Emelec, siete años en lo más alto del campeonato local

- 05 de diciembre de 2017 - 00:00
Lylibeth Coloma / et

→Desde 2010 los ‘eléctricos’ no bajan del segundo lugar en la tabla acumulada. Fueron tres veces primeros y otras cuatro segundos. En ese período quedaron tricampeones.

En enero de 2009, Nassib Neme fue nombrado titular de la Comisión de Fútbol de Emelec. Su principal objetivo fue armar una plantilla que le permitiera al club pelear por el título, pero ese primer año no lo logró, terminó en segundo lugar de la tabla acumulada.

La principal propuesta de Neme fue iniciar y respetar un proceso futbolístico con la presencia de un entrenador de recorrido internacional; la incorporación de jugadores de experiencia y el apoyo a las formativas del club para que puedan aportar con más elementos al primer equipo.

Para 2010, con el tiempo necesario, contrató a uno de los mejores entrenadores de Sudamérica: Jorge Sampaoli. También diseñó un equipo altamente competitivo, con jugadores de experiencia y con elementos jóvenes. Fue el mejor conjunto de ese torneo, al terminar en el primer lugar de la acumulada, pero perdió la final ante Liga de Quito.

En junio de ese mismo año fue designado por parte de la Federación Internacional de Historia y Estadísticas como el mejor equipo del mundo.

Al siguiente año, ante la renuncia del titular del club, Neme asumió la presidencia y con ello el control total de la institución ‘eléctrica’.

En 2011, el ‘Bombillo’ vivió el año más inestable, en lo futbolístico, pero aún así casi gana el título. La salida de Sampaoli obligó a contratar a Omar Asad como técnico azul, pero el estratega se fue a medio año y su cargo lo ocupó Juan Manuel Carrasco, quien duró cuatro meses en su cargo.

Marcelo Fleitas, quien era uno de los referentes de la zaga azul, decidió retirarse y asumir la dirección técnica del club. Logró redireccionar al equipo y nuevamente, por segundo año consecutivo, clasificó a la final del torneo.

Ese año, Deportivo Quito se quedó con el título nacional y Emelec obtenía una vez más el vicecampeonato.

La era Quinteros

Marcelo Fleitas no convenció a la directiva con su trabajo y a mediados de 2012 abandonó el cargo. Neme, en una de las decisiones más importantes de su gestión, contrató a quien hasta ese entonces era el DT de la selección de Bolivia: Gustavo Quinteros.

El ‘Bombillo’ terminó, otra vez, en el segundo lugar de la tabla acumulada por detrás de Barcelona, que consiguió el título de campeón.

Los ‘toreros’ consiguieron el título gracias a una goleada (5-0) en el último Clásico del Astillero. La hinchada azul pidió la salida de Quinteros, pero nuevamente Neme no se dejó llevar de los comentarios y críticas, y sostuvo a todo su cuerpo técnico.

Ese año la dirigencia logró la incorporación de uno de los mejores extranjeros en las últimas temporadas: Luciano Figueroa. El argentino fue una de las piezas clave en el equipo de Quinteros, pero no le alcanzó para conseguir la tan anhelada corona.

El inicio del tricampeonato

El cuerpo técnico en conjunto con la dirigencia decidieron realizar la pretemporada en Argentina. Lejos de la prensa y de los hinchas, la idea era trabajar a un equipo para que compita en el campeonato ecuatoriano 2013 y en la Copa Libertadores.

Se realizó la contratación de Pablo Zeballos, uno de los fichajes más caros del fútbol ecuatoriano, pero el jugador de origen paraguayo no dio lo que se esperaba y tuvo varios inconvenientes con la prensa y con hinchas ‘eléctricos’.

Emelec ganó la primera etapa del campeonato con cuatro puntos de diferencia de su escolta (Liga de Quito), y con un juego altamente ofensivo. Para la segunda fase los azules volvieron a dominar con categoría. Una fecha antes de que terminara el campeonato consiguieron el tan ansiado título nacional, el número 11.

En menos de dos años en el club, Quinteros y su cuerpo técnico se ganaba el cariño de los hinchas. Por otra parte, Neme confirmaba que no solo sabía de gestión empresarial sino también de fútbol. Gracias a su empeño de mantener los procesos logró una estrella más para la institución, pero demostrando superioridad futbolística, por encima de los 12 equipos del certamen. En 2014, Emelec volvió a ganar la primera etapa y así consiguió un lugar en la final.  La base de futbolistas que ganó el título se mantuvo por las gestiones de Neme, que además de conseguir éxitos deportivos logró mejorar las finanzas del club.

Los ‘eléctricos’ disputaron el campeonato con Barcelona, su archirrival. El primero de los clásicos terminó 1-1 en el estadio Monumental y luego en el George Capwell la fiesta se tiñó de azul tras golear 3-0 al ‘Ídolo del Astillero’.

Al mando de Quinteros y con la gran gestión de Neme, el ‘Bombillo’ ganó su título 12. Meses después, en febrero de 2015, el buen trabajo de Quinteros fue determinante para que la dirigencia de la Ecuafútbol lo considere para la selección nacional.

