8 países de la región definen su futuro político

- 14 de enero de 2018 - 00:00
En Venezuela hay habilitadas 18 millones de personas para votar. El proceso electoral se cumplirá en medio de una crisis política, social y económica que ha obligado a miles de venezolanos a marcharse.
Foto: Federico Parra / AFP

De febrero a octubre habrá comicios nacionales y locales en América Latina. Más de medio continente decidirá si vira o no la tendencia política de la región. En Brasil está en duda la reelección de Lula da Silva, a quien acusan de siete casos de corrupción. En Cuba se define al sucesor de Raúl Castro, sin cambio de modelo.

Este es un año de elecciones en Latinoamérica. Hay ocho países que elegirán a sus mandatarios y parlamentarios, entre febrero y octubre de 2018:  Costa Rica, El_Salvador,_Cuba, Paraguay, Colombia,  México, Brasil y Venezuela.

La “suerte” de medio continente está en manos de candidatos de derecha e izquierda.

Costa Rica

El próximo 4 de febrero los costarricenses escogerán al presidente y a los 57 diputados para 2018-2022, pero según las encuestas es muy probable que se necesite una segunda ronda.

Los 13 candidatos (de derecha, centro e izquierda) han buscado formas alternativas de acercarse a los votantes, como lo ha hecho el aspirante del Partido Frente Amplio (FA), Edgardo Araya, quien se inscribió en Tinder, una página para buscar pareja.

Araya afirmó que pidió permiso a su esposa para ingresar su perfil en la página y en cuestión de dos horas ya tenía 100 matches o personas con las que es compatible y con quienes el objetivo es interactuar de manera más directa para presentarles sus ideas.

Twitter también se ha convertido en una herramienta de uso obligatorio para los candidatos. Le jugó una mala pasada al equipo de campaña del candidato del Partido Liberación Nacional (PLN), Antonio Álvarez Desanti.

En diciembre pasado, al intentar hacer una crítica al  gobierno del presidente Luis Guillermo Solís por el manejo de la economía del país,  Álvarez etiquetó equivocadamente una cuenta que tenía las iniciales del mandatario y que en realidad pertenecía  a un club de fans de Lady Gaga.

“Hola, somos una cuenta de Lady Gaga, te has confundido”, fue la respuesta que recibió el candidato.

El candidato del Partido Unidad Social Cristiana (PUS), Rodolfo Piza, ha escogido un microbús Volkswagen modelo 1963, similar a uno que tuvo en los 70. Piza, amante de este tipo de vehículos, ha bautizado la camioneta roja como ‘El vocho de la victoria’.

El que ha metido polémica a la campaña es el mediático abogado y exministro de Seguridad y de Justicia, Juan Diego Castro, con sus discursos duros contra medios de comunicación, el Poder Judicial, el Gobierno y rivales políticos. Pero su peor declaración ha sido sobre el ascenso profesional de las mujeres en el Poder Judicial.

“Compañeras lloraron contándome que tenían que hacerle sexo oral a un presidente de la Corte para que las ascendieran de puesto, y esto fue hace más de 20 años”, dijo Castro.

El Salvador

El Tribunal Electoral de El Salvador declaró abierta la campaña para la elección de diputados en los comicios del 4 de marzo próximo, en los que se escogerá a 84 miembros del Congreso y 262 alcaldes. Simpatizantes de distintos partidos políticos en varias ciudades del país comenzaron a colocar carteles con los rostros de sus candidatos a diputados.

La actividad de cara a las elecciones legislativas se extenderá hasta el 28 de febrero, mientras que el próximo 3 de febrero arrancará la campaña proselitista para alcaldes.

“Esperamos que la campaña electoral transcurra en calma, sin ningún incidente entre los partidos en contienda y que los salvadoreños puedan tomar su mejor decisión”, dijo el magistrado presidente del TSE, Julio Olivo.

En las elecciones parciales, las principales fuerzas en contienda serán el izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), en el gobierno, y la opositora Alianza Republicana Nacionalista (Arena) de derecha. 

Cuba

En cambio, en Cuba los comicios están convocados para el 11 de marzo. Ese día serán elegidos los diputados de la nueva Asamblea Nacional (Parlamento unicameral), encargados de escoger en abril a los principales cargos del próximo gobierno y al sucesor de Raúl Castro en la presidencia del país.

