su propuesta siempre fue una lucha frontal contra la corrupción: la de antes, la de ahora y la que puede ocasionarse.  Según Moreno al último periodo de  Rafael Correa le faltó autocrítica y su proyecto no estuvo bien aplicado.

Informó que se ha enviado a la Asamblea un proyecto de ley que permita terminar las obras del anterior Gobierno, que tienen dificultades de diversa índole, las cuales son más de 600. Recalcó que existen propuestas muy serias para construir la Refinería del Pacífico. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: