Viernes, 04 Diciembre 2015 00:00 Mundo

En el país desaparece una persona cada hora con 52 minutos

Peña Nieto cumple 3 años en el poder con mala imagen

Entre las razones de la mala imagen del presidente Enrique Peña Nieto está el caso Ayotzinapa. Foto: AFP
Entre las razones de la mala imagen del presidente Enrique Peña Nieto está el caso Ayotzinapa. Foto: AFP

En el país desaparece una persona cada hora con 52 minutos

Paula Mónaco

Entre escándalos de corrupción, problemas de seguridad que alcanzaron dimensión internacional y una economía poco alentadora, Enrique Peña Nieto cumplió tres años en la presidencia de México.

“El salvador que no lo fue”, sentenció en estos días la revista estadounidense Newsweek con fotografía del mandatario en su portada. Contradijo así el ‘Saving Mexico’ (Salvando a México), que dos años atrás era tapa de Times. Mientras en febrero de 2014 la gestión de Peña Nieto generaba expectativa entre la prensa estadounidense, el texto de esta vez enumera fracasos en diversas áreas.

El tono crítico también está presente en las publicaciones mexicanas y las cifras son negativas sobre su popularidad. Una encuesta del conservador diario Reforma revela que la imagen positiva del presidente tuvo un ligero repunte en el último cuatrimestre del año –del 34% a 39%- pero aún así sigue siendo el mandatario con mayor rechazo entre los últimos cuatro que ha tenido el país.

“Esta es la primera vez en 16 meses que el presidente suma apoyo a su gestión, sin embargo, el porcentaje que lo desaprueba sigue siendo mayoritario: 58% entre los ciudadanos y 78% en el caso de los líderes”, indica el sondeo.

Entre las razones de la mala imagen están el caso Ayotzinapa –irresuelto desde septiembre de 2014- y varios ejemplos de violencia como las masacres de Apatzingán, Tlatlaya y Tanhuato, cometidas en la actual gestión. Los asesinatos no han mermado desde que Peña Nieto llegó al poder y tampoco las desapariciones forzadas: 13 personas desaparecen cada día, una cada hora con 52 minutos, según investigaciones periodísticas, para un total de unas 12.500 víctimas de ese delito de lesa humanidad bajo la actual administración, según denuncias de la organización Amnistía Internacional.

El Comité contra la Desaparición Forzada de Naciones Unidas denunció que el caso de los 43 normalistas no es excepcional porque el país, dijo, vive un contexto de “desapariciones generalizadas”.

También en materia de seguridad, en el tercer año de gestión golpeó al gobierno actual la segunda fuga del narcotraficante Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, quien escapó del penal de máxima seguridad El Altiplano.

La corrupción es otro punto vulnerable, con escándalos de talla internacional como la llamada Casa Blanca, fastuosa residencia que adquirió la familia de Enrique Peña Nieto con presunto conflicto de interés, además de poco transparentes concesiones con la multinacional OHL, entre otros casos de conocimiento público. Así, 8 de cada 10 mexicanos consideran que sus gobernantes son corruptos, según datos del oficialista Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), mientras la organización no gubernamental Transparencia Internacional afirma que México es el país con la mayor percepción de corrupción en la OCDE y ocupa el puesto 103 (de 174) en el ranking global.

Para completar el escenario crítico, la devaluación del peso un 25% y la caída en los precios internacionales del petróleo complicaron la situación económica del país. No fluyeron los capitales que se esperaban para implementar la polémica Reforma Energética, es decir entrada de capital privado a la explotación de hidrocarburos, y la alternativa elegida por el gobierno ha sido el ajuste. Además, varias veces se han recortado las expectativas de crecimiento, que ahora rondan el 2,25%.

Poco alentador panorama en un país donde la pobreza se mantiene prácticamente idéntica hace dos décadas. Los datos oficiales más recientes revelan que el 46,2% de los mexicanos no pueden satisfacer sus necesidades básicas y hay un millón de “nuevos pobres” desde que inició el gobierno de Enrique Peña Nieto. (I)

Datos

Enrique Peña Nieto nació el 20 de julio de 1966 en Atlacomulco, Estado de México.

Es el mayor de los 4 hijos de Gilberto Enrique Peña del Mazo, un ingeniero, y de María del Perpetuo Socorro Ofelia Nieto Sánchez, maestra.

Afiliado al Partido Revolucionario Institucional desde 1984. En 2003, fue nominado candidato a diputado local para la LV Legislatura por el Distrito XIII, con cabecera en Atlacomulco.

El 15 de septiembre de 2005 ejerce como Gobernador del Estado de México.

El 27 de noviembre de 2011, Peña Nieto se acredita como candidato del PRI, para las elecciones presidenciales.

El 1 de julio de 2012 venció en las elecciones presidenciales de México y fue investido el 1 de diciembre de 2012  como nuevo presidente tomando el relevo del ‘panista’ Felipe Calderón.

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense

 

Twitter ET