30% de consumidores se siente desatendido en casa

- 28 de Septiembre de 2017 - 00:00
El encuentro se realizó en el teatro Centro Cívico, en Guayaquil. Asistentes formularon preguntas en papeles.
Foto: Karla Naranjo /El Telegrafo.

María recuerda cómo en su barrio unos individuos le ofrecieron droga a una persona con discapacidad. Ahora él tiene un consumo problemático de estupefacientes y parece que no quisiera recuperarse. Ella cree que es muy difícil que un adicto acepte su problema y quiera rehabilitarse, por eso considera que la voluntariedad no debería ser un requisito para atenderlo.

La ciudadana quería exponer esta inquietud durante la jornada de diálogo realizada la tarde de este martes en el teatro Centro Cívico, en el sur de Guayaquil. Ahí estaban autoridades de la Secretaría Técnica de Drogas (Seted), Ministerio de Educación, Gobernación de Guayas, Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), entre otros y, aunque estaba preparada para expresar su punto de vista no logró hacerlo, pues extrañamente el evento terminó antes de lo previsto.

La mujer se acercó al personal de la Seted, con los apuntes de lo escuchado y las situaciones que le causaban intranquilidad. “Si yo me hago la ciega al problema y solo critico, no ayudo en nada”, enfatizó la dama, quien fue una de las pioneras en denunciar la situación de la conocida ‘Bahía de la droga’, en la Décima y 10 de Agosto.

Ledy Zúñiga, secretaria Técnica de Drogas, explicó que se convocaron a 1.000 familias para conversar y orientar acerca de la nueva política de drogas cuyos principales ejes son la prevención, el tratamiento y el control del microtráfico. “Queremos trabajar con los jóvenes desde el ámbito familiar. Hicimos una encuesta en 2016, en la que uno de cada 10 chicos dijo haber consumido algún tipo de sustancias y el 30% indicó no sentirse escuchado, ni querido en casa. Por eso, la prevención debe partir principalmente de la familia”.

Zúñiga agregó que para quienes ya tienen un problema de consumo existen 10 centros de tratamiento y 5 más están por inaugurarse en el país. “Además hay 99 instituciones privadas que cumplen con todos los parámetros para funcionar y se suman a la red de atención pública. Pero también hay asistencia ambulatoria, pues no todos los jóvenes requieren de internamiento”.

Iván Espinel, titular del MIES, manifestó que las familias reciben capacitación para prevenir y que puedan detectar si existe un riesgo de caer en drogas. El funcionario salió del teatro entre los gritos de quienes llegaron con banderas a apoyar su gestión. (I)