Ante la ida de Quinteros, Neme decidió traer a Omar De Felippe. Ese año (2015) se iniciaron los trabajos para la remodelación del estadio George Capwell y Emelec tuvo que hacer de titular en Milagro, Manta y Portoviejo.

De Felippe hizo algunos ajustes tácticos ante la salida de varios jugadores. El equipo volvió a ganar la primera etapa y aseguró su presencia en la final. Liga de Quito ganó la segunda fase y disputó ante los azules el título.

El primer partido se jugó en el Reales Tamarindos de Portoviejo y fue una victoria (3-1) de Emelec. La gran final se disputó en Casa Blanca y terminó 0-0. Así los azules ganaron su título 13. 

Arias contó con el total respaldo de Nassib Neme

→Alfredo Arias, DT de Emelec, regresó luego de varios meses a conversar con los medios. Lo hizo luego de la victoria 2-0 ante Guayaquil City. Explicó que no ha querido hablar en las ruedas de prensa para evitarle problemas al club y que ese día habló (sábado) por pedido de los jugadores y del presidente Nassib Neme. “No quería hablar para no hacerle daño a Emelec”.

Ese resultado (2-0) le permitió a Emelec disputar una vez más el título de campeón ante Delfín y sustentar el trabajo que Arias ha realizado desde 2016 cuando asumió la dirección técnica del club. Fueron varios los momentos cuando los hinchas inundaron las redes sociales pidiendo su salida, o en el estadio George Capwell lo insultaron y hasta lanzaron objetos (botellas de plástico).

Esas reacciones provocaron que el DT decidiera no acudir a las ruedas de prensa luego de los partidos -ese espacio lo ocupó uno de sus asistentes técnicos-; además, prefirió dirigir los partidos en la ‘Caldera’ sentado la mayor parte del tiempo en la banca de suplentes. Así pasó en el último Clásico del Astillero, donde a pesar del dominio y el marcador pasó 78 minutos en el banquillo.

Durante toda esa avalancha de críticas, el mayor respaldo lo encontró en Nassib Neme, el presidente del club, que durante los últimos años ha respetado procesos y no se ha dejado llevar por los comentarios de la prensa y mucho menos de los hinchas.

Ahora, con la clasificación de Emelec a la final, el tiempo la da la razón a Neme, cuando dijo que “los títulos se los gana en diciembre” y respaldó totalmente la gestión de Arias.

Gracias al triunfo ante Guayaquil City y a la aparición de jugadores como Juan Carlos Paredes y Jorge Guagua -según palabras del mismo club-, Emelec terminará el año, nuevamente, entre los dos primeros puestos y con la oportunidad de conseguir su título número 14. (I)  

Los jugadores de Delfín tienen concentración permanente  

 El equipo delfinista está optimista para los partidos que se vienen. Los jugadores dialogaron entre sí ayer en la cancha Los Geranios. Foto: Rodolfo Párraga / et

El capitán de Delfín Sporting Club, Francisco Silva, llamó a sus compañeros al término de las prácticas de ayer por la mañana hacia un costado de la cancha Los Geranios. Los jugadores dialogaron por más de 20 minutos y luego entre risas y camaradería se retiraron del escenario. 

El plantel manabita comenzó de esta manera la semana, de cara al partido con Fuerza Amarilla a jugarse esta semana en el estadio Jocay, correspondiente a la última fecha de la segunda etapa del torneo doméstico.  Pese a que falta una jornada para el cierre de la fase, en el equipo de Manta ya se piensa  en la final ante Emelec.

El defensa Luis Luna asegura que el compromiso es una entrega al 100%. “Hacernos cada vez más fuertes y, si Dios lo permite, quedar campeones”. Destaca que Delfín se ha enfrentado en cuatro ocasiones a Emelec este año, de los cuales tres encuentros se han empatado (3-3 el 23 de abril de local, 1-1 el 30 de abril de visitante  y 0x0 el 3 de noviembre en el Capwell) y uno ganado (2x1 el 20 de agosto en casa). “Estamos  invictos ante Emelec. No serán nada fácil esos partidos que se vienen, pero sabemos cómo enfrentarlos, conocemos las virtudes y las falencias de ellos, al igual que ellos las de nosotros”.

Para el delantero Bryan Oña es importante cerrar bien el campeonato. “Se nos viene Fuerza Amarilla y tenemos que salir con todo, ir con buen ánimo que nos ayude a enfrentar las dos finales que se vienen; la verdad serán muy interesantes los encuentros, de gran expectativa para todo el país; nosotros nos vamos a preparar para ganar”.

Indica que hubo errores y que han conversado sobre aquello. “Hay que concentrarnos aún mejor  en línea, creo que eso nos ha pasado factura y nos han marcado fácilmente, pero ahora no hay cómo reprocharse nada, debemos pensar hacia adelante, en los sueños que hemos tenido en que no sea una campaña que quede a medias sino que hay que poner de nuestra parte. Lo demás viene por añadidura”. 

El entrenador Guillermo Sanguinetti dio a conocer que estarán concentrados toda la semana para enfrentar esos partidos y estar de la mejor forma”.  (I) et

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: