Juez acepta extraditar a exjefe del fútbol sudamericano

- 16 de Noviembre de 2017 - 15:17
Foto: AFP

Un juez paraguayo aceptó este jueves dar curso a la extradición a Estados Unidos del ex jefe del fútbol sudamericano Nicolás Leoz, implicado en el escándalo de sobornos millonarios conocido como 'Fifagate'.

No obstante, el magistrado ordenó que "antes de proceder a la entrega, deberá constituirse una junta médica" para evaluar la salud del exdirigente de 89 años, actualmente bajo prisión domiciliaria en Asunción.

El fallo judicial coincide con la presentación de pruebas y declaraciones incriminatorias emitidas esta semana por un exempresario argentino de medios durante el juicio oral que se inició en Nueva York contra exjerarcas del fútbol sudamericano y empresarios.

Ricardo Preda, el defensor de Leoz en el pleito por la extradición, dijo a la AFP que apelará la resolución ante el tribunal de segunda instancia. Si ese tribunal vuelve a fallar en contra, la defensa puede apelar a la Corte Suprema de Justicia.

Leoz es uno de los 42 exdirigentes del fútbol de las Américas y empresarios deportivos acusados de corrupción por el gobierno estadounidense tras el llamado 'Fifagate', que estalló en 2015. Tres de ellos, que se declararon inocentes de los cargos, son los que están siendo juzgados en Nueva York.

Se trata del exjefe del fútbol brasileño José Maria Marín, de 85 años, el paraguayo Juan Ángel Napout, expresidente de la Conmebol y exvicepresidente de la FIFA, de 59 años, y el exjefe del fútbol peruano y exintegrante del comité de desarrollo de la FIFA Manuel Burga, de 60.

En el juicio, el argentino Alejandro Burzaco, extitular de Torneos y Competencias, compareció esta semana como testigo protegido de las autoridades estadounidenses y denunció un amplio entramado de sobornos a exjerarcas de la Conmebol para la concesión de los derechos de televisación de torneos internacionales de fútbol.

Las denuncias de Burzaco generaron un gran revuelo sobre todo en Argentina. El exempresario acusó al todopoderoso exjefe del fútbol argentino Julio Grondona, fallecido en 2014.

Denunció que su empresa y sus socios Televisa de México y TV Globo de Brasil pagaron a Grondona, fallecido en 2014, $ 15 millones en sobornos por los derechos de televisación, internet y radio de los Mundiales 2026 y 2030. Ambas empresas negaron las acusaciones.

El hijo del exdirigente argentino y exvicepresidente primero de la FIFA, dijo este jueves que Burzaco "mintió".

"Burzaco mintió. Y fue muy grave. Lo que dijo de los derechos de 2026 y 2030 es una locura, si papá había muerto. Es una locura porque los derechos se dieron hasta el 2018 y el 2022", afirmó Grondona hijo.

Luego de la comparecencia de Burzaco, el empresario argentino Jorge Dehlon, implicado en las acusaciones, se suicidó el martes arrojándose sobre las vías del ferrocarril en un suburbio de Buenos Aires.

Parkinson e hipertensión

"El delito de soborno privado no es un delito estipulado en el Código Penal de Paraguay", sostuvo el abogado de Leoz, cuya estrategia sería postergar así por tiempo indefinido la extradición del exdirigente "por razones de salud".

Leoz padece de párkinson y de hipertensión, entre otros males de la edad.

"Si hubo un soborno entre particulares, no es un delito en Paraguay. Si no es un hecho punible en Paraguay, no se puede extraditar", puntualizó el abogado.

"Ademas, el doctor Leoz tiene problemas de salud desde hace 5 años. Hoy tiene 89 años y tiene asistencia médica las 24 horas. No viaja en avión desde hace cuatro años por razones de salud", argumentó Preda.

Propietario del exclusivo Sanatorio Migone de Asunción, Leoz se internó en el nosocomio poco después de las detenciones masivas de dirigentes de la FIFA en Zúrich, en mayo de 2015.

Los médicos reportaron entonces un cuadro de hipertensión.

Sobre Leoz pesan los delitos de "asociación delictuosa de crimen organizado, asociación delictuosa de fraude electrónico, fraude electrónico, asociación para el lavado de dinero y lavado de dinero" entre los años 2010 y 2013.

En caso de ser extraditado, Leoz no podrá ser juzgado por otros delitos, sin el consentimiento de las autoridades paraguayas, dijo el juez, quien aclaró que tampoco podrá ser reenviado a otro país.

130.000 dólares para escuelas

En declaraciones a la AFP en 2015, Leoz negó haber recibido cifras siderales por negociados en los derechos de televisación de los partidos organizados por la Conmebol.

Solo admitió haber aceptado de la ISL (International Sport and Leisure), la empresa suiza de patrocinio deportivo que estuvo muy vinculada a la FIFA en los noventa, unos $ 130.000 "en carácter de donación" en el año 2000 para "construir escuelas para indígenas en distintos puntos del país (de Paraguay)", donde tiene su sede permanente la Conmebol.

Leoz, con 50 años de dirigencia deportiva y 27 al frente de la Conmebol, se retiró en 2013 de la entidad sudamericana y de la FIFA tras alegar problemas de salud.

Coincidió su salida con las primeras publicaciones de prensa en medios europeos que aludieron a supuestos sobornos para la concesión de los mundiales a Rusia 2018 y Catar 2022.

Asumió en su reemplazo el paraguayo Juan Angel Napout hasta diciembre de 2015, hoy procesado en Nueva York por el mismo caso y quien se declaró inocente. (D)