Jueves, 10 Agosto 2017 00:00 Guayaquil

Milton, el tallador que crea imágenes a pulso

Aunque le agrada estar en todo proceso, Guerrero es quien se encarga de dar los últimos detalles.
Aunque le agrada estar en todo proceso, Guerrero es quien se encarga de dar los últimos detalles. Foto: cortesía de Hilda Granda Suárez

La complejidad, el material que se utiliza y los acabados dan la pauta del precio final del trabajo.

Hilda Granda Suárez, estudiante de Facso

La provincia de Imbabura es reconocida como la cuna de hábiles artesanos. Todo por la facilidad que tienen en sus manos para crear ya sea en bronce, yeso o madera.

Pero el epicentro de esta expresión artística es San Antonio de Ibarra. En esa localidad habita Milton Rodrigo Guerrero Ruiz, quien nació en Otavalo, pero está radicado en esta parroquia desde hace más de dos décadas. Tiene su taller en las calles Sucre 8-08 y Ezequiel Rivadeneira. A diario se dedica a realizar diversos trabajos que le solicitan sus clientes. Él recuerda muy bien cómo se inició en el arte.

“Todo empezó en mi infancia con mi padre, quien también es artista, dejaba por ahí sus pinceles y yo jugaba con ellos. Además aprendí a tallar madera. Algunas veces me corté la mano. Así se me fue haciendo familiar ese entorno”.

La técnica que utiliza es mixta, consta desde el realismo, clasicismo, impresionismo, modernismo. Todo eso lo puede tallar en madera, mármol, piedra y barro.

Los acabados finales se los realiza con ceras, aceites, óleos, acrílicos, lacas, esmaltes, barnices. También se utiliza pan de oro y plata. Además se trabaja en aluminio o láminas metálicas. Estas técnicas se mezclan según el efecto que se desee dar al trabajo.

“Cuando empiezo a trabajar una de mis obras primero planteo una idea, luego se realiza el boceto, se lo plasma en un programa de diseño puede ser Photoshop o 3D para visualizar una forma real del proyecto, se plantilla, se elige el tipo de madera adecuada para realizar la pieza que el cliente desea y se empieza su proceso que consta de varios pasos. El tiempo que se toma en realizar una obra depende de su complejidad o cuando el artista dé por terminada la misma. Pueden ser minutos o semanas.

Los trabajos más solicitados son santuarios en madera que constan de la puerta principal, mobiliario en madera, altares, retablos, esculturas en madera y policromadas, todos son bajo pedido.

Cuenta Guerrero que tiene clientes de toda América y Europa. “Para realizar estos trabajos tengo un grupo de personas que me colaboran según la obra que esté construyendo. El costo depende de la dificultad de la obra, materiales a utilizar y sus acabados finales, el volumen de mis trabajos depende de la obra, por esto manejo una agenda para organizarme”. (I)

 

 

 

ENLACE CORTO
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Banner

Últimas noticias

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa