Warner Bros. suspendió a productor de DC Comics por acusaciones sobre abuso sexual

| 14 de Noviembre de 2017 - 13:07
Andrew Kreisberg es productor de 'Supergirl', 'Arrow', 'The Flash' y 'Legends of Tomorrow'.
FOTO: Internet

Andrew Kreisberg, productor ejecutivo de producciones como Supergirl, Arrow, The Flash y Legends of Tomorrow fue suspendido por Warner Bros. luego de que Variety publicara una serie de testimonios de personas que lo acusaron de haber acosado sexualmente a varias compañeras de trabajo, quienes por años tuvieron que aguantar contacto físico indeseado, como besos y tocaciones.

El productor de series de DC Comics, responsable de producciones de TV como Supergirl y Arrow, entre otras, fue es señalado por 15 mujeres y cuatro hombres de crear un ambiente de trabajo hostil donde era habitual el hostigamiento donde las féminas se sentían constantemente evaluadas por su físico.

También fue acusado de realizar comentarios de mal gusto, de índole sexual y de abuso de poder.

"Recientemente nos han puesto al tanto de unas acusaciones de mala conducta contra Andrew Kreisberg. Hemos suspendido al Sr. Kreisberg y estamos llevando a cabo una investigación interna", señaló el estudio.

Kreisberg, por su parte, negó los actos. "He hecho comentarios sobre la apariencia de mujeres y sus ropas en mi capacidad de productor ejecutivo, pero no estaban sexualizados. He sido un mentor orgulloso tanto de colegas hombres y mujeres durante años. Pero nunca en lo que creía que era una forma no consentida y, ciertamente, nunca de una forma sexual", dijo.

La desvinculación del productor aún no se hace efectiva, ya que ello dependerá de la investigación realizada por Warner Bros. 

La actriz que interpreta a Kara Danvers en Supergirl, Melissa Benoist, se pronunció al respecto mediante una declaración publicada en Twitter. En ella, sin decir nombres, Benoist critica la conducta de aquellos que acosan o abusan sexualmente de otros. (E)

"Soy una mujer que protagoniza una serie que apoya la igualdad y el feminismo, el empoderamiento y la lucha por lo que es correcto. Siempre he intentado comportarme así yo misma también. Tristemente, la serie y mi carrera son parte de una industria que no siempre refleja estos sentimientos. Esto me rompe el corazón, y algunas veces me hace sentir desesperada. Sé que no soy la única que se siente así. Pero soy optimista. Creo que el cambio duradero es posible, y cuando la gente es maltratada, deberían tener un lugar seguro donde hablar su verdad y siempre ser escuchados. Y cuando la gente comete crímenes o acosa a otros, siempre deberían hacerse responsables- no importa la industria en la que trabajen o el poder que ostenten. He hablado sobre esto en el pasado- de manera pública y no tan pública- y continuaré haciéndolo. Todos nosotros deberíamos, sin miedo o vergüenza. Todos tenemos que intentar llegar a unos valores más altos. Así que, esta semana, volveré a trabajar en 'Supergirl' con mayor compromiso aún de ser parte de algo que cambia la norma, escuchando a la gente cuando rompe el silencio y renunciando a aceptar un entorno que sea cualquier cosa salvo un espacio seguro, respetuoso y colaborativo".