Tres iglesias fueron atacadas en Chile en rechazo a visita papal

- 13 de enero de 2018 - 00:00
En la iglesia de Santa Isabel de Hungría, en Santiago, se produjo un ataque incendiario como protesta por la visita del Pontífice.
Foto: AFP

El papa Francisco llegará a Chile la noche del próximo lunes en una visita de tres días que abarcará las ciudades de Temuco, en el sur, e Iquique, en el norte, además de Santiago de Chile. Su visita es precedida de ataques incendiarios contra templos.

Tres iglesias fueron atacadas ayer con artefactos explosivos en distintos puntos de la capital chilena y, en algunas de ellas, desconocidos dejaron octavillas contrarias al papa Francisco.

“Papa Francisco, las próximas bombas serán en tu sotana”, se leía en un panfleto dejado en la parroquia Santa Isabel de Hungría, enclavada en la popular comuna de Estación Central, al poniente de Santiago, que sufrió daños en puertas y ventanales.

Un segundo ataque incendiario afectó la iglesia católica Emmanuel del barrio de Recoleta, en el norte capitalino, mientras otro artefacto explosivo-incendiario dañó instalaciones de la parroquia Cristo Vencedor, en Peñalolén, en el este de Santiago.

En tanto, la policía investigaba un cuarto atentado, también en la capital. Tras los ataques, todos registrados la madrugada de este viernes, el Gobierno anunció la presentación de querellas en contra de los que resulten responsables.

También una decena de representantes de la Asociación Nacional de Deudores Habitacionales (Andha Chile) se tomó ayer la sede de la Nunciatura, donde el Pontífice se alojará durante su estancia en Santiago. Ellos protestan por los gastos en la organización de la visita del Papa, que también llegará a Lima.

El presupuesto para la visita del Sumo Pontífice a Chile, según el sitio web de la organización oficial, es de aproximadamente 4.000 millones de pesos ($ 6 millones) por los tres días que durará el periplo por las ciudades de Santiago, Temuco e Iquique.

Andha Chile es un partido político, constituido en 2015 y legalizado en 2016, que surgió en el seno del movimiento de los deudores de viviendas y cuya dirigente, Roxana Miranda, se postuló a la presidencia de la República en los comicios de 2013, que ganó Michelle Bachelet.

La presidenta dijo que los ataques son “extraños” y ordenó una investigación. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: