Aquello se considera un signo de debilidad

La homosexualidad es un tabú en el fútbol británico

- 06 de octubre de 2017 - 00:00
El alemán Thomas Hitzlsperger reconoció públicamente su homosexualidad en 2014, cuando ya estaba retirado. Fue seleccionado de su país.
Foto: AFP

Los jugadores no salen del armario porque temen poner en peligro sus carreras. Los clubes no los respaldan.

Inglaterra.-

La homosexualidad sigue siendo un tema tabú en el fútbol británico, pese a las campañas de sensibilización, lo que empuja a los aficionados gais a reclamar apoyo por parte de los  clubes. “No veo a un futbolista salir del armario”, declara el comediante británico Matt Lucas, quien lidera a los Gay Gooners, una asociación de aficionados homosexuales del club londinense Arsenal. “Ya que si lo hicieran, sería percibido como un signo de debilidad”.

En agosto, Ryan Atkin se convirtió en el primer árbitro profesional del fútbol inglés en reconocer públicamente su homosexualidad, esperando que su decisión ayude a combatir la homofobia en el deporte rey.

Atkin, de 32 años, comenzó a arbitrar en 1999 y apoya la campaña ‘Cordones arcoíris’, lanzada por Stonewall, una asociación de defensa de los gais, lesbianas y transexuales, apoyada por la Federación Inglesa (FA) y la Premier League.

Esta campaña busca sensibilizar al público con un lenguaje contrario a la homofobia en el fútbol y los comportamientos discriminatorios.

Entre los jugadores, el inglés Justin Fashanu fue el primer futbolista en hacerlo, en 1990. Atacado desde todas partes, más tarde acusado de agresión sexual en Estados Unidos en 1998 (los cargos no continuaron por falta de pruebas), se suicidó poco después.

El exinternacional alemán Thomas Hitzlsperger esperó hasta 2014, una vez retirado, para reconocer públicamente su homosexualidad.

Los autores de un informe sobre las discriminaciones en el deporte, aparecido en 2013, explicaban que los futbolistas temen “poner su carrera en peligro” y mencionan el ejemplo de “un futbolista profesional de alto nivel”, obligado por un patrocinador a mostrarse “en los brazos de una mujer para acallar los rumores”.

En agosto, Ryan Atkin (c) se convirtió en el primer árbitro profesional del fútbol inglés en reconocer su homosexualidad. Foto: AFP

Tsunami de homofobia

“Es algo que nunca he visto (que un jugador salga del armario), ¿pero por qué no? Es un ser humano, lo que sienta forma parte de la vida privada. No tiene nada que ver con su condición de futbolista y debemos simplemente respetarlo”, estimó el francés Paul Pogba, centrocampista del Manchester United, citado en agosto en L’Equipe, con ocasión del lanzamiento de la nueva campaña de la UEFA a favor de la diversidad en el fútbol.

“Un tsunami de homofobia invadiría los clubes si un jugador saliera del armario”, estimó Jonathan Green, un miembro de los Gay Gooners, interrogado por la AFP.

“Los futbolistas homosexuales tienen miedo ante la idea de salir del armario. Muchos jugadores son gais, algunos en Premier League, pero no cuentan con el apoyo de los clubes que los emplean”. La situación podría cambiar si lo tuvieran, según su opinión.

Solo un tercio de los 92 equipos de fútbol profesionales en Inglaterra tienen clubes de fans LGBT (lesbiana, gay, bisexual y transexual). “¿Qué hacen? No hacen gran cosa hasta ahora”, opinó Green, en alusión a los clubes de la Premier League, pero también a la Federación Inglesa de Fútbol, pese a que esta apoya la campaña ‘Cordones arcoíris’, lanzada por Stonewall, una asociación de defensa de los LGBT.

Arsenal se desmarca un poco de los otros equipos. El club londinense había puesto su partido de Premier League del domingo contra Brighton bajo el eslogan ‘Arsenal for everyone’ (‘Arsenal para todos’). Una ocasión de “crear un ambiente en el que todos los que se sienten identificados con el club se sientan respetados y bienvenidos”, según su sitio oficial en internet. De este modo, antes del inicio del partido, los aficionados gais del Arsenal (The Proud Seagulls) jugaron un encuentro contra los del Brighton.   

El entrenador del Arsenal, el francés Arsene Wenger, insistió este domingo sobre la importancia de un espíritu abierto. “Es crucial, una de las responsabilidades del deporte”, declaró, reconociendo que a veces pregona  en el desierto. “No se trata solo de ganar: un club de fútbol está en primera línea sobre los valores. Si estoy aquí desde hace 21 años es debido a que tenemos estos valores”, añadió el estratega.  

En Brighton se prefiere tomar la postura del avestruz, según Stuart Matthews, fundador de The Proud Seagulls. “No piensan que es un problema del club, piensan que es el problema de los otros clubes”, lamentó este repartidor de 50 años. (I)

--------------------------------

La dolorosa historia de Justin Fashanu

Foto: AFP

“Me he dado cuenta de que ya he sido declarado culpable. No quiero dar más preocupaciones a mi familia y a mis amigos”. Con una carta se despedía del mundo Justin Fashanu, el futbolista inglés de padres nigerianos, después de sufrir las consecuencias de declararse homosexual, mientras jugaba al fútbol profesional en Inglaterra.

Fueron tres años de grandes actuaciones dentro de la Premier League. Debutó en 1979 con 17 años y sus excelentes cualidades lo convirtieron en el jugador negro más caro de la historia, al ser traspasado del Norwich al Nottingham Forest por más de $ 1 millón en 1981. En su nuevo equipo comenzó su calvario. Con 20 años se topó con el polémico entrenador Brian Clough, quien no soportó enterarse de que uno de sus jugadores visitaba bares gais.

El exjugador del Manchester City, el West Ham y la selección inglesa sub-21 no pudo soportar el acoso y la difamación. Afirmando su inocencia, escapó a Inglaterra y el 2 de mayo de 1998, con 37 años, apareció ahorcado en un garaje abandonado en Shoreditch, Londres. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: