Ejercita el cerebro

- 15 de Noviembre de 2015 - 00:00

La corteza prefrontal ubicada en la zona superior frontal del cerebro es el sitio donde se procesa el pensamiento lógico, el razonamiento, la planificación en el futuro y la toma de decisiones. Los neurocientíficos han observado que las materias de filosofía o matemáticas estimulan esta zona, así como también la conexión entre ambos hemisferios del cerebro.

Una dieta rica en grasas entorpece la creación de nuevas conexiones neuronales

El ser humano es capaz de pensar, aprender o recordar porque el cerebro funciona a través de un enjambre de neuronas que se comunican entre sí por medio de sinapsis. Estas son conexiones de células cerebrales que transmiten la información a través de sustancias químicas llamadas neurotransmisores. Los receptores NMDA son moléculas del cerebro que favorecen la creación de nuevas conexiones que hacen posible la formación de la memoria en lugares como el hipocampo y la corteza cerebral. La ciencia ha descubierto que una dieta rica en grasas reduce la sensibilidad y la acción de estas moléculas.

Preguntar es una de las mejores formas de enseñar

Una de las mejores maneras de que los niños aprendan es plantearles una pregunta. Este procedimiento los motiva, concentra su atención y los convierte en una especie de detectives que buscan resolver el misterio. Es además un modo de incentivarlos para que aprendan solos y satisfagan su propia curiosidad.

Estudiar sí sirve

Cuando nuestros hijos o estudiantes hagan la pregunta de rigor de para qué sirve estudiar, aquí va la respuesta. Los neurocientíficos han observado que cuando a alguien se le pregunta sobre la información recientemente aprendida, la memoria a largo plazo reactiva los circuitos neuronales del recuerdo y lo sigue haciendo en las subsecuentes oportunidades de estudio. En otras palabras, cuando se estudia lo que se ha aprendido se reactivan los circuitos neuronales que se crearon cuando se aprende algo por primera vez. (...continúa).