Sábado, 12 Agosto 2017 00:00 ECUADOR

Bomberos de Manta se especializan en rescates en estructuras colapsadas

Las prácticas fueron realizadas en estructuras que afectadas por el terremoto.
Las prácticas fueron realizadas en estructuras que afectadas por el terremoto. Foto: Leiberg Santos / El Telégrafo
Redacción Manabí

La zona cero (Tarqui) fue el lugar elegido para que 30 bomberos de Manta pongan en práctica lo aprendido en el Curso de Rescate de Estructuras Colapsadas Livianas (CRECL), que fue dictado por miembros del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Guayaquil (BCBG).

La capacitación contó con nueve instructores, que trabajaron con 30  bomberos voluntarios y empleados de Manta para que sean parte del grupo USAR (Búsqueda y Rescate Urbano) en el país.

“Hace dos semanas se hizo el mismo curso con los Cuerpos de Bomberos de El Oro; esta capacitación es sumamente importante, sobre todo después de pasar por un terremoto, la intención es que el de Manta tenga su propio equipo y pueda responder ante una emergencia, de una manera oportuna”, destacó Martín Cucalón, jefe del BCBG.

Las prácticas en Tarqui, zona más afectada en Manta por el terremoto, estuvieron basadas en aplicar los sistemas de lenguaje de operaciones que utiliza el Insarag (organismo de las Naciones Unidas que se encarga de temas relacionados con búsqueda y rescate urbano), con el fin de establecer normas internacionales mínimas para los equipos USAR, así como para que los bomberos de Manta estén al tanto de los parámetros internacionales.

El curso —en el que los mantenses aplicaron para una acreditación nacional— estuvo formado por nueve lecciones basadas en operaciones USAR, cumpliendo los protocolos y procedimientos Insarag.

Los cursantes aprendieron a realizar una evaluación en búsquedas y rescates, para ejecutar las operaciones ASR, que se aplican para ver los sectores afectados.

Además, la capacitación incluyó un protocolo a seguir para mandar a grupos a identificar un sitio donde hay personas atrapadas y cuántas son. Los ejercicios se hicieron con pruebas menores a cuatro horas y operaciones completas, de más de seis horas. “Al nosotros trabajar así, estamos pensando como país y así vamos a entendernos hablando el mismo idioma en temas de rescates de estructuras colapsadas”, expresó Cristian Bautista, teniente de Operaciones del grupo USAR liviano, y   uno de los instructores.

“Se está trabajando juntamente con el personal del Cuerpo de Bomberos de Guayaquil en temas de búsqueda y rescate a nivel liviano, en caso de terremotos o colapsos de estructuras. Nuestro anhelo es ayudar en el país a otras localidades que puedan sufrir daños como los que tuvimos por la tragedia del 16 de abril”, comentó Johnny Cedeño, mayor del CBM, quien se capacitó en este curso.

Sofonías Rezabala, jefe del Cuerpo de Bomberos de Manta, destacó la importancia del curso y acotó que “después del terremoto, estamos más que preparados para este tipo de situaciones”.

En su visita a Manabí, Cucalón también se reunió con los jefes de Bomberos de la provincia para tratar tareas de la recaudación de los impuestos a favor de los bomberos, tema que ya fue tratado en la Asamblea Nacional.

“Soy jefe de la segunda zona, que incluye a Manabí, donde conversamos sobre varios temas, entre ellos la reforma al Artículo 32 de la ley eléctrica, que se trata sobre la recaudación de los impuestos, y el otro es el problema que tenemos en el futuro con los bomberos”, destacó Cucalón. (I)

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Google Adsense

 

Twitter ET