El bicampeón exhibe su trofeo en la ANFP

| 30 de Junio de 2016 - 00:00
Arturo Vidal (izq.) y Mauricio Isla levantaron el trofeo durante la premiación posterior a la final ante Argentina.
FOTO: Foto: AFP

La copa pasó la noche en la oficina del presidente del fútbol chileno, Arturo Salah, bajo ‘siete llaves’.

El hermoso trofeo cubierto de oro concedido a Chile por ganar la Copa América Centenario en Estados Unidos ya está en Santiago. Y la copa comenzó ayer a ser exhibida, por ahora solo para los medios locales, en la sede de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP), en la comuna de Quilín. ¿Una curiosidad? Como el edificio del fútbol chileno no cuenta con resguardos especiales, la copa pasó la noche del martes en la oficina del timonel de la ANFP, Arturo Salah, bajo ‘siete llaves’.  

La estatuilla mide 61 centímetros de altura y pesa unos 7 kilogramos. Además, tiene una base de metal plateada y está cubierta con oro de 24 quilates.
Confeccionar su diseño, que estuvo a cargo de Epico Studios de Estados Unidos, llevó 89 días, mientras que materializar la obra, una creación de London Workshops of

Thomas Lyte de Inglaterra, tomó otros 98.  

A tres días de haber obtenido la copa continental, la mayoría de las conversaciones de los chilenos gira sobre este tema, pero también en el hecho de que los argentinos no han sabido reconocer su dura derrota. Para muchos, al renunciar a la selección transandina, Messi desvió toda la atención y de alguna manera minimizó la hazaña de la Roja. En Argentina, todo gira en torno a la Albiceleste, como si sus rivales chilenos no existieran.

En Chile, en cambio, se reconoce que históricamente Argentina ha sido superior, pero ha sido el equipo de Alexis Sánchez el que lo venció en dos finales consecutivas.

En el otro lado de la vereda, la ANFP y el gobierno de Michelle Bachelet aún no resuelven cómo, cuándo y dónde será el festejo oficial. Ocurre que la mayoría de los jugadores no regresó a Santiago al optar por quedarse de vacaciones en Estados Unidos. Y quienes sí volvieron a Chile, como el capitán Claudio Bravo o Gary Medel, ya partieron fuera de Santiago a descansar con sus familias. Un encuentro entre el grupo de jugadores que retornó al país estaba programado para ayer, miércoles, en La Moneda, pero todo ha quedado ‘en veremos’ para que sea el plantel completo el que le entregue la copa a Bachelet.

Hasta el cierre de esta edición, tomaba fuerza la idea de realizar un festejo masivo este fin de semana en el Estadio Nacional. Esa posibilidad la propuso el propio Salah y los jugadores estarían dispuestos. Sin embargo, todo dependerá de que un grupo considerable de jugadores esté en Santiago.

La ocasión sería perfecta, ya que en el Estadio Nacional se exhibe un museo con la historia de la selección chilena.

La otra opción es aprovechar un homenaje que se hará el sábado a Fernando Riera, un exjugador y técnico de la Roja durante el Mundial de 1962. Riera es el mentor de Salah y es considerado como el director técnico chileno más exitoso en la historia del país. De todos modos, esta alternativa tampoco está del todo clara.

Lo cierto es que los chilenos sí quieren que se haga un homenaje masivo a la selección chilena. Más allá de si se concreta un acto de homenaje con los jugadores, la ANFP confirmó que habrá al menos dos instancias para que la ciudadanía observe y se fotografíe con la copa. También en la Conmebol circula la idea de que Chile enfrente en un duelo amistoso al ganador de la Eurocopa. (I)