La pesadilla de una niña destapa casos de abusos

| 14 de Noviembre de 2017 - 00:00

Ciudadanos protestaron afuera de una escuela, en el sur de Guayaquil, donde un menor y un maestro son sospechosos de cometer delitos sexuales.

‘Rocío’ (nombre protegido) gritaba mientras dormía, tenía pesadillas. “¡Auxilio!, ¡ñaña, ayúdame!”, suplicaba la menor, de 6 años, con los ojos cerrados.  El padre, asustado, se sentó junto a ella y escuchó: “¡Corre que ahí viene! -¿Quién viene mijita? Es el niño que me molesta”, le respondió ella.

‘Juan’ no sabía qué ocurría con su hija en la escuela. Así que conversó con su esposa y buscaron la forma de averiguarlo. ‘Sandra’ empezó a fijarse en los detalles cuando -como de costumbre- la llevaba al plantel, ubicado en la ciudadela La Floresta, en el sur de Guayaquil.

La mañana de un viernes, la pequeña no quiso entrar. Estaba bien y de repente aseguraba que le dolía el estómago y por último le pidió que la cambiara a la jornada vespertina. “¿Qué te pasa, hija?”, le cuestionó. “Nada mamá”.

El progenitor aprovechó la hora del recreo para visitarla y decirle que estaba para protegerla, pero fueron las compañeras de grado quienes le revelaron que un adolescente al que conocen como ‘colombiano’ la molestaba.

El ciudadano añadió que su hija no sería la única víctima, sino 6. Sin embargo, hasta las 13:00 de ayer, 3 personas indicaron que sus hijos fueron afectados por delitos sexuales: 2 por el menor y una por un profesor.

Érika Laínez, subsecretaria de Educación de la Zona 8, anunció que el Distrito Educativo inició sumarios administrativos a la rectora, maestra tutora del grado de ‘Rocío’ y una profesional del Departamento de Consejería Estudiantil (DECE) por no cumplir con lo dispuesto.

La funcionaria, quien se reunió ayer con padres y miembros de la comunidad educativa, añadió que las autoridades de la escuela no informaron los casos y mostró su respaldo para que el hecho no quede impune.

‘Camila’ contó que su hijo, de 6 años, también fue atacado por el estudiante. Ella se enteró en julio de 2017 y cuando le contó a las autoridades del plantel “no me quisieron ayudar. Me dijeron que él se estaba inventando. Ese niño lo manoseó y le introdujo su dedo. El examen médico determinó que sí. Él me contó que la agresión fue en el baño y no fue solo una vez”.

La mujer dijo que su hijo ahora es nervioso y no rinde en los estudios, ni siquiera quiere ir a la escuela. “Yo lo obligo a venir. Él ya no es el niño de antes y yo le creo, pese a que nadie le creyó”, narró con voz entrecortada.  

Cerca de ella estaba ‘Carlos’. Él es padre de una niña que habría sido acosada por un docente. Él relató que un día de agosto, el maestro le pidió que se agachara a recoger unos papeles y le tocó los glúteos con una cartuchera. A él también le pidieron que no denunciara. (I) et

DATOS

Incidentes afuera del plantel
→La mañana de ayer, cuando llegó a la escuela la subsecretaria de Educación, Érika Laínez, se organizó una reunión con los padres afectados. Sin embargo, otros manifestantes que querían que todo sea público abrieron la puerta a la fuerza.  

3 padres de familia expusieron sus casos ante la funcionaria y luego fueron a la Fiscalía de Guayas.

Comunicado del Ministerio
→El Ministerio de Educación informó que colabora con la entrega de información para que el caso no quede impune.

Últimas noticias