El 76% de los chilenos justifica linchamientos a delincuentes

| 20 de Julio de 2017 - 00:00
Delincuentes se enfrentaron a balazos con carabineros después de robar un camión.
FOTO: Foto: www.radioagricultura.cl

Los delitos se han transformado en un tema clave de la actual campaña presidencial. Este país mantiene bajos índices de homicidios, según un estudio.

Desde mediados de los años 90, luchar contra la delincuencia ha sido uno de los temas clave en las campañas políticas. Prácticamente no hay candidato que no diga que ‘combatirá’ a este flagelo, aunque desde hace rato que Chile sufre un círculo vicioso en la lucha contra el crimen: la Policía atrapa a un ladrón, violador, asaltante u homicida y este luego es liberado por la justicia o cumple una pena más baja de lo estipulado. En este dramático contexto, siete de cada 10 chilenos justifican los linchamientos públicos a los delincuentes.

Según una investigación del Centro de Estudios y conflictos y cohesión social, que recibe financiamiento estatal, nada menos que el 76% de los chilenos justifica las detenciones espontáneas de los ciudadanos y las golpizas a los delincuentes. Y esa posición es transversal en cuanto a hombres (77%) y mujeres (75%), pero también hay coincidencia en este alto nivel de tolerancia a la violencia entre personas de diferentes ideologías políticas.

Aunque la llamada “justicia popular” es una práctica poco común, cada vez es más frecuente en Chile. Días atrás en el barrio de La Florida, uno de los más populares de Santiago, una mujer denunció a un hombre, de 38 años, después de que le robara su teléfono móvil en un autobús del sistema de transporte público. El delincuente sufrió una fuerte golpiza de parte de los pasajeros y posteriormente falleció. El fiscal del caso estableció que la detención ciudadana se ajustó a derecho.

Una escena similar se vivió en 2014 en pleno Paseo Ahumada, la principal arteria peatonal del centro de Santiago, cuando un grupo de ciudadanos desnudó a un delincuente, para luego amarrarlo y humillarlo en plena vía pública. El problema es que, según los expertos en la materia, en Chile no hay coincidencia entre la percepción de la delincuencia y las cifras reales de delitos.

Estudio sobre delincuencia

Por eso, el gobierno de Michelle Bachelet encargó el año pasado a la encuestadora Adimark un estudio que concluyó que el 49% de los entrevistados consideró a la delincuencia como el principal problema del país. Al mismo tiempo, el 54% consideró que la delincuencia se tiene que atacar aplicando sanciones más drásticas, mientras que el 17% mencionó que el tema de fondo deberían ser los planes de reinserción social y laboral.

También, el 29% opinó que para prevenir los delitos se necesita aumentar las cárceles y el número de policías. Actualmente, Chile está entre los primeros cinco países del mundo con más presos por cada 100.000 habitantes.

De acuerdo con un estudio de la Fundación Paz Ciudadana, la victimización general en 2015 se mantuvo en 25% y los hurtos aumentaron de 7,8% a 8,7%. A su vez, los robos o intentos de robo alcanzaron su máximo histórico de 43,5%.

Sin embargo, el número de homicidios en Chile es bajo en comparación con otros países sudamericanos. Según cifras del Ministerio Público, en 2014 se registraron 1.782 asesinatos, mientras que en 2013 este número alcanzó los 1.552. En cuanto a la tasa de homicidios por cada 100.000 habitantes, en 2014 llegó a 10, el promedio de la década.

Candidato propone combatirla

La ‘bandera’ contra la delincuencia suele ser levantada por los candidatos presidenciales de derecha. Y en la actual contienda presidencial, el exmandatario Sebastián Piñera (2010-2014), el favorito por ahora según las encuestas, repite una y otra vez que aplicará mano dura para los delincuentes. Durante su campaña en 2009, Piñera prometió que se pondría fin a la ‘puerta giratoria’, es decir, a los casos en que las personas cometen delitos y luego son liberadas por la justicia, volviendo a las calles a cometer ilícitos. (I)