Arjen Robben, el final de una generación

- 13 de octubre de 2017 - 00:00
Foto: AFP

Es el final de una generación. Arjen Robben se retiró el martes de la selección holandesa después de su fracaso en la carrera por alcanzar el Mundial de Rusia 2018, tres años después de finalizar tercera en Brasil 2014.

El extremo de 33 años, autor de 37 goles en 96 partidos, lo anunció tras consumarse el fracaso.

“Ahora voy a dedicarme al 100% a mi club (Bayern Múnich), es una decisión definitiva”, dijo ante la sorpresa del seleccionador Dick Advocaat.

“Incluso con 33 años, Arjen sigue siendo uno de los mejores jugadores del mundo. Jugar con él o sin, es muy diferente, dejará un vacío inmenso”, señaló el técnico.

El antiguo delantero del PSV Eindhoven hizo lo que pudo en su último partido como internacional. Marcó un doblete ante Suecia (2-0) y fue el mejor de los suyos, otra vez muy duramente criticados por la prensa holandesa.

“14 años de carrera y 96 partidos no está mal para un ‘hombre de cristal’”, señaló con ironía por las críticas que ha recibido debido a su propensión a las lesiones.

Criticado durante estos tres lustros por no implicarse lo suficiente con la selección, Robben dejó escapar algunas lágrimas en el himno nacional previamente al partido, sabiendo que jugaba el último cotejo como atacante de la  ‘Oranje’ (Holanda tenía que ganar 7-0 a Suecia para disputar la repesca del Mundial).

Junto a Rafael van der Vaart, Wesley Sneijder y Robin van Persie, Robben completaba el ‘Big Four’ del equipo, finalista ante España en el Mundial de Sudáfrica 2010 y tercero en Brasil 2014.

Con Robben parece que se acaba una época, a pesar de que Sneijder, de 33 años, no fue convocado en esta ocasión y Van Persie, de 34 y lesionado, siguen disponibles. Van der Vaart, por su parte, no juega con la selección desde 2013. 

Ya ausente de la Eurocopa 2016, la primera que jugaron 24 equipos, Holanda se perderá la segunda competición mayor de forma consecutiva. Y la perspectiva de futuro no parece mejor.

En la carrera de Robben con la ‘Oranje’, quedará para el recuerdo el mano a mano que tuvo ante el español Iker Casillas en la final de Sudáfrica. El zurdo, que recibió un balón filtrado por Wesley Sneijder, tuvo en sus pies abrir el marcador y dejar a Holanda muy cerca de ganar el torneo.

El pase, a la vez potente y preciso, lo dejó en ventaja frente a Gerard Piqué y a Carles Puyol, a quienes superó en velocidad, pero en la definición Casillas interpuso su pie y el balón se fue desviado. Ya en tiempo extra, el volante Andrés Iniesta marcó para dar el título a España.

El futuro de Advocaat

El fútbol holandés vive una de sus mayores crisis. El miércoles, el semanario especializado Voetbal International escribió: “Naciones como Irlanda del Norte, Turquía o la República Checa son ahora muy superiores”.

Una situación muy grave en el país del ‘fútbol total’, algunos meses después de la muerte de Johan Cruyff. La agencia de prensa ANP señaló: “Habrá que esperar 11 meses antes de un nuevo partido decisivo, en la Liga de Naciones (nueva competición de la UEFA). El nuevo ciclo no comenzará inmediatamente”.

Además, la nueva generación holandesa no tiene el talento de las anteriores. Sus jugadores han dejado de ser codiciados por los grandes del continente.

Pero incluso Voetbal International rechaza esta explicación recordando que “Islandia (clasificada para el Mundial) no posee más talento individual”.

El diario Algemeen Dagblad subraya que “Suecia ha perdido a Zlatan, lo que no le impide seguir siendo competitiva”.

Queda la cuestión del futuro seleccionador. Dick Advocaat, de 70 años, tiene contrato hasta el final del año y dirigirá al equipo durante sus dos próximos amistosos, uno de ellos ante Alemania.

A partir de entonces el ‘Pequeño General’, como lo llaman al estratega, no cierra la puerta a una prolongación. Pero este escenario parece poco probable. Holanda deberá encontrar un nuevo entrenador y tendrá un gran trabajo que hacer en los próximos años. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: