Viernes, 21 Abril 2017 11:49 Fútbol Internacional

Galatasaray-Fenerbahçe, la batalla de Estambul se juega en dos continentes

Galatasaray-Fenerbahçe, la batalla de Estambul se juega en dos continentes
Agencia AFP

Hace más de un siglo Galatasaray y Fenerbahçe protagonizan una lucha sin cuartel por la supremacía en Estambul, un derbi único en el mundo porque se juega en dos continentes.

El domingo el Fenerbahçe irá desde la parte asiática de Estambul al Türk Telekom Arena, estadio del Galatasaray en la orilla europea de la ciudad. 

En la ida los 'canarios' -Fenerbahçe-, invictos en casa ante los 'leones' -Galatasaray- hace 17 años, se acabaron imponiendo por 2-0.

Como en cada ocasión, miles de aficionados llenarán el estadio (el récord de afluencia es de 71.000, en 2003) y millones de telespectadores retendrán el aliento. Con la policía siempre vigilando para que no suceda nada fuera de lo normal.

"Es la guerra", señala Yakup Altinisik, de 37 años, miembro del principal grupo de hinchas del Galatasaray, los UltrAslan. 

"Puedes perder el título, pero no el derbi. Si pierdes los dos, es como si tu mujer te engaña y obtiene la custodia de los niños", añade.

"La presión comienza a aumentar al menos un mes antes del partido", explica Erden Kosova, de 44 años, cofundador del grupo ultra Vamos Bien, del Fenerbahçe.

"Intento aguantar el estrés hasta el último minuto. El día del partido tengo la cabeza a punto de estallar", añade.

La rivalidad entre Galatasaray, 20 veces campeón de Turquía, y Fenerbahçe, 19 títulos, tiene sus raíces en la historia del país y tiene mucho que ver con la geografía de Estambul. 

El estrecho del Bósforo crea una frontera natural entre los dos enemigos, obligando a los visitantes a un trayecto que se asemeja a una maniobra de invasión, ya que desembarcan en ferry al otro lado del río rugiendo con cánticos marciales.

- 'Locura colectiva' -

Ambos clubes cuentan con un "hecho fundador" ligado a la Guerra de la Independencia Turca, liderada por Mustafa Kemal contra las potencias europeas, tras la caída del Imperio Otomano.

Fenerbahçe recuerda que sus jugadores transportaron cajas de armas hacia la Anatolia para apoyar la guerra.

Galatasaray, fundado en 1905, dos años antes que el Fenerbahçe, recuerda que fue el primer club turco en enfrentarse a las entidades europeas en un terreno de juego.

Si Besiktas apareció en los años 90 como el tercer gigante de Estambul, el derbi Galatasaray-Fenerbahçe se distingue por "la amplitud de la locura colectiva que provoca", subraya el escritor turco Tanil Bora.

En sus inicios el Galatasaray era percibido como el club de la élite otomana occidental, mientras que el Fenerbahçe era el equipo de una burguesía industrial que miraba a la Anatolia, dos distinciones completamente borradas en la actualidad.

La oposición es ahora más filosófica, reflejada en valores y estilos opuestos: Galatasaray opta por un juego racional, a la alemana, mientras que el Fenerbahçe gusta de expresar sus individualidades. "Queremos magia", resume Erden Kosova.

Además ambos equipos se han desarrollado alrededor de dos establecimientos escolares rivales. Galatasaray bebe de la influencia del liceo francófono del distrito de Beyoglu y Fenerbahçe se acerca al liceo Saint-Joseph, en el distrito de Kadiköy.

- 'Posteridad' -

En el enfrentamiento entre ambos equipos el Fenerbahçe conoció su edad de oro en los años 70 y 80. El decenio siguiente perteneció al Galatasaray, que incluso ganó una Copa de la UEFA en 2000, único título europeo ganado por un club turco.

El derbi de Estambul también ha conocido episodios tristes, con batallas entre ultras armados hasta los dientes. Pero las autoridades han tomado medidas desde los años 90 para pacificar el fútbol del país.

Los estadios turcos siguen siendo de los más calientes del mundo. Además los medios de comunicación juegan un papel crucial alrededor del derbi, por lo que la presión resulta enorme para jugadores y entrenadores.

El técnico holandés del Fenerbahçe, Dick Advocaat, pidió a sus jugadores que se entreguen el domingo: "Este partido será una de las batallas que pasarán a la posteridad". 

Hace mil años, recuerda Tanil Bora, las diferentes facciones competían en carreras de carros, "la gran pasión de la época". Por un lado estaba los Azules, propietarios cercanos al poder, y por el otro los Verdes, comerciantes y artesanos. 

Según el escritor una señal de que "esta ciudad lleva los derbis en la sangre". (D)

ENLACE CORTO

Promo Facebook

Twitter

Twitter @Fanatico_ET