Viernes, 19 Mayo 2017 00:00 Justicia

Agresor intentó matarse tras ataque

Redacción Justicia

‘Raquel’ recuerda que sus padres se quedaron viendo una película en la sala de la casa. La adolescente, de 17 años, se fue a dormir con su bebé y su otra hermana, de 7 años. De repente, unos gritos la levantaron.

Al salir del dormitorio vio a su madre, Alexandra, de 43 años, sangrando por una herida en el cuello. Su padre, Víctor (43), estaba ahí, con un estilete en la mano.  La menor corrió asustada a pedir ayuda a una tía que vive cerca.

El atacante, al pensar que había matado a la mujer, intentó quitarse la vida con el mismo estilete que cometió el delito. Las heridas que se provocó fueron más profundas.

El hecho ocurrió, aproximadamente a la 01:00 de ayer, en la Mz. 23 de la cooperativa Nueva Prosperina, en el noroeste de Guayaquil.

El fiscal Franklin Saltos indicó que la pareja fue trasladada al hospital Guayaquil, en el suburbio de la urbe. La víctima fue intervenida durante dos horas y -hasta el cierre de esta edición- permanecía estable, pero en estado crítico. Mientras que el atacante se encontraba con pronóstico reservado.

El funcionario indicó que los familiares se negaban a denunciar al progenitor y primero quisieron decir que el autor había sido otra persona, aunque no había nadie en la vivienda.

“Trataron de justificar la acción y no aceptaron que hubo antecedentes de violencia”, dijo.

Un vecino contó que al escuchar los gritos de la adolescente fueron a ayudar y la mujer herida pedía que auxiliaran a su esposo.

“Los dos estaban de pie. Él estaba más grave. Lo bajamos en una sábana, no podía casi ni hablar y solo pudo decir: no me dejes morir”, expresó. (I)

 

 

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Google Adsense

 

Twitter ET