Dos compañías de Odebrecht son sometidas al control obligado de lavado de activos

| 17 de Agosto de 2017 - 00:00
En el World Trade Center funcionan las oficinas de Odebrecht Engenharia e Construcao Internacional S.A., que están junto al Swissotel, en Quito.
FOTO: Foto: Marco Salgado / El Telégrafo

En 2015 y 2016 fueron constituidas las dos empresas, que tienen como actividad económica la construcción. José Santos, que delató a Pólit, está registrado como exapoderado de estas entidades.

La contratista brasileña Odebrecht cumple este año tres décadas de operaciones en Ecuador. De las cinco compañías vinculadas con esta empresa, tres permanecen activas y dos están sometidas obligadamente al control de lavado de activos.

Estas compañías son las constructoras Norberto Odebrecht del Ecuador S.A. y Norberto Odebrecht S.A., ambas funcionan en la torre A del centro comercial Mall del Sol, en Guayaquil, provincia de Guayas. “Ellas se crearon en 2015 y 2016, por lo tanto a partir de su constitución son sujetos obligados de control de lavado de activos, según Karen Hansen-Vik López, directora de Prevención de Lavado de Activos y Control de Riesgo de la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros.

Precisamente, entre 2012 y 2015 actuó como apoderado José Conceicao Santos Filho, quien reveló los sobornos que recibieron presuntamente funcionarios públicos ecuatorianos, entre ellos el excontralor general del Estado, Carlos Pólit Faggioni, así como los que pidieron contribuciones, por ejemplo Ricardo R., procesado por asociación ilícita dentro del caso de corrupción de Odebrecht.

De acuerdo con la información de la Fiscalía y según declaración de Santos, que consta en audios, Odebrecht alquiló una suite en el Swissotel para estar más cerca de su principal colaborador, Pólit. Además las oficinas de la empresa Odebrecht Engenharia e Construcao Internacional S.A. funcionan en el World Trade Center, junto a este hotel, según información administrativa de la Superintendencia de Bancos Seguros y Valores.

El control de lavado de activos se sustenta en la reforma que efectuó la Unidad de Análisis Financiero  a la resolución que convocó al sector que realiza de forma habitual las actividades de la construcción, señalando la obligatoriedad de iniciar el reporte a partir del 15 de julio de 2013, explicó Hansen-Vik.

En cuanto a las sucursales de Odebrecht son sujetos de control por la actividad que desarrollan, que es la construcción. “La ley determina que es un sujeto obligado”, agregó.

Control a nivel de sector privado

Para la funcionaria, la principal función que ejerce es la prevención, así como establecer los mecanismos de control preventivo y verificar el cumplimiento y aplicación de la normativa que contiene las políticas y procedimientos de prevención de lavado de activos y del financiamiento de delitos.

En los siete meses de este año, la Dirección Nacional de Prevención de Lavado de Activos ha realizado inspecciones de control preventivo a nivel nacional en 137 in situ y 100 extra situ.

“El control que realiza la Superintendencia de Compañías, no se enfoca en una sola empresa o grupo empresarial; va dirigido al universo de compañías activas que, aproximadamente en la actualidad y a nivel nacional, comprende 73.000; y a los procesos de liquidación y disolución de compañías hasta su cancelación”, sostuvo Hansen-Vik.

Indicó que la Ley Orgánica de Prevención, Detección y Erradicación del delito de Lavado de Activos y del Financiamiento de Delitos, señala que todo ciudadano que conociere de actividades que pudieran constituir operaciones inusuales, injustificadas o sospechosas deberá informar a la Unidad de Análisis Financiero y Económico (UAFE), o a la autoridad correspondiente, según el caso.

Es importante que la ciudadanía conozca de esta obligatoriedad y colabore con la información que conozca, siempre que no se trate de rumores; por ello la formalidad de hacerlo ante la UAFE, manifestó. 

El artículo 318 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) sanciona la falsa incriminación por lavado de activos con una pena privativa de libertad de uno a tres años.

“Con la misma pena se sanciona a la persona que, siendo trabajadora de un sujeto obligado y estando encargada de las funciones de prevención, detección y control de lavado de activos, omita el cumplimiento de sus obligaciones.

Reporte de operaciones inusuales

La Ley de Prevención de Lavado de Activos, dispone en su artículo 4 que las instituciones del sistema financiero y de seguros deberán reportar a la Unidad de Análisis Financiero, las operaciones inusuales e injustificadas de sus clientes, sean personas naturales o jurídicas, cuya cuantía sea igual o superior a $ 10.000, explicó el jurista Joan Paul Egred, conocedor del tema de lavado de activos.

“En Ecuador el primer foco de alerta que se prende para detectar este tipo de delitos, es que muchas veces en el país hay compañías de papel sin actividad económica, pero resulta que tienen transferencias y transacciones de montos sumamente importantes”, dijo Egred.

Consideró que el ROI es fundamental dentro de las investigaciones criminales, puesto que este tipo de documentos permite evidenciar las declaraciones de impuestos, transacciones respecto a inmuebles o vehículos, así como ingresos y depósitos en las cuentas bancarias de las personas o empresas investigadas sobre la base de la interconexión de las bases de datos de las dependencias públicas y notarías a nivel nacional en donde se registran estos actos y contratos.

Bajo este concepto se refirió al caso de corrupción Odebrecht. La Fiscalía recaba una serie de indicios en la etapa preprocesal y  en la  instrucción fiscal a nivel nacional y transnacional, mediante los cuales se pueda presumir que los funcionarios públicos que intervinieron en la adjudicación de sus contratos, de forma personal o  a través de terceras personas naturales o jurídicas relacionadas, recibieron dinero de forma ilícita, lo que configuraría una de las modalidades del lavado de activos, sin perjuicio de otras infracciones penales como concusión, cohecho o peculado. (I)