Viernes, 25 Marzo 2011 00:00 Guayaquil

Manso Hostal. Tres en uno, sano y exquisito

Luz tenue, manteles verdes, fotografías de Héctor Napolitano en las paredes de madera, una sala de estar que invita al descanso en un ambiente de relax y un balcón con privilegiada vista al río Guayas, son algunos de los atractivos del Manso Boutique Hostal ubicado en  Malecón 1046 y Aguirre, con horario de atención de 9:00 a 22:00. Este hostal de 11 habitaciones también funciona como cafetería, en la cual trabajan 4 chefs y se mantiene una línea vegetariana combinada con piqueos típicos del Ecuador.

Trilogía Remanso es el preferido. Se trata de un conjunto de tres entradas que también se venden por unidad. La primera consiste en dos muchines de yuca rellenos  de champiñones al ajillo; la segunda, dos tortillas de verde con guacamole;  y la tercera dos empanadas de masa de hojaldre rellenas de espinaca y queso de hoja.

La Trilogía, como  la llaman a menudo los clientes,  reúne estos tres bocadillos. La diferencia está en que los muchines llevan un relleno de queso y no de champiñones y las tortillas de verde, un relleno de queso y no de guacamole. Además, va acompañada de una ensalada de lechuga, tomate y aceitunas, junto con ají. Sin embargo, este plato de $ 7,32 dólares da también la opción al cliente de cambiar los rellenos: “Para cada muchín utilizamos dos yemas de huevo, hay vegetarianos que prefieren evitarlo y se los preparamos con leche de soya”, indica Rossi Villacreces, propietaria y chef del lugar.

“A las tortillas de verde se les puede cambiar el relleno de queso por tomate o acelga; en cuanto a las empanadas, casi nunca cambiamos, porque con eso la gente siempre está conforme”, asegura.

Ninguno de los componentes de Trilogía Remanso son guardados previamente, todo es preparado al instante y el cliente no esperará más de 30 minutos en disfrutar de él, lo único previamente preparado es la masa de hojaldre  (usada para las empanadas), ya que su elaboración dura, al menos, tres horas.

La idea de Ricardo Cevallos y Villacreces, que iniciaron el negocio hace más de dos años, es hacer una mezcla de alimentos saludables junto con lo típico del Ecuador.

“Por ejemplo, este plato representa a Ecuador: la yuca al oriente, el verde a la costa y la harina a la sierra”, explica la chef. “Siempre tratamos de que los rellenos sean vegetarianos, por eso a las empanadas les añadimos espinacas para darle variedad al plato”, añade.

El nacimiento de Trilogía Remanso se debió más a la demanda que a la creatividad, ya que en un comienzo la cafetería ofrecía únicamente platos vegetarianos; pero todo cambió cuando los clientes empezaron a sugerir  no solo ensaladas sino la variedad de piqueos  locales: muchines, empañadas, patacones, camarones, etc.

Otro piqueo muy requerido por los clientes es el Río Místico, de $ 6,10. Este es un crepé de almidón de yuca relleno de champiñones, tomate, queso y verduras asadas, aunque el usuario también tiene la opción de rellenarla con camarones al ajillo. También está el Karma-Less de $ 4,88, el cual está libre de productos de origen animal y es una mezcla de pan integral de cereales, ratatouille (plato francés con tomate, berenjena, cebolla y ajo), nueces y pesto.

Los patacones también son muy solicitados, por la característica especial:  sus salsas de relleno, que acaparan la atención de los comensales. “Tenemos tres salsas, la de queso de $ 3,66, la de cangrejo de $ 5,80 y la de camarón de $ 4,88”, señala Villacreces. La última “es la que más piden”, indica.

La conocida limonada con hierbabuena tiene  un costo de $ 3,05; es una bebida refrescante preparada con 3 limones y 10 hojas de hierbabuena, azúcar morena y  hielo. En cuanto a bebidas alcohólicas, la mejor elección está en el Manso Drink, una mezcla deliciosa de maracuyá, mango, granizado de fresa y vodka, a tan solo $ 5,49. Otro aspecto  que resalta Manso Boutique Hostal, es la inexistencia  de gaseosas, para evitar  los colorantes, que atentan contra la salud  y  contrastan con la filosofía del negocio.

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense