Perú define hoy su regreso a la élite

| 15 de Noviembre de 2017 - 00:00

→ El conjunto sudamericano se enfrenta esta noche a Nueva Zelanda, con la ausencia de Paolo Guerrero. Jefferson Farfán y Raúl Ruidíaz son sus referentes ofensivos. La intención es retornar a una cita global después de 36 años.

Perú y Nueva Zelanda disputarán el boleto número 32 para el Mundial de Rusia, cuando se enfrenten esta noche (21:15) en el Estadio Nacional de la capital. Tras empatar sin goles en la ida, los peruanos deberán ganar para regresar a un Mundial después de 36 años.

Sin su figura y máximo artillero Paolo Guerrero, la escuadra ‘inca’ tuvo una deslucida actuación en la ida en Wellington. Ahora, solo una victoria llevará a Perú directo a Rusia 2018. Un empate 0-0 forzaría a tiempos suplementarios y, si todo sigue igual, irían a penales.

El técnico de Perú, el argentino Ricardo Gareca, consciente de esta difícil situación, mandará al campo a un equipo totalmente ofensivo para romper la sólida defensa de los ‘kiwis’.

Los delanteros Jefferson Farfán y Raúl Ruidíaz están disponibles para el arranque. A estos se suman Christian Cueva, Renato Tapia y Édison Flores en el medio campo, quienes aplicarán su acostumbrado juego al ras del piso, que desesperó a su rival en el cotejo de ida.

“Aún nos queda una final más y tenemos que jugárnosla toda para buscar la clasificación al Mundial”, dijo Farfán a la prensa.

Perú tiene que afinar su puntería, la que pareció perder ante la ausencia de Guerrero, quien los colocó en el quinto lugar de la clasificatoria sudamericana. En el duelo de ida fue evidente la falta de capacidad para finalizar.

El ‘Depredador’ fue suspendido 30 días por la FIFA luego de dar positivo en el examen antidopaje tras el duelo con Argentina el 5 de octubre. Sus compañeros esperan que pueda revertir la sanción y, en caso de ganar, le dedicarán el juego a su capitán y goleador.

Con la formación de un equipo sin estrellas, pero sólido y de efectivo juego colectivo, Perú se encuentra en el mejor momento de las últimas tres décadas. La escuadra del Rímac no asiste a un Mundial desde España 1982.

La última repesca que disputó Perú fue en 1985, frente a Chile, donde perdió su opción de llegar a México 86.

Por su parte, la selección de Nueva Zelanda, dirigida por Anthony Hudson, se concentra desde el domingo en un hotel de Lima.

Hudson aseguró que, pese a no ser favoritos, tienen la armas para la clasificación. “No estamos aquí de fiesta o para vacaciones, estamos aquí para ganar simplemente”.

“Con o sin Guerrero, Perú es un equipo muy fuerte. Todo el mundo cree que ellos van a vencer, la presión la tiene el local”, comentó el entrenador estadounidense.

El otro compromiso que decidirá uno de los últimos clasificados será el que protagonizarán hoy (desde las 04:00) Australia y Honduras en Sídney.

En el encuentro de ida igualaron sin goles, por lo que los locales parten con ventaja para el repechaje. (I) 

Últimas noticias