El nuevo Parlamento se conformará el 19 de abril y será el encargado de proponer y votar a los principales cargos del gobierno del país, entre ellos el presidente y vicepresidente. Esta cita provoca gran expectación porque por primera vez en seis décadas el gobernante de la isla no llevará el apellido Castro.

Aunque no se ha producido una confirmación oficial, se espera que tome el testigo de la Presidencia del país el actual vicepresidente primero, Miguel Díaz-Canel, de 57 años, quien se ha mostrado partidario de seguir la línea del modelo socialista cubano.

La fecha de inicio de la nueva legislatura estaba prevista para el 24 de febrero, pero en diciembre pasado el Parlamento, a propuesta del Consejo de Estado, aprobó alargar dos meses el actual mandato por los atrasos en el calendario electoral causados por el feroz paso del huracán Irma en septiembre, que dejó pérdidas por más de 13.000 millones de dólares.

El Consejo de Estado fijó para el 21 de enero la reunión extraordinaria en las asambleas municipales del poder popular para que nominen entre sus delegados (concejales) a los candidatos provinciales y nacionales.

En las listas hay propuestos 12.640 potenciales candidatos que fueron, a su vez, seleccionados en reuniones de las organizaciones de masas del país, todas oficialistas.

La Ley Electoral cubana establece que hasta el 50% de los diputados nacionales pueden ser elegidos de entre los delegados municipales y provinciales, mientras que el resto es propuesto por las organizaciones sociales.

Paraguay

Las elecciones generales de ese país serán el 22 de abril de 2018.

Más de cuatro millones de paraguayos elegirán al presidente, vicepresidente, senadores, diputados, gobernadores, juntas departamentales y parlamentarios del Mercosur.

Según la BBC, la contienda presidencial será como un choque entre el derechista Partido Colorado, que ha gobernado el país en los últimos 70 años, y la alianza de centroizquierda integrada por el Partido Liberal y el Movimiento Guasú del expresidente Fernando Lugo.

El candidato de los primeros será Mario Abdo Benítez (Marito), hijo del exsecretario privado del gobernante de facto Alfredo Stroessner, que derrotó en unas primarias internas a Santiago Peña, el favorito del presidente Horacio Cartés, dice la BBC.

En la Gran Alianza Nacional Renovada (Ganar) está el liberal Efraín Alegre como  candidato presidencial, y el periodista Leonardo Rubín como su compañero de fórmula.

Por ahora el favorito es el candidato del oficialismo.

Colombia

En Colombia habrá elecciones legislativas y presidenciales. Las primeras en marzo y las segundas, que son las más importantes, el 27 de mayo.

Al menos 26 aspirantes han manifestado su intención de suceder en la Presidencia de Colombia a Juan Manuel Santos, pero no en representación de partidos sino con el aval de firmas de ciudadanos, una opción que les permite desmarcarse del descrédito por corrupción que afecta a las fuerzas políticas, manifiesta EFE.

El Partido de la U, del presidente Santos, ni siquiera tendrá un aspirante a la jefatura de Estado el año próximo, decisión que, según explicó el Mandatario en una reciente entrevista con EFE, se tomó porque no hay en esa fuerza nadie con posibilidad de éxito.

Tal es el desprestigio de la clase política que una reciente encuesta de la firma Gallup Colombia indica que las FARC, que se convirtieron en partido con el nombre de Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, tienen una imagen favorable del 12%, dos puntos más que los partidos políticos.

Entre los escándalos que más resonancia han tenido últimamente está el que envuelve a los senadores Bernardo Elías y Musa Besaile, ambos del Partido de la U, que fueron detenidos, el primero por el caso Odebrecht y el segundo por participar de un esquema de sobornos a dos expresidentes de la Corte Suprema de Justicia para manipular decisiones judiciales. 

México

Esa nación vive en medio del combate al narcotráfico que ha dejado más de 230 mil homicidios desde el 2006.

Andrés Manuel López Obrador, de la alianza ‘Juntos haremos historia’, propuso estudiar una “amnistía a criminales e incluso líderes del narcotráfico”.

Según el candidato, favorito para  ganar las elecciones presidenciales del 1 de julio, eso sería una alternativa para el combate a la violencia que México experimenta desde hace una década.

