Intag, dividida por la minería

15 de Septiembre de 2013 - 00:00

Ayer, técnicos de la Empresa Nacional Minera (Enami) y de la Corporación Nacional del Cobre de Chile (Codelco) intentaron ingresar a Intag (Imbabura) para obtener muestras de aire, agua y suelo, y así estudiar y levantar información topográfica del área, como parte del proceso de socialización.

Sin embargo, comuneros de la zona impidieron el paso de los profesionales que pretendían llegar a la zona de Llurimangua del proyecto Junín, donde la Enami y Codelco, en 4.900 hectáreas de concesión, buscan obtener la licencia ambiental para la extracción de cobre.

Fernando Proaño, jefe del Grupo Operacional Norte, informó que no hubo enfrentamientos entre la fuerza pública que acudió hasta el lugar y sus habitantes. “No ha ingresado maquinaria pesada para explotación del yacimiento”, aclaró el oficial.

Frente a ello, fuentes de la Enami desmintieron los comentarios difundidos en las redes sociales sobre una supuesta militarización de la zona, como publicaron extraoficialmente algunos usuarios en la web.

Hace varias semanas, la Enami socializó con las comunidades de Intag las investigaciones que la entidad realizaría en la localidad.

Polibio Pérez, presidente del Consejo de Comunidades Libres de Minería de Intag, manifestó que los pobladores están preocupados porque “una vez obtenido ese requisito (la licencia ambiental), la explotación será inminente”, por lo que no permitirán el ingreso de los técnicos.

Últimas noticias