Sábado, 15 Julio 2017 00:00 Mundo

La expareja presidencial se entregó a la justicia

Humala y esposa estarán en prisión preventiva 18 meses

El expresidente peruano, Ollanta Humala (2der.) y su esposa Nadine Heredia (c) pasaron la noche del jueves en una celda temporal del Poder Judicial, en Lima.
El expresidente peruano, Ollanta Humala (2der.) y su esposa Nadine Heredia (c) pasaron la noche del jueves en una celda temporal del Poder Judicial, en Lima. Foto: AFP
Víctor Vimos, corresponsal en Lima

Era una posibilidad. Y en estas últimas semanas la opción de que Ollanta Humala y Nadine Heredia ingresaran a la cárcel ganó terreno, a tal punto que la noche de este miércoles cuando el juez Richard Concepción dictó orden de prisión para ellos, no hubo sorpresa.

Es extraño que el ingreso a prisión de un expresidente y una ex primera dama no esté rodeado de agitación de adversarios y defensas férreas de seguidores. Con los años la figura de Humala, exmilitar que atrajo la atención en 2.000 cuando se levantó en armas en contra del régimen de Fujimori, se ha alejado del perfil que lo hacía dueño de un discurso nacionalista, capaz de aglutinar en su figura el deseo de millones de peruanos por un Gobierno más justo, hasta convertirse en un huérfano político, ahogado por las acusaciones de corrupción, desviación de fondos y autoría intelectual de crímenes de lesa humanidad.

Luego de dejar el poder, en julio del 2016, Humala pasó a ocupar el lugar del acusado. Ya durante su presidencia, a la que llegó en 2011 tras ganarle  la elección a Keiko Fujimori, los cuestionamientos constantes para que aclare el origen de los fondos con los que había financiado su campaña fueron la bandera de batalla de sus adversarios.

La prisión preventiva para los próximos 18 meses a la que Humala y Heredia estarán sometidos, se ha venido gestando desde 2014, año en el que el Ministerio Público empezó las pesquisas para esclarecer si en verdad existieron aportes del extranjero.

Tres puntos críticos se hallaron en el camino. Uno: la comprobación de que, previo al 2011, Nadine Heredia realizó una serie de consultorías pagas desde Venezuela, sin que existiera resultado visible de las mismas. Dos: la filtración a la justicia de al menos cinco agendas personales de Heredia en las que se detallan aportes, montos, nombres y fechas, de dineros que llegaban del extranjero. Tres: la agudización de la crisis cuando se destapa el caso de Odebrecht y el principal de esa empresa, Marcelo Odebrecht, asegura haber entregado $ 3 millones para la campaña de Humala en 2011. (I)

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Twitter

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa

Google Adsense

 

Twitter ET