Viernes, 21 Abril 2017 00:00 Guayaquil

Las lluvias continuarán hasta mayo, advirtió el Inamhi

Tierra y acumulaciones de agua aún eran visibles ayer en calles de Guayaquil

Una casa colapsó en el sector conocido como La Pampa, en el cerro del Carmen, durante la lluvia del miércoles.
Una casa colapsó en el sector conocido como La Pampa, en el cerro del Carmen, durante la lluvia del miércoles. Foto: William Orellana / EL TELÉGRAFO
Redacción Ciudadanía

La presencia de tierra, producto de deslizamientos y anegaciones, especialmente en baches y depresiones, es una parte de los efectos, aún visibles, de la intensa lluvia caída durante la tarde del miércoles en las calles de Guayaquil.

En el lapso de la precipitación, las avenidas Juan Tanca Marengo, Francisco de Orellana, Isidro Ayora, Antonio Parra, Francisco Rizzo, Las Aguas, entre otras, fueron cubiertas por el agua hasta alcanzar alturas de hasta medio metro, según los habitantes de los sectores afectados.

La Autoridad de Tránsito Municipal (ATM), incluso, recomendó a los conductores abstenerse de salir con sus vehículos para prevenir desperfectos y congestionamientos.

En sitios como la av. Francisco Rizzo, donde limitan las etapas 1 y 2 de Samanes, se pudo observar la presencia de lodo y grava que, según los vecinos, se deslizaron desde las zonas más elevadas.

Una situación similar fue visible en la vía a Daule, cerca de los cerros de Mapasingue, donde también había desechos sobre la calzada. Mientras que en el bloque 5 de Bastión Popular, el agua todavía permanecía en las intersecciones de la calle 23A N-O, la vía principal del sector.

Irina Aguilera, habitante de la manzana 863, comentó que en su vecindario existen pocas rejillas para el desfogue de aguas lluvias y solicitó a la empresa Interagua que solucione esta situación.

“El mayor problema se presenta, precisamente, en los sitios donde faltan estas cosas”. Mientras que en la av. Antonio Parra, en Guayacanes, los habitantes aseguran que
nunca antes habían visto que el nivel de agua alcanzara el medio metro de altura.

La zona se caracteriza por la presencia de locales comerciales como ferreterías, restaurantes y tienda de abarrotes. También hay establecimientos educativos.

Mirna Navarrete, quien labora en un restaurante, comentó que los peatones no tenían cómo transitar durante el tiempo que duró la lluvia. “En los 15 años que tengo en el sector, no había visto cosa semejante”. Por su parte, la Corporación para la Seguridad Ciudadana de Guayaquil ofreció evaluar la situación presentada en el sector conocido como La Pampa, en el cerro del Carmen, donde una casa colapsó.

Hasta el cierre de esta edición no se informaron más detalles.

Según el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi), la temporada invernal podría extenderse hasta la primera quincena de mayo, aunque existen pocas probabilidades de que las lluvias sean de intensidad fuerte.

En lo que respecta a Guayaquil, el 8 y 19 de este mes fueron los días de mayor precipitación. “En estos días registramos casi la totalidad del acumulado en abril”, aseguró Raúl Mejía, coordinador regional del Inamhi.

El último reporte de la entidad reveló que durante el miércoles anterior, la mayor cantidad de agua cayó en los sectores del aeropuerto José Joaquín de Olmedo (104,1 mm), Martha de Roldós (91 mm) y Guasmo Norte (52,3 mm).

Mientras que el acumulado de abril alcanzó los 367,2 mm, lo que equivale al 177,2% del promedio histórico mensual (207,2%) en la ciudad. (I)  

Etiquetas:

ENLACE CORTO