Esa alianza la conforman el Movimiento Regeneración Nacional (Morena), el Partido del Trabajo (PT) y el Partido Encuentro Social (PES).

En segunda posición aparece la coalición Por México al Frente, del conservador Partido Acción Nacional (PAN), el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano, que contaría con el 32% de la intención de voto.

En tercer lugar se encuentra la coalición del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Brasil

Brasil encara un año electoral repleto de incertidumbre después de las sucesivas crisis que han hecho tambalear la política brasileña, acorralada por un gigante escándalo de corrupción que puede pasar factura a los partidos en los comicios del próximo 7 de octubre.

El país suramericano enfrenta sus primeras elecciones desde que saliera a la luz los entresijos del mayor caso de corrupción de la historia de Brasil, el cual ha salpicado a centenas de legisladores de todo el arco partidario que deberán rendir cuentas ante los electores.

El tablero electoral para las presidenciales de 2018 todavía está por definirse y en el juego está pendiente el futuro del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, condenado a 9 años y medio de prisión por corrupción en uno de los siete procesos abiertos en su contra, relacionados con el caso Petrobras.

 El antiguo dirigente sindical ha reiterado su deseo y predisposición a presentarse a los comicios de 2018, pero su candidatura está en manos de la Justicia, de un tribunal de segunda instancia, que decidirá a partir del próximo 24 de enero si ratifica o no la sentencia, lo que puede invalidar su candidatura.

Venezuela

En este país habrá elecciones presidenciales para decidir si sigue con el chavismo o si cambia de timón después de casi 20 años del gobierno del Socialismo del Siglo XXI.

La crisis social, política y económica golpea a la nación bolivariana y ha empujado a una diáspora de venezolanos hacia otras naciones del área andina.

Aún no hay fecha fija para los comicios electorales, que han sido pospuestos por el presidente Nicolás Maduro.

 Los contrincantes a su reelección salen desde el mismo chavismo, como el expresidente de PDVSA, Rafael Ramírez. Él lo ataca de manera frontal y dice que Maduro ha “destruido el legado del comandante Hugo Chávez”, señala la BBC.

La situación está tan mal en Venezuela que hasta el papa Francisco analizó los focos de conflicto en el mundo, manifestó su preocupación por la crisis y abogó por elecciones en su tradicional saludo de Año Nuevo al cuerpo diplomático.

 “Pienso especialmente en la querida Venezuela, que está atravesando una crisis política y humanitaria cada vez más dramática y sin precedentes... (anhelo) que se creen las condiciones para las elecciones”, señaló.

La reelección indefinida es rechazada en Bolivia

Bolivia afronta 2018 como año preelectoral, con el presidente Evo Morales proclamado candidato para la reelección, empeñado en reforzar su gestión frente a una oposición atomizada, sin un líder con un proyecto alternativo que cambie el rumbo del país.

El 2017 concluyó con una sentencia del Tribunal Constitucional de Bolivia que autorizó a Morales, en el poder desde hace doce años, a presentarse a la reelección para un cuarto mandato consecutivo, pese a que la Constitución que él mismo promulgó establece un tope de solo dos.

Un fallo duramente cuestionado por sus detractores, que le acusan de perpetuarse en el poder.

El presidente del Colegio de Politólogos de La Paz, Ludwing Valverde, dijo que 2018 “es un año preelectoral y de alianzas”, ya que la oposición “tiene que unirse y generar alianzas sólidas, no prebendales, y un proyecto de país” si en realidad quiere hacer frente a Evo Morales en los comicios de 2019.

Valverde aseguró que la consigna del oficialismo que respalda al presidente es centrarse en su gestión, por lo que buscará hacer solo “algunos remiendos” y “no irá más allá” debido a que, a su criterio, el Gobierno no ha podido dar respuesta a los problemas como los de la Justicia y la sanidad pública durante doce años.

El Ejecutivo de Morales esperaba obtener un respaldo a su reforma de la Justicia en las elecciones de hace un mes para designar a jueces, pero se impuso el voto nulo promovido por la oposición en protesta por la sentencia a favor de su posible reelección.

Al poco tiempo de haber ganado por tercera vez los comicios en 2014, los sectores sociales afines al Gobierno plantearon una nueva postulación en 2019 y convocaron a un referéndum en 2016. Morales perdió la consulta